Inicio Empresas y Negocios Cada vez es más caro comprar en cuotas

Cada vez es más caro comprar en cuotas

Los inquietos consumidores que deambulan por las góndolas de las cadenas de electrodomésticos o de los supermercados van a tener que caminar un poco más. Y lo que es peor, pese a que sean constantes caminantes es posible que ya no encuentren el precio con el que esperaban toparse.

¿Qué sucedió? Dos cosas. Por un lado, el crecimiento de la demanda -gracias a la mayor liquidez que hay en la plaza- impulsó hacia arriba los precios de algunos productos.

Pero por sobre todo se ha encarecido el crédito. Dicho de otra forma: comprar un bien en cuotas será más caro y, además, la cantidad de pagos mensuales que se habilitarán serán menores.

A los números. “La semana pasada se colocó un fideicomiso financiero del grupo Megatone y se colocó a un 25% de interés con una duration de seis meses. Pero lo llamativo era que hace 45 días una colocación de ese tipo pagaba un interés de un 10,5 por ciento”, dijo Mario Kenny, abogado especialista en fideicomisos del estudio Nicholson & Cano.

La tasa de interés que se paga por las colocaciones de estos instrumentos de financiamiento son un termómetro importante porque es lo que el mercado estima que necesita para ganarle a la inflación.

“Esta semana hubo dos colocaciones. Una fue de Garbarino y se pagó un 25% para un instrumento de seis meses. Pero hubo uno, de Columbia, que llevó un poco de tranquilidad al mercado ya que se colocó a un 21%. Y como era una colocación a nueve meses, se especulaba con que podía ser una tasa mayor”, agregó.

Por ahora, los minoristas han podido absorber los costos más altos de la financiación, ya que los consumidores se muestran dispuestos a pagar un poco más por el financiamiento.

Santiago Gallicchio, economista de la consultora Exante, dijo que el mercado había interiorizado una inflación de por lo menos un 20 por ciento anual.

“Hasta estos días lo que había era una sensación de que la inflación era una cosa pasajera. Pero la semana pasada, hubo mucho debate en los comités ejecutivos de los bancos. Se asumió que estamos frente a un contexto de alta inflación”, dijo el economista.

Según su visión, “en términos financieros no se había hecho carne un contexto de un período largo de alta inflación”.

La City porteña se convirtió en un lugar donde el debate pasaba por empezar a descubrir que las tasas de interés para financiarse habían cambiado. “Se ha subido un escalón en materia de tasas de interés. Y la sensación es que no volverán a bajar en el corto plazo”, agregó.

Los bancos retocaron entonces sus pizarras, y las cadenas de electrodomésticos más importantes se pusieron alertas.

“Hay algunos productos que se venden con convenios entre el comercio minorista, el banco y el fabricante, por ejemplo, las computadoras a 50 cuotas en pesos. Por ahora eso está vigente pero no sabemos hasta cuándo”, comentaron en una de las cadenas.

Otro operador minorista dijo que los convenios que tienen con las tarjetas de crédito para financiar sin interés en tres, seis y 12 cuotas, en algunos casos, aún están vigentes. “Lo que pasa es que esos acuerdos son mensuales. Ahora hay que ver cuando llegue fin de mes. Veremos si vuelven a ponerse en vigencia o no”, dijo otra fuente de una importante cadena de electrodomésticos.

Las causas de las subas están condimentadas. Es importante el contexto internacional, pero a no olvidarse de la elección presidencial, que siempre generan incertidumbre.