Inicio Salud y Belleza Cómo prevenir una enfermedad que podría convertirse en la tercera causa de...

Cómo prevenir una enfermedad que podría convertirse en la tercera causa de mortalidad del mundo

El 14 de noviembre es el Día Mundial de la EPOC establecido con el objetivo de promover en todo el mundo una más profunda comprensión de la enfermedad y una mejor atención a los pacientes. Para esto, durante toda la jornada se planifican actividades a cargo de profesionales de la salud y grupos de pacientes de todo el mundo.

Según los cálculos de la OMS correspondientes a 2004, hay 64 millones de enfermos de EPOC mientras que la misma entidad prevé que para 2030 esta dolencia se habrá convertido en la tercera causa más importante de mortalidad en todo el mundo. Los principales factores de riesgo son: el tabaquismo, la contaminación del aire- tanto en espacios cerrados como en el exterior-, y la inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas en lugares de trabajo. Hay que saber que la EPOC afecta de forma importante la calidad de vida de los pacientes, su avance es progresivo y puede conducir a la pérdida de la función pulmonar y reducción de la sobrevida. Si bien se sabe que existen otros factores de riesgo para la EPOC, el cigarrillo se destaca como el mayor responsable de esta enfermedad.

Desde la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) advirtieron que el diagnóstico de EPOC debe ser sospechado siempre que alguna persona presente tos, catarro, disnea y/o antecedentes de exposición a factores de riesgo para la misma. Para detectar la enfermedad es necesario realizar una espirometría, preferentemente después de la administración de medicación broncodilatadora (BD).

Por eso es de vital importancia concurrir al neumonólogo para lograrun diagnóstico correctoy que el profesional le otorgue seguimiento a la enfermedad luego de que está sea diagnosticada. Entre otras estrategias de tratamiento se recomiendan medidas preventivas como el cese del tabaquismo y la vacunación anual contra la gripe así como el tratamiento farmacológico broncodilatador de preferencia por vía inhalada, escalonado según los síntomas y la gravedad de la enfermedad.

Hay que saber que según las cifras que arrojó el estudio PLATINO, que evaluó la prevalencia de la EPOC en 5 ciudades latinoamericanas- México DF, Santiago de Chile, San Pablo, Montevideo y Caracas- y que fueron publicadas por la prestigiosa revista Lancet en 2005, de 5529 individuos encuestados, el 13,7% de las personas fueron diagnosticadas con EPOC, de las cuales sólo el 11,3% tenían un diagnóstico médico previo. Considerando la totalidad de los pacientes con EPOC, sólo la mitad de los fumadores o ex fumadores había recibido consejo antitabáquico y sólo el 24,7% recibió algún tipo de medicación respiratoria. Estos resultados nos hablan de la alta prevalencia de la enfermedad, su elevado subdiagnóstico y el escaso consejo antitabáquico o la prescripción de la medicación adecuada.

Por su parte, la AAMR está abocada en diseñar y llevar adelante un estudio de prevalencia de la EPOC en Argentina para conocer el real estado de la enfermedad en nuestro país. De cara al futuro es necesario:

1- Lograr el reconocimiento de esta enfermedad dentro de los programas sanitarios de los distintos ministerios de Salud tanto a nivel Nacional como los Provinciales (Programa de Enfermedades Obstructivas de la vía aérea: Asma y EPOC).

2- La adecuada difusión por todos los medios posibles de las características de la enfermedad y el reconocimiento del cese del tabaquismo como una de las principales medidas a estimular para que disminuya drásticamente la prevalencia de esta enfermedad.

3- Un Plan de provisión gratuita de medicación broncodilatadora para los pacientes que sufren esta enfermedad y no tienen cobertura médica (actualmente el 41% de la población según datos del Censo de 2010).

Para más información: www.aamr.org.ar