Inicio Empresas y Negocios Claves para una deco “vendedora”

Claves para una deco “vendedora”

Por: Liliana Mestanza, Design Team, Fontenla

Descubrir el modo de preparar una casa para impresionar a posibles compradores es clave, sobre todo teniendo en cuenta que es difícil vender propiedades usadas más aun en época de crisis.

La mejor forma de empezar a decorar la casa para una venta es imaginar que se está diseñando el escenario para una obra de teatro. Todo debe estar en su sitio, perfectamente ordenado y dispuesto de un modo confortable.

Con ideas sencillas se puede transformar una casa para lograr una venta rápida y conseguir el mejor precio posible:

1. Darle a la casa un aspecto ventilado y espacioso, quitando los cubrecamas o alfombras, eliminando el desorden y accesorios familiares y reduciendo el mobiliario a un mínimo.

2. Planificar la preparación y decoración de todas las dependencias de la casa, una en una. Eliminar todo lo que sea personal, viejo o esté estropeado o muy lleno. Limpiar todas las superficies a fondo y, a continuación, volver a colocar sólo las piezas que tengan un aspecto fabuloso.

3. Si no tiene baulera, puede pedir prestado el garaje de un amigo y guardar allí las cajas llenas de libros, equipos deportivos, adornos de fiestas, ropa de otras temporadas, juguetes, zapatos, vajillas e incluso muebles que sobran. Guardar en este almacén temporal todo sus objetos personales, fotos familiares, objetos religiosos, los dibujos de los niños, etc. Así, no solo adelantará de cara a su próxima mudanza, sino que logrará despejar grandes zonas de la casa y de los armarios.

4. Hacer una lista de objetos que haya que reparar. Buscar defectos evidentes, habitación por habitación, a los que están ya acostumbrados pero que pueden estropear el aspecto general. Por ejemplo, la falta de algún tirador de una puerta, una bombita de luz fundida, manchas en las paredes, una puerta de armario que no encaja bien… Si no puede resolverlo por su cuenta, es aconsejable contratar los servicios de una persona que realice todos los pequeños arreglos que detecta.

5. Reorganizar los muebles para que el ambiente no esté cargado y los más nuevos causen el máximo impacto. Es importante crear un ambiente espacioso, con canales de comunicación entre las dependencias fluidas.

Encender las luces porque las zonas oscuras no invitan a entrar.

Debemos tener máxima iluminación, con las persianas bien subidas, las cortinas corridas y cuanta más luces interiores mejor. Antes de abrir la puerta a los posibles compradores, encender todas las luces y lámparas, aunque sea de día.

6. Crear una entrada acogedora, las primeras impresiones son muy importantes. Invertir tiempo y, si es preciso, dinero en acondicionar el porche y la puerta principal. Lavar la puerta, y si es necesario, pintarla de nuevo para que brille. Fregar el suelo, reemplazar el pomo si es muy viejo, y adornar la entrada con unas grandes macetas.

7. Tener especial cuidado con el cuarto de baño y la cocina. Ambos sitios deben brillar por su limpieza. Limpiar bien los azulejos, quitar señales de humedad o moho en las juntas, colocar toallas nuevas y no utilizadas en el cuarto de baño, quitar todos los utensilios de la vista en la cocina y despejar ésta y el baño de todos los accesorios en general.

8. Las mascotas pueden distorsionar el proceso de venta. Hay personas que sienten terror o repulsión por los perros, los gatos o incluso los pájaros enjaulados, o que sufren alergias muy molestas cuando están cerca. Si se quiere potenciar al máximo la “ventabilidad” de la casa, es aconsejable tener estas alergias o fobias en cuenta y llevar a los animales a casa de un vecino o un familiar cada vez que se muestre la casa a posibles compradores.

9. Algunos expertos en venta de casas aconsejan que se llene la vivienda en venta con aromas deliciosos para potenciar el sentido de bienestar. Si nos gusta cocinar, el olor a pan o galletas recién hechas suele retrotraer a la gente a la infancia y producir sensaciones agradables. Si no, flores frescas también dejan un aroma exquisito, o cestitas de popurrí repartidas por la casa.

10. Preparar rincones que invitan al relax y sosiego. Vender una casa es estresante, pero buscar una casa para comprar también desgasta mucho, y los posibles compradores agradecerán unos toques de paz, orden y cordialidad.

Definitivamente, los compradores siempre se guían por la primera impresión. La apariencia física de la casa, ya sea en su interior o en su exterior, es muy importante. Antes de poner la casa en venta es primordial observar las condiciones: pintar y decorar son dos buenas maneras de que luzca en buen estado para venderla.

El mercado de bienes raíces es muy competitivo, y mientras que algunas personas están desesperadas por comprar una casa en algunos lugares, es importante tener el cuidado necesario para asegurarse de que la casa sea la más atractiva, segura y posible de vender para mostrarla a sus potenciales compradores.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?