Inicio Empresas y Negocios Cómo hacen los que hacen?

Cómo hacen los que hacen?

Aunque siempre el mejor consejo es lo vivido por nosotros mismos (siempre que estemos abiertos al aprendizaje), es bueno poder escuchar consejos de gente que se ha destacado en el mundo de los negocios.

La revista Business 2.0 le preguntó a 50 “mentes brillantes” cómo conseguían el éxito, cómo hacían lo que hacían. El artículo se llama “how to succeed″. Van algunas respuestas a esta pregunta:

Sergey Brin (Cofundador, Google)

Tener éxito desde lo simple

La simplicidad es una tendencia muy importante a la que nos dedicamos. La tecnología tiene la tendencia a convertirse en algo demasiado complejo, pero la simplicidad fue una de las razones por las cuales los individuos gravitaron hacia Google en un principio. Esta complejidad es un tema a resolver por las tecnologías en línea, respecto de los dispositivos, las computadoras, y es algo muy difícil.

El éxito provendrá de lo simple. Miren a Apple, cuán exitosa fue, y qué hace.

Chris DeWolfe (Cofundador, Myspace)

Mantengamos sociales a las redes sociales

Ser honesto respecto de las normas y los valores de tu comunidad es clave. No puedes imponerte a las personas e intentar venderles algo que ellas no quieren.

Este es un buen consejo para los que se dedican a marketing en general, pero especialmente para los sitios del estilo de MySpace que son conducidos por su comunidad. Deben encontrar formas para agregar valor a las vidas de sus miembros y al mismo tiempo actuar en congruencia con la identidad de su marca.

Rachael Ray (Chef, autor y emprendedor)

Convierte tu pasión en un imperio

Debes estar abierto a esas oportunidades tempranas cuando éstas se presentan. Aprovéchalas, ya sea que ganes o no mucho dinero. Durante cinco años hice el programa “30 Minute Meals” (Comidas en treinta minutos) en la televisión local, y durante los primeros dos años no gané un centavo. Después, ganaba USD50 por segmento. Gastaba más en combustible y cuando iba al almacén que eso, pero realmente disfrutaba de hacer el programa y adoraba ir a la casa de un televidente en cada semana. Sabía que lo disfrutaba, entonces seguí adelante a pesar de que me significaba un costo.

También aprendí que no puedes ser todo para todos. En lo que sea que eres exitoso, ese debe ser tu objetivo número 1. En mi caso, es lo accesible. Entonces, todos mis productos deben ser usables, ser accesibles y estar en precio. Los aceites de oliva que estamos desarrollando con Colavita tendrán un precio competitivo respecto de todos los aceites de oliva accesibles. Elegimos estar en los supermercados, no en los negocios de comidas extravagantes, pero es el lugar en donde compra la mayor parte de mi público. Nuestras ollas y sartenes deben tener una base pesada y ser resistentes, pero también accesibles. Decide qué eres y respeta y apégate a eso. Mi marca se basa mucho en la forma en que vivo cotidianamente.

Richard Branson (Fundador y presidente, Virgen Group)

Aprendan a decir que no -incluso si son conocidos por su “sí fácil”-

A veces me cuesta mucho rechazar a otras personas, porque las personas a las que digo que no, son personas a quienes no quiero desalentar. Y debería ser difícil. Decir que no, no debería ser una cosa fácil de hacer, y uno debe ser bueno en ello. Yo solía evitar hacerlo, y me escondía detrás de otras personas y lo delegaba. Ahora bien, si eres el jefe, eso no es correcto.

Recuerdo cuando tenía 15 años y le pedía a Vanesa Redgrave o a James Baldwin que me concedieran una entrevista, y el hecho que se tomaran el tiempo para responder significó mucho para mí. Fue una inspiración. Entonces, responder a los demás es de una importancia extrema, y darles aliento, si eres un líder, también. Y, si de hecho estás rechazando personas, si debes decir que no, en cuanto a un trabajo o un ascenso o a una idea que te proponen, tómate el tiempo para hacerlo tu mismo.

