Inicio Salud y Belleza Aspirina® de Bayer cumple 110 años

Aspirina® de Bayer cumple 110 años

El ácido acetilsalicílico (AAS), principio activo conocido comúnmente con el nombre de aspirina, se comercializó por primera vez en 1899. En ese entonces las opciones médicas eran limitadas y aún quedaban más de dos décadas para que se descubrieran la insulina y la penicilina. Pues bien, el legado de Aspirina de Bayer se remonta precisamente a ese año.

La Aspirina celebra su 110º aniversario en el mercado y sus beneficios comprobados científica y clínicamente abarcan desde el alivio del dolor – dolor de cabeza, dolores musculares, dolores articulares – y la reducción de la fiebre, hasta la prevención de enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio o los ataques cerebrovasculares.

Actualmente, continúan investigándose nuevos usos potenciales de la aspirina y lo más sorprendente es que, a 110 años de su lanzamiento, continúa a la vanguardia de los avances médicos.

Aspirina año por año

1899: Bayer registra el nombre de Aspirina.

1900: Aspirina es fabricada primero en polvo y luego es el primer medicamento producido en comprimidos para garantizar una dosis constante: fue uno de los primeros medicamentos de todo el mundo en venderse con esa presentación de modo normalizado y con una calidad uniforme. Por otra parte, con la cruz de Bayer estampada en los comprimidos se buscaba una protección contra falsificaciones.

1952: el Libro Guinness de los Récords certifica que Aspirina es el analgésico más consumido en el mundo.

1982: Sir John Vane gana el Premio Nobel por sus investigaciones relacionadas con aspirina. En 1971 el científico británico descubrió que el principio activo de Aspirina inhibe la producción de prostaglandinas (sustancias transmisoras del dolor) por el organismo. Once años después recibió por ello el premio Nobel.

1989: Se publica el primer gran estudio que prueba que Aspirina reduce riesgos cardiovasculares.

1999: Se celebran los primeros cien años de Aspirina, que es incorporada ese año al Salón de la Fama en el Museo Smithsonian Museum de Washington DC.

2002: Se publican tres mil quinientos estudios médicos en promedio cada año que confirman las acciones clásicas de Aspirina y se descubren nuevas potencialidades terapéuticas.

2003: La OMS (Organización Mundial de la Salud) clasifica a Aspirina como “medicamento esencial”.

2005: Se celebra el International Aspirin Award (Premio Internacional Aspirina) en Lisboa, Portugal, y se galardona al científico británico Dr. Gilroy y col. por descubrir un nuevo mecanismo de acción de la aspirina con relación a su efecto antiinflamatorio, desconocido hasta el momento.

2009: Aspirina de Bayer cumple 110 años y continua siendo objeto de numerosos estudios que han permitido revelar nuevos usos de este fármaco centenario que, en la actualidad, sigue a la vanguardia de los avances médicos.

Sabías que…?

* Hace 110 años, en el mes de marzo del año 1899, Bayer inscribió el analgésico Aspirina – con el acido acetilsalicílico como principio activo – en el registro de marcas de la Oficina Imperial de Patentes de Berlín.

* La palabra “aspirina” surge del prefijo griego a (que significa “sin”) y el nombre de la spiraea ulmaria, a partir de cuyas flores se obtiene el ácido acetilsalicílico. Entonces, esta palabra designa el producto sintético fabricado sin el uso de dicha planta.

* La aspirina llegó hasta la luna. No sólo ha triunfado en todo el planeta, sino también a 400.000 kilómetros de éste como parte del botiquín de todas las naves espaciales Apolo enviadas por la NASA a la Luna, tanto en las misiones que orbitaron el satélite en 1968 y 1969 como en las siete que llegaron a alunizar, entre 1969 y 1972 (Apolo 11 – Apolo 17). El Dr. Charles Berry, entonces director médico de la agencia espacial estadounidense, afirmó: «Seguro que Aspirina se seguirá utilizando como medicamento de referencia por toda la eternidad».

* La aspirina ha tenido lugar incluso en la literatura. Por ejemplo, Gabriel García Marquez escribía en Crónica de una muerte anunciada: “La había despertado cuando trataba de encontrar a tientas una aspirina en el botiquín del baño. Ramón Gómez de la Serna escribía en Grueguerías “La luna es la pastilla de Aspirina que de vez en cuando…” Se hace mención de la aspirina en unos 100 libros.
Cita bibliográfica: “La vida del hombre medio es hoy más fácil cómoda y segura que la del más poderoso en otro tiempo. ¿Qué importa no ser más rico que otros si el mundo lo es y le proporciona magníficos caminos, ferrocarriles, telégrafos, hoteles, seguridad corporal y aspirina?…” José Ortega y Gasset, La rebelión de las masas, 1930.

* El célebre creador y director de cine Woody Allen escribió en 1969 la obra “Aspirina para dos”, rememorando un diálogo de la película “Casablanca” entre Humphrey Bogart e Ingrid Bergman.

* El cantante Juan Luis Guerra en dos de sus más populares canciones nombra a Aspirina: “me sube la bilirrubina… y no lo quita ni la Aspirina…”, y en su más reciente CD “No es lo mismo ni es igual”, canta: “no le cambien el color a la Aspirina”.

En su tiempo, el gran tenor Enrico Caruso clamaba por Aspirina para aliviar los dolores de cabeza que lo atormentaban.

* La palabra Aspirina se convirtió en sustantivo en 1936, cuando fue aceptada por la Real Academia Española de la lengua y dice: “cuerpo blanco cristalizado en agujas y muy poco soluble en agua…”

* El nombre del equipo de fútbol Bayer Leverkusen se debe a la empresa farmacéutica Bayer.

* Los indios norteamericanos que mascaban corteza de sauce para combatir el dolor de muelas no sabían que dicha corteza contiene ácido salicílico (que precisamente viene de salix, nombre latino del sauce), ni conocían el modo en que el ácido salicílico actúa sobre el organismo. Sólo sabían que masticándola se aliviaban ciertas dolencias.

* Este medicamento centenario ha sido citado muchas veces como ejemplo del espíritu inventivo alemán: «En Alemania se construyó el primer automóvil, se inventó la computadora y se desarrolló la Aspirina». (Angela Merkel, Canciller alemán, en su discurso de investidura del 30-11-2005) «Los éxitos alemanes abarcan toda la variedad de la vida humana. Desde la filosofía, la música o la literatura hasta el descubrimiento de los rayos X o la producción en masa de Aspirina». (Isabel II de Inglaterra, con ocasión de una visita de Estado del Presidente alemán Richard von Weizsäcker en 1986).

* Un truco para prolongar la vida de las flores cortadas es añadir Aspirina al agua para que no se marchiten tan deprisa. El efecto se debe al ácido salicílico, que desempeña un papel importante en los mecanismos de defensa de las plantas como sustancia transmisora.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?