Por: Mauricio Sepulveda, head of Business Development PayPal Latin America

Enviar dinero desde el extranjero para ayudar a la familia es una costumbre antigua que se comercializó en el siglo 19. En Latín se conoce como remissa, en español remesa, y aunque significa enviar algo desde un lugar hacia otro diferente, en nuestros tiempos esta práctica se asocia más con enviar dinero.

Economistas y sociólogos coinciden en que el envío de remesas ya no solamente beneficia a las familias que reciben el dinero para atender obligaciones o necesidades económicas, sino que también se ha convertido en una fuente de ingreso para las economías de muchos países.

Los más recientes estudios de Diálogo Interamericano y del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA) coinciden en que las remesas hacia América Latina han aumentado notablemente en los últimos años. En el 2016 por ejemplo hubo un aumento de 8 por ciento que totalizó $69,397 millones. Ese fue uno de los datos más relevantes presentados por Manuel Orozco durante la Conferencia Internacional de Transferencia de Dinero, en inglés IMTC, celebrada a mediados de marzo en Guatemala.

El aumento, ampliamente difundido por la prensa, se reflejó en alzas simultáneas de remesas recibidas en México, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Paraguay y Guatemala, durante el 2016.

Otro dato sumamente importante que surge de la industria de remesas es el aumento, lento pero sostenido, en el uso del teléfono móvil y la computadora para enviar dinero a Latinoamérica. Aunque los bancos y casas de remesas son los preferidos a la hora de enviar dinero, sobretodo en efectivo, el futuro luce prometedor para el envío de remesas por medio de teléfono móvil e internet, concluye el informe de The Dialogue Leadership for the Americas.

De hecho el año pasado hubo un aumento de 10 por ciento en las remesas tramitadas vía internet y teléfono móvil, que totalizó $2,600 millones, resaltó Manuel Orozco a los periodistas que asistieron a la conferencia.

En realidad se trata de un aumento tímido, cuando se compara con los $ 29,000 millones enviados en efectivo a Latinoamérica desde bancos y negocios especializados en remesas localizados en Estados Unidos, España y Latinoamérica. Ello explica por qué en una encuesta realizada en el 2016 por Diálogo Interamericano a 1000 inmigrantes latinoamericanos que viven en Estados Unidos, solo el 7 por ciento envió dinero a los suyos por medio del teléfono móvil versus 3 por ciento en el 2010.

No obstante, la tendencia moderna de usar con más frecuencia la tecnología asegura una mayor utilización de plataformas y aplicaciones para enviar remesas. Pero antes hay que superar varios obstáculos, como poseer en primer lugar un teléfono móvil inteligente, una cuenta bancaria, familiarizarse con las aplicaciones y estar dispuesto a sacarle el máximo provecho a esta opción.

Al menos las encuestas indican que entre los migrantes que envían remesas el 42 por ciento estaría inclinado a hacer la transición hacia el teléfono móvil, en un futuro cercano lo cual es alentador.

En términos generales, hasta hoy el 15 por ciento del envío de remesas es digital, de acuerdo con los datos presentados por Orozco. Este método tiene la particularidad de que es usado con más frecuencia por lo cómodo, porque no se trata de manejar dinero en efectivo, y además porque en promedio las cantidades enviadas son mucho más altas que el método tradicional.
Otro beneficio del envío de remesas por medio del teléfono móvil o internet es que facilita que quien reciba el dinero opte por desarrollar el hábito de ahorrar. De hecho, expertos recomiendan ahorrar entre el 10 y el 15 por ciento del dinero que se recibe en remesas.

Por las razones expuestas, los expertos de la industria de envío de remesas coinciden en que este sector será mucho más competitivo y requerirá de mayor innovación para hacer más cómoda y segura la experiencia de enviar dinero por medio del teléfono móvil o del internet.

Las proyecciones apuntan a un aumento continuo de envíos de remesas por medio del móvil, y los inversionistas así lo reconocen; por eso hoy hay variedad de plataformas y negocios especializados en envío de remesas. Aplicaciones como Xoom, compañía del grupo PayPal, TransferWise, WesternUnion y MoneyGram son algunas de las plataformas existentes para enviar dinero. Xoom de PayPal tiene la ventaja de que es 100 por ciento digital, mientras WesternUnion realiza el 25 por ciento de sus envíos de manera digital y MoneyGram un 23 por ciento, según el informe The Dialogue Leadership for the Americas.
Ciertamente, por su comodidad y costo, el envío de remesas a través del teléfono móvil o internet tiene el potencial de superar en preferencia el proceso tradicional de acudir a un local a tramitar el envío de dinero en efectivo.

¿Querés enterarte al instante en tu smartphone?
Seguinos en nuestro canal de Telegram: https://t.me/todoenunclick

También podes seguirnos en:

Twitter: @todoenunclick
Instagram: @todoenunclik
Facebook: https://www.facebook.com/todoenunclick/