Hace poco, en San Francisco, conocí a dos grandes emprendedores, y me dijeron que ellos también recibían e-mails como este, pero que lo enviaban a la papelera de reciclaje directamente. Ni intentaban responderlos. Les pregunté porqué y me dijeron “El tiempo que dedicamos a responder se podría utilizar para crear algo de valor para nuestra empresa.” Eso puede ser correcto en términos pragmáticos, pero aún así creo que está moralmente mal, y sospecho que lo que está mal moralmente, en última instancia, es malo para el negocio.

Howard Schultz (Presidente, Starbucks)

Anímate a ser un emprendedor social

Las reglas de compromiso en torno a la construcción de una marca cambiaron en forma significativa en los últimos 10 a 15 años. Allí, donde en un momento las empresas podían difundir su mensaje mediante el marketing tradicional, los consumidores ahora buscan una conexión emocional duradera con las empresas de las que son clientes. El cimiento de esa conexión es la característica más importante de la construcción de una marca a nivel mundial: la confianza. Confianza en los tuyos y confianza de tus clientes.

En un principio, intentábamos de todo para superar las expectativas de nuestros clientes. Pero sabíamos que para lograr ese objetivo, primero teníamos que superar las expectativas de nuestro personal. Eso nunca fue tan evidente como en 1990, mientras que aún éramos una empresa que no cotizaba en bolsa y que todavía debía dar resultados positivos. Ese fue el momento en que ofrecimiento cobertura de salud comprensiva para todos nuestros empleados, hasta para los empleados de media jornada. También creímos pasionalmente que nuestra gente debía compartir el éxito de Starbucks mediante una participación en forma de opciones de compra de acciones – a lo que denominamos “acciones en granos” (“bean stock”). Es difícil imaginar defender esos gastos mientras desarrollábamos el negocio. Todo ello no fue un gasto, más bien una inversión.

El crecimiento puede no dejar ver un montón de errores, tiene una cualidad contagiosa que a veces hace difícil ver la necesidad de seguir haciendo inversiones antes de ver la curva de crecimiento. Piensa en las inversiones en tu empresa como una equivalente a la construcción de una torre de 100 pisos. Primero debes establecer cimientos sólidos que soporten el crecimiento futuro.

Chad Hurley (Cofundador, YouTube)

Dale a tu Startup su oportunidad de lucha.

1. Primero, la evaluación. Lanza tu producto o servicio antes de contar con la financiación. Observa cómo responde el público a tu producto antes de tener lista la presentación en PowerPoint y el plan de negocios – cuenta con algo que la gente pueda usar. Avanza desde allí.

2. Busca la respuesta de los demás. Al comenzar a construir el producto, no asumas que conoces todas las respuestas. Escucha a la comunidad y adáptate. Teníamos muchas ideas propias sobre cómo evolucionaría el servicio. Al venir de PayPal y de eBay, veíamos en YouTube una forma poderosa para agregar video a las subastas, pero no vimos a nadie que usara nuestro producto para eso, entonces no agregamos los atributos para posibilitar esa aplicación.

3. Den a los socios lo que piden. Acércate a tus socios comerciales con conceptos que puedan dar vuelta su cabeza e intenta responder a sus necesidades. Un ejemplo interesante es lo que hice con las marcas de música. Con Warner y otras, vimos una oportunidad para proteger los derechos de las marcas y crear un nuevo mercado. Ahora podemos hacer cosas como agregar música a los videos sobre los viajes de las personas. Brinda a los usuarios la libertad para crear y para que lo hagan legalmente.

Anne Mulcahy (Presidenta y CEO, Xerox)

Aférrate a tus valores

Soy lo que llamarían una “condenada a cadena perpetua” en Xerox; hace 30 años que estoy en la empresa.

Empecé a trabajar en la empresa porque me ofrecía una oportunidad para competir en una meritocracia, como vendedora, en un lugar en donde el rendimiento se basa en los hechos – vendes o no vendes. Me quedé porque estaba embelesada con una cultura que contenía una definición de “ciudadanía” muy amplia, que incluía cómo tratabas a tu gente, a tus clientes, a tus proveedores y a las comunidades en donde trabajábamos y vivíamos. No eran sólo palabras. Eran acciones, aún hoy es así. Hace más de 40 años, nuestro fundador, Joe Wilson, enumeró un conjunto de valores centrales que engloban la forma en que nos comprometemos con nuestros empleados y clientes, cómo entregamos valor y cómo nos comportamos. Cada decisión que tomo responde a esos valores.


Fuente: Escuela para Ricos

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?