Inicio Empresas y Negocios Ante el freno de la actividad, los bancos argentinos enfrentan tiempos de...

Ante el freno de la actividad, los bancos argentinos enfrentan tiempos de ajuste

El último Informe de bancos que elabora el Banco Central, expresa que el sistema financiero continúa presentando una desaceleración en el ritmo de crecimiento de sus niveles de intermediación, en tanto que la morosidad de las financiaciones a familias y empresas continúa en aumento, con el consiguiente impacto en la rentabilidad del sector.

Dicho informe agrega que en el comienzo del segundo trimestre de 2009 el volumen de depósitos aumentó $4.400 millones, es decir un 1,8% frente a marzo y un 10,2% respecto de igual mes del año anterior. De ese total, los depósitos totales del sector privado sumaron $2.750 millones y los del sector público otros $1.550 millones.

El aumento mensual de las colocaciones del sector privado no financiero se basó en un incremento de las imposiciones a la vista, que aumentaron un 2,6% y en mucho menor medida por las realizadas a plazo, que apenas sumaron un 0,5%.

Las colocaciones en pesos crecieron $1.700 millones impulsadas por las cuentas a la vista, en un contexto en el que tasas de interés de plazo fijo del sector privado en pesos aumentaron levemente.

Las imposiciones en moneda extranjera se expandieron u$s260 millones ó $1.050 millones en el mes, acumulando un incremento de 57,5% anual en el primer cuatrimestre de 2009, significativamente por encima de lo verificado para estas colocaciones en años previos.

Como consecuencia de ello, el incremento anual de los depósitos del sector privado y de los créditos a este sector resulta menor que el registrado en períodos anteriores.

Ante la marcada reducción de la expansión del crédito, las entidades financieras incrementaron sus tenencias de Lebac y Nobac, con el objetivo de obtener algún grado de rentabilidad.

Los créditos también se frenaron
El informe de la autoridad monetaria es muy contundente al respecto, ya que expresa que “los créditos al sector privado crecieron apenas $400 millones en abril, cifra que implica un crecimiento de apenas el 0,3% respecto de marzo”.

En este contexto de magro crecimiento, sólo se destaca el dinamismo de los adelantos y de las líneas al consumo (personales y tarjetas de crédito), mientras que los documentos y las financiaciones mediante leasing se redujeron a lo largo del mes. En forma paralela, los créditos con garantía real disminuyeron principalmente por el comportamiento de los préstamos prendarios.

Medido en términos anuales, el ritmo de expansión del crédito al sector privado se ubica en 12% en el mes, 4 puntos porcentuales por debajo del registro de marzo y 31 puntos porcentuales menos que en abril de 2008.

El crecimiento mensual del crédito a las familias y a las empresas es explicado principalmente por los bancos privados extranjeros y, en menor medida, por los bancos públicos.

En el último año las entidades financieras oficiales ganaron participación en el stock total de las financiaciones al sector privado en detrimento de los bancos privados (tanto nacionales como extranjeros) y de las entidades no financieras.

A lo largo de 2009 el crédito al sector privado es principalmente impulsado por el financiamiento al sector corporativo, con una leve caída del crédito a las familias.

En un contexto de desaceleración generalizada entre tramos crediticios, las financiaciones de mayor tamaño relativo (más de $5 millones) presentaron el crecimiento interanual más destacado, mientras que el tramo micro (hasta $50.000) es el único que retrocede.

La menor demanda desinfla ciertas tasas
Las tasas de interés de los adelantos y de los créditos hipotecarios mostraron caídas, mientras que las de los préstamos prendarios, personales, documentos y tarjetas recorrieron el camino inverso.

Si bien las tasas de interés activas son superiores a las registradas un año atrás, en el caso de las correspondientes a los préstamos prendarios, personales, adelantos y documentos se encuentran por debajo de los niveles observados en los últimos meses.

El riesgo de crédito avanza sin pausa
En los últimos meses se observa un notable avance del riesgo de crédito del sector privado enfrenado por los bancos, si bien se mantiene en niveles moderados.

La calidad de las financiaciones al sector privado se viene deteriorando desde octubre de 2008, llegando el ratio de irregularidad a 3,7%, luego de alcanzar un mínimo de 2,8% en septiembre.

Los créditos otorgados a las familias, especialmente aquellos destinados al consumo, fueron los que impulsaron el incremento de la irregularidad durante los últimos meses.

La morosidad de las familias se ubica en 5,1% de las financiaciones, acumulando un aumento de 0,7 puntos porcentuales en lo que va del año. El incremento de la irregularidad de los hogares viene siendo impulsado por las líneas de crédito al consumo.

El sector corporativo registró un aumento de 0,2 puntos porcentuales hasta 2,4% de las financiaciones. Todos los segmentos de la actividad productiva verificaron un deterioro en su desempeño crediticio, principalmente las empresas prestadoras de servicios y las comerciales, con subas mensuales de 0,8 p.p. y 0,5 p.p. en su irregularidad, respectivamente.

El sector de servicios acumula un incremento anual de 0,9 p.p. en su ratio de irregularidad hasta 3,2% y el comercio observa un aumento de 1 p.p. hasta 3,1%.

Las financiaciones de mayor monto relativo son las que tuvieron peor desempeño en el mes, aunque presentan la menor morosidad relativa. El tramo de más de $5 millones evidenció un incremento mensual de 0,4 p.p. en su ratio de irregularidad hasta 1,6% de las financiaciones.

Dado que es el tramo con mayor participación dentro del crédito al sector corporativo, este aumento explica principalmente el deterioro observado en la calidad del financiamiento a empresas.

Menor intermediación junto a mayor mora llevan a menores resultados
Las ganancias de los bancos en los primeros cuatro meses del año resultan inferiores a las de igual período de 2008. En el cuatrimestre se devengaron mayores egresos en conceptos de gastos administrativos y cargos por incobrabilidad respecto de igual período del año anterior.

Como consecuencia de la caída de los resultados pero en especial por el menor nivel de actividad, el empleo en el sistema financiero evidencia una leve caída con respecto a los niveles del año pasado, tras 4 años de sostenido incremento.

La nómina de trabajadores para el conjunto de las entidades financieras privadas condujo la leve reducción del empleo en los últimos meses, siendo el grupo de entidades que presentó el mayor dinamismo en los últimos años tras el impacto que observaron en la crisis de 2001-2002.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?