Por las condiciones climáticas en esta cosecha 2017 se obtuvo muy buena calidad y cantidad de granos en el Valle de Cafayate. Los días nublados mejoraron la calidad en los tintos y la sanidad en los blancos. El varietal destacado este año es el Malbec.


El Porvenir de Cafayate, bodega de familia, anuncia  una cosecha de condiciones óptimas. En términos generales hubo más cantidad de uva cosechada en el Valle y su calidad supera a la cosecha 2016. En las uvas tintas el Malbec se destaca por su buen color, frescura e intensidad aromática,  y  en las blancas el Torrontés tuvo una excelente sanidad debido al clima seco.

El equipo técnico de la bodega, liderado por el Enólogo Paco Puga y el Ing. Agrónomo Santiago Bugallo, analizó la vendimia 2017: “Durante enero y febrero estuvo más nublado y hubo un total de 160 mm de precipitaciones –un poco más que el año pasado – esto ocasionó  una madurez más lenta y armónica. Cada variedad fue evolucionando a su propio ritmo, lo que nos permitió buscar el momento de cosecha óptimo de cada varietal y de cada finca.”

De las variedades cultivadas los especialistas destacan por su excepcional maduración al Malbec: “La calidad que se obtuvo es impresionante. Las uvas tienen mucha intensidad aromática, color y notas a frutas oscuras y frescas. Al pasar los años las vides están más equilibradas y eso se nota en la calidad”.

El Malbec es una de las cepas que la bodega investiga su evolución en la zona plantándolo en diferentes suelos y alturas: “Este año lo cosechamos separando la producción obtenida de las partes más soleadas dentro de la quebrada, y estas uvas se fermentaron en los nuevos huevos de cemento. Así estamos vinificando por un lado las uvas con sol y por otro, las que crecieron a la sombra, para ver el efecto del clima en este varietal. Además, vamos a poder comparar por primera vez este Malbec -ubicado a 1850 metros del nivel del mar- con otros Malbec del resto de las fincas”-adelanta Paco Puga, enólogo de esta prestigiosa bodega salteña que se ha trazado el objetivo de investigar las diferentes expresiones de su terruño.

En cuanto al Torrontés, una de las variedades emblemáticas de Cafayate, tuvo una muy buena performance. “Los años secos siempre dan torrontés muy  expresivos, de muy buena acidez y frescura” –explica  Santiago Bugallo, Ing. Agrónomo de la bodega y agrega: “Estamos cosechando la uva en tres momentos diferentes para lograr complejidad, distintos niveles aromáticos  y de alcohol.”

Por su parte, una variedad novedosa como el Tannat, que se expresa muy bien en el terruño salteño,  muestra una fruta fresca, muy  buena intensidad y notas especiadas típicas del varietal. Esta uva se fermentó también en huevos de cemento por lo que la bodega podrá a futuro comparar ese Tannat que proviene de viñas de 10 años con otro de viñas de más de 65 años.

La bodega -que elabora escasas partidas de vinos de alta calidad- cuenta con 90 has de viñedos propios a 1.850 msnm, ubicados en el Valle de Cafayate, un terroir único por su clima extremo y su marcada amplitud térmica, consecuencia de la altura.

Desde hace algunos años, El Porvenir de Cafayate viene realizando -junto al reconocido enólogo americano Paul Hobbs- estudios de suelos con geólogos, y calicatas en cada una de las fincas con el objetivo de conocer en profundidad las cualidades de los diferentes suelos. Con este conocimiento, la bodega logró identificar los suelos más pobres y con más piedra con el fin de adelantar allí la cosecha, dado que son los primeros en madurar, y también pudo sectorizar -dentro de una misma parcela- los diferentes momentos de cosecha.

“Esta ha sido una excelente cosecha. Estamos muy contentos con los resultados y con el trabajo del equipo que lideran Paco y Santiago. Estoy segura que vamos a poder mostrar cada vez mejor el terroir único de Cafayate con vinos que realmente reflejen el lugar de donde provienen, la influencia de la altura, la montaña y los suelos.” – expresa  Lucía Romero Marcuzzi, Directora de El Porvenir de Cafayate y agrega: “Creemos que para el desarrollo futuro de nuestra región es clave estudiar y conocer más sobre nuestros suelos y por eso seguiremos elaborando y comparando varietales de las diferentes fincas y sumando nuevas variedades como un Bonarda plantado en el sur del Valle y un Cabernet Sauvignon que será cosechado bastante más temprano que lo habitual para ver sus cualidades”.

En línea con esta búsqueda de calidad la bodega inició en 2016 un plan de inversión en infraestructura por el cual incrementó su capacidad de producción. Así El Porvenir de Cafayate incorporó los novedosos huevos y piletas de cemento destinados a investigación y desarrollo de nuevos vinos, reafirmando el espíritu de innovación e investigación que caracteriza a esta prestigiosa bodega salteña.

¿Querés enterarte al instante en tu smartphone?
Seguinos en nuestro canal de Telegram: https://t.me/todoenunclick

También podes seguirnos en:

Twitter: @todoenunclick
Instagram: @todoenunclik
Facebook: https://www.facebook.com/todoenunclick/