Inicio Motores BMW sorprende con un prototipo de i8 movido por hidrógeno

BMW sorprende con un prototipo de i8 movido por hidrógeno

Compartir

En sus Innovation Days, donde BMW presenta varios prototipos e ideas de movilidad de futuro, este año la marca ha presentados prototipos de vehículo movidos por hidrógeno. No es novedad en BMW pero sí es novedad el BMW i8 movido por hidrógeno que llega este año, un laboratorio de pruebas rodante con un aspecto más propio de Mad Max que de la vida real.

Lo interesante no es tanto su aspecto, que lo es. Sobre la base de un i8 BMW ha trabajado en su aerodinámica, llevada al extremo para aumentar al máximo la eficiencia. Así, el frontal es completamente nuevo, incluso con más tomas de aire que el modelo de serie y con unos faros nuevos. La pintura mate ayuda a crear ese aspecto tan siniestro como tecnológico.

bmw-i8-hidrogeno-3-e1435834189129Atrás es donde más sorpresas vemos, y es que el trabajo de aerodinámica con los alerones integrados en los pilotos del modelo de serie desaparece. Aquí la cola se alarga y se corta abruptamente mostrando multitud de salidas de aire. Para finalizar con el aspecto, las llantas se semi carenan para reducir la fricción.

Pero lo interesante, como decíamos, es lo que se aloja en su interior. Adiós a la configuración de motores eléctricos/motor de gasolina, este BMW i8 monta ahora un sistema de pila de combustible que, gracias al hidrógeno, hace funcionar un motor eléctrico que empuja en eje trasero. BMW está desarrollando este prototipo junto a Toyota, que ya tiene su Mirai, también de hidrógeno, en el mercado.

bmw-i8-hidrogeno-1-e1435834246499La célula de combustible, que remplaza en esta ocasión al motor 1.5 triclíndrico del modelo de serie, es más compacta que el motor en cuestión, y es capaz de generar electricidad para mover el motor eléctrico. El hidrógeno y el oxígeno crean una reacción que genera esa electricidad y crea como único residuo vapor de agua.

Esta célula envía la electricidad al motor eléctrico, pero también a una batería para almacenar la electricidad sobrante. El motor eléctrico situado en el eje trasero produce 245 caballos de potencia, por lo que es un coche menos potente que el i8 de serie. El depósito de hidrógeno se coloca entre el eje delantero y el trasero, pero BMW investiga sobre la colocación de un segundo depósito de baja presión.

Además de este i8 de hidrógeno, BMW ha presentado su Serie 5 Gran Turismo de hidrógeno con una configuración similar, una célula de combustible que genera electricidad a través de la reacción del hidrógeno y el oxígeno y un motor eléctrico. Ambos coches, por tanto, se configuran como propulsados por energía eléctrica, no ejerciendo de propulsor la pila de combustible en ningún momento.  .