Inicio Empresas y Negocios Cómo Tesla se ha convertido en la marca de moda sin gastar...

Cómo Tesla se ha convertido en la marca de moda sin gastar nada en publicidad

Cómo Tesla se ha convertido en la marca de moda sin gastar nada en publicidad

En redes sociales, es el fabricante de coches con más engagement y alcance, aunque no invierte ni un céntimo en campañas de pago


El interés por los vehículos eléctricos ha crecido en los últimos años, a medida que la concienciación por el impacto que el transporte tiene en el medio ambiente sube y el deseo por ser menos contaminante crece. Entre los vehículos eléctricos, los coches de Tesla se han convertido en los más deseados, en la marca destacada de producto lujoso. Y lo cierto es que el interés que despiertan sus vehículos y el potencial que tiene su marca no está limitado simplemente a que esté vinculado a un producto de moda y con un mercado emergente, sino que, más bien, está asociado al hecho de que Tesla ha sabido convertirse en una marca de moda, una que tiene asociados valores muy positivos y que se ha convertido en un poderoso objeto de deseo para un grupo de consumidores. Los coches de Tesla no destacan por ser coches eléctricos. Lo hacen por ser coches Tesla.

Para conseguirlo, la compañía no ha puesto en marcha una campaña de publicidad. Tesla no se gasta ni un duro en anuncios, aunque eso no implica que no tenga una estrategia de marketing, que no haga comunicación y que no haya logrado posicionarse hábilmente. Tesla no gasta ni un céntimo en publicidad ‘de siempre’ pero sí ha sabido ser capaz de crear una marca poderosa usando nuevas reglas y empleando los nuevos recursos.

“Esto no significa que hagamos las cosas a lo pobre”, reconocía un directivo de la propia Tesla hace unos años en una conferencia sobre marketing, analizando su escaso presupuesto tradicional y el hecho de que se gastasen nada en absoluto en paid media, “sino que sacamos lo máximo posible de lo que hacemos como compañía”.

Tesla intenta que todo lo que se genera y que todo lo que va creciendo lo haga de forma orgánica: así es como se ha convertido en una marca de moda sin gastarse un céntimo en anuncios. La comunidad de seguidores de la marca, muy sólida y muy entregada a sus valores y a sus principios, es la que se encarga de promocionar sus productos y de transmitir sus ideas.

La marca de coches con más engagement
De hecho, las cuentas en redes sociales a Tesla le siguen saliendo muy a cuenta. Como acaba de señalar un estudio, elaborado por BrandTotal, aunque Tesla no paga por campañas en Facebook, Twitter, YouTube o Instagram, la compañía es la que tiene el mejor engagement orgánico en general en redes sociales de todos los fabricantes de automóviles.

Tesla supera ampliamente a Toyota, BMW, Ford, Audi, Honda, Nissan, Infiniti, Lexus, Cadillac o Porsche, las marcas que el estudio analizó (partiendo de su actividad en EEUU y en un arco de 30 días) para concluir quiénes están obteniendo los mejores resultados. Tesla logra superar así a Toyota, la que más invierte en Facebook (que se lleva el 62% de su presupuesto de social media marketing); a Audi, la que más lo hace en YouTube (54%), a Infiniti, la que más lo hace en Instagram (40%), o a BMW, en Twitter (20%).

La mayor parte de la actividad social de Tesla se produce en Instagram. Esta es la red social que se lleva el 55% de su actividad, seguida por Twitter (en la que se suma la propia actividad de su CEO, Elon Musk, en su cuenta personal). En todas estas cuentas, la respuesta es muy elevada y el alcance y engament muy importantes.

Aunque la presencia en redes sociales también les da problemas (Musk ha lastrado a la compañía en bolsa en ocasiones por sus publicaciones en Twitter), es una de las claves que explica por qué logran llegar a las masas y asentar su imagen de marca sin gastar nada en publicidad tradicional.

Saber generar temas de conversación
Por supuesto, aunque Tesla no gaste dinero en publicidad, sí cuenta con una estrategia clara para hacer que hablen de ellos y para convertirse en el mensaje. Suelen hacer lanzamientos y declaraciones que hacen que sea imposible no hablar de ellos y que suelen meterlos en los temas del momento.

Además, sus productos y sus tiendas han estado tradicionalmente en espacios que hacían que su marca fuese visible y que conectaban con el público que buscaba convertirlo en un objeto de deseo. Hace unos años, por ejemplo, uno de sus coches estaba en una de salidas clave de una de las galerías comerciales de Berlín de más alto standing: el vehículo estaba rodeado por ejecutivos de traje que parecían haber hecho una escapada solo para admirarlo y dejar su tarjeta en la urna en la que había que dejarla para que Tesla pudiese contactar con los interesados en el coche.

A eso hay que sumar que Tesla aprovecha otras oportunidades. No hay más que pensar en el lanzamiento de uno de sus vehículos al espacio no hace mucho. Cierto, no era una campaña de pago, pero sí algo que tenía un coste y sobre todo algo que hizo que los coches de Tesla apareciesen en todas las noticias y en todas las conversaciones. El coche era el primero en salir al espacio y el tema se convirtió en la conversación de la jornada en las redes sociales.

Fuente: Puro Marketing