Inicio Empresas y Negocios ADIMRA expresa su preocupación por las trabas aduaneras impuestas por Brasil en...

ADIMRA expresa su preocupación por las trabas aduaneras impuestas por Brasil en el comercio de autos

La Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA) desea expresar su profunda preocupación por las recientes medidas impuestas por Brasil orientadas a restringir el ingreso de autos fabricados por la Argentina en el mercado brasileño.

La entidad considera que la implementación de la medida genera un grave prejuicio en el comercio bilateral entre ambos países y conlleva el desaliento de las inversiones del sector automotriz en la región, generando efectos indeseables en los niveles de producción y empleo de cada una de las economías. La medida no sólo afecta a la industria automotriz, sino también a aquellos sectores que forman parte de su cadena productiva, donde el sector autopartista y otros rubros metalúrgicos afines están altamente involucrados.

A diferencia de las licencias no automáticas instrumentadas en el primer trimestre del año por la Ministra de Industria, la Lic. Débora Giorgi, las cuales se encuentran en el marco de los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y cuyo objetivo es resguardar la industria local en sectores donde existe capacidad de satisfacer la demanda en forma eficiente, las recientes trabas impuestas por su par brasileño, el Lic. Fernando Pimentel, afectan particularmente a la Argentina y profundizan aún más los desequilibrios que existen en el intercambio comercial entre ambos países.

Lejos de existir un reciente deterioro de los flujos comerciales de Brasil hacia la Argentina que justifique una medida de tales características y magnitud, los últimos datos del comercio bilateral entre ambos países indican que las compras argentinas han crecido en el primer trimestre del año un 33 por ciento con respecto al mismo período del 2010, alcanzando un total de u$s 4.700 millones y generando un saldo positivo comercial favorable para Brasil de u$s 730 millones, superior en un 35% al registrado en los tres primeros meses del 2010. Más aún, cabe decir que nuestro país es el principal comprador de productos industriales brasileños, cuyas compras le han significado a Brasil en el último año el ingreso de divisas por u$s 16.200 millones.