Inicio Empresas y Negocios Cómo tomar decisiones en tiempos de incertidumbre

Cómo tomar decisiones en tiempos de incertidumbre

Por: Lucas Brizuela

La frase “crisis económica” es cada vez más citada en los diarios nacionales e internacionales. El miedo a la recesión, la reaparición de los fantasmas como “el corralito” o esquizofrénicas devaluaciones, y las cicatrices todavía no curadas de pasados momentos críticos vuelven a surgir y a traernos malos recuerdos. No obstante, hay que hacerles frente una vez más. Especialmente cuando se trata de pequeñas organizaciones muy sensibles a los cambios de su entorno.

Independientemente de las consideraciones económicas respecto de la crisis misma, de sus causas, de la calidad cíclica de la economía y otros temas, las organizaciones necesitan tomar medidas para prevenir y actuar pensando en el futuro. Es necesario que cualquier medida a tomar se base en fundamentos razonables y no en miedos superficiales (muchas veces infundados).

Por eso, hay que tener en cuenta algunas sencillas pautas ante potenciales contextos desfavorables y con inesperadas consecuencias:

1) No ver los problemas en términos de soluciones, especialmente cuando de finanzas y estrategia se trata. Esto significa no comenzar el proceso decisorio al revés, pensando en acciones sin pensar en las causas que lo motivan. Primero, consideremos de dónde pueden venir los problemas y por qué surgen, y luego las soluciones.

Las medidas como reducir la plantilla de personal, limitar ascensos, desestructurar unidades de negocios y limitar el crédito a clientes, entre otras, sin una base sólida respecto del impacto del contexto en la organización, pueden tener consecuencias desastrosas y pueden llevar a malas profecías autocumplidas. Pensar en soluciones más que en problemas sólo limita el abanico de alternativas disponibles.

2) Entender el impacto de la situación basándose en los elementos integrantes de la Cruz de Porter. Es importante entender cómo el nuevo escenario (y los potenciales futuros escenarios) puede afectar a nuestros clientes, proveedores, al mercado en general y a la competencia directa y sustituta. A partir de esto, se pueden desarrollar, valiéndose de la herramienta de escenarios futuros, acciones preventivas y, por qué no, encontrar nuevas oportunidades de negocio.

3) Re-evaluar los riesgos de los proyectos de inversión. Si bien en contextos de crisis y recesión se pueden llevar a cabo proyectos de inversión rentables, siempre es conveniente analizar, una vez más, factores como la disponibilidad del financiamiento, la viabilidad del proyecto en contextos negativos y la readecuación del proyecto a la nueva situación por venir.

4) Riesgos de Activos. No siempre un contexto de crisis implica hacerse de toda la caja posible vendiendo todos los activos financieros en cartera (acciones, bonos, derivados, etc). Si bien las inversiones en los mercados de capitales pueden ser desfavorables cuando de activos de renta variable (acciones) se trata, no hay que perder de vista que estos momentos siempre encuentran sus rebotes (véase como ejemplo la evolución del Merval durante fines del 2009 hasta fines del 2010). Por otro lado, hay activos como los bonos, los cuales a menor precio tienen un mejor rendimiento. Finalmente, nunca olvidar la frase del célebre inversor Warren Buffet: “Sea temeroso cuando otros son codiciosos, y sólo codicioso cuando otros son temerosos.”

5) Las personas importan. Transmitir un mensaje de seguridad a las personas que conforman la organización es fundamental. Un mensaje real, no ilusorio y de compromiso, para que las personas puedan conocer cómo se pretende afrontar los potenciales problemas del porvenir y cómo pueden aportar ellas para mantener la estabilidad de la organización (y por ende sus puestos de trabajo). La unión hace la fuerza.

Independientemente de los ítems antes mencionados, es importante recalcar la metodología de análisis previo y no dejarse cegar por los miedos para evitar decisiones erróneas y negativas profecías autocumplidas y así lograr mantener saludable a la organización y a sus personas.


Fuente: Materia Biz

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?