Inicio Empresas y Negocios ¿Cuáles son los beneficios que hoy más valoran los empleados argentinos?

¿Cuáles son los beneficios que hoy más valoran los empleados argentinos?

Compartir

En un año en el que los salarios corren por detrás de la inflación las empresas recurren a todo tipo de herramientas para compensar a sus empleados y, sobre todo, mantenerlos motivados y alineados con el negocio. Sin embargo, muchas veces las acciones que se disparan desde las gerencias de Recursos Humanos no llegan siquiera a los oídos del personal.

Sin ir más lejos, cuando una persona evalúa un cambio de trabajo tiene en cuenta la remuneración y los beneficios que le ofrece el nuevo empleador (una semana adicional de vacaciones, el gimnasio o una jornada más corta los viernes), pero unos meses después, cuando se le pregunta cuál es su paquete de compensación total, sólo menciona el sueldo bruto.

Así, si bien los beneficios funcionan como una buena atracción, una vez que el empleado ingresa a la empresa éstos pierden fuerza, por lo que surge la necesidad de reforzarlos mediante políticas de comunicación y teniendo una escucha activa para poder entender, en este mundo tan dinámico, qué es más atractivo para las distintas generaciones.

Esta falta de conocimiento por parte de los trabajadores quedó plasmada en una encuesta realizada por el sitio de empleos bumeran.com. En el relevamiento, casi la mitad de los encuestados dijo no conocer en su totalidad el paquete de beneficios que le ofrece su empleador.

Tal como muestra el gráfico a continuación, mientras un 18% de los 2.345 sondeados (candidatos entre 18 y 30 años que declaran estar trabajando) aseguró que no conoce los beneficios de su organización, un 29% dijo que está al tanto “parcialmente”.

Al respecto, la gerente general de bumeran.com, Inés Rodríguez, reconoció que les llamó la atención que “haya tanto esfuerzo por parte de Recursos Humanos en pensar y generar beneficios que les sean atractivos a los distintos targets generacionales y que por otro lado no le pongan la misma intensidad para comunicarlos de forma que el 47% no tenga un conocimiento pleno.”

En diálogo con iProfesional.com, Rodríguez destacó que “es un porcentaje muy alto y el mensaje que da es que todavía hay mucho para trabajar desde el lado de la comunicación interna.”

Para conocer la otra campana, bumeran.com también relevó la opinión de los profesionales de RRHH de las organizaciones. Y, llamativamente, un 66% de los encuestados se mostró confiado en que el personal está al tanto de la oferta de beneficios.

¿Quién tiene que comunicar?
Para la gerente general del sitio de empleos, “hay algo que en el camino se está perdiendo”. En su opinión, esta falencia se puede dar tanto por los medios elegidos para comunicar como por la falta de compromiso de los jefes.

En este sentido, las líneas directivas y gerenciales que tienen personal a cargo también deberían ser comunicadoras y promotoras de los beneficios que otorga la compañía.

Según expresó la ejecutiva, “esto hay que irradiarlo dentro de la organización. Quienes tienen personal a cargo son responsables que ellos lo conozcan. Cada jefe, supervisor, coordinador o gerente se debe apropiar de la comunicación de todo el paquete de beneficios que tienen sus empleados.”

“Incluso en las multinacionales, que por lo general cuentan con importantes estructuras, finalmente es el jefe quien tiene contacto cotidiano y conoce mejor qué es lo que valora cada colaborador. Es, sin dudas, el canal más directo de comunicación”, enfatizó Rodríguez.

Y añadió: “Tanto en firmas pequeñas como grandes es el supervisor la fuente de comunicación fundamental. Tiene un papel protagónico en esta película.”

Así, si bien el área de Recursos Humanos tiene la responsabilidad de que la información esté accesible y crear los medios para que llegue a todos los empleados, serán los jefes de las distintas áreas los que, a su vez, refuercen la escucha de sus colaboradores.

De hecho, el 43% de los consultados afirmó que prefiere enterarse de los beneficios mediante reuniones, es decir que en un mundo tan “virtualizado” se prioriza el contacto personal sobre la comunicación vía la tecnología (e-mail, Intranet)

Al respecto, Rodríguez hizo hincapié en que una explicación cara a cara es el mejor marketing de ventas de lo que es el beneficio: le da más calidez, mayor impacto y una mejor escucha.

Además, muchas veces las compañías trabajan sobre beneficios que quizá no son tan valorados y dejan de lado otros que para los empleados pueden ser más importantes, por lo que las instancias de reunión personal son una buena oportunidad para escuchar lo que quiere o necesita la gente.

El favorito
Al ser consultados acerca de los beneficios más adecuados para los tiempos que corren, el 39% de los encuestados optó por el “tiempo flexible”. Tal como puede observarse en la siguiente infografía, esta modalidad de trabajo fue incluso priorizada sobre los pagos variables (25%) y el plan de salud (23 por ciento).

La explicación, según Rodríguez, radica en que el target del estudio tiene un fuerte componente de Generación Y, es decir, jóvenes que valoran mucho la disponibilidad de tiempo para realizar otro tipo de actividades que los realizan como personas y les posibilitan el famoso equilibrio entre el trabajo, su vida personal y familiar.

“El tiempo flexible, que incluye jornadas reducidas los días viernes, la posibilidad de trabajar desde la casa o no tener horarios de ingreso fijos, es muy valorado no sólo por la Generación Y sino también por la X, por lo que las compañías le están otorgando cada vez más importancia”, aseguró, un tanto sorprendida por el alto porcentaje, la ejecutiva de bumeran.com.

De hecho, meses atrás y “obligadas” por el avance de la gripe A en el país, el home office (trabajo remoto) estuvo en el centro de la escena ya que muchas compañías se vieron ante el desafío de impulsarlo e instaurarlo como política entre sus empleados.

Disconformidad salarial
En tanto, si bien los niveles de satisfacción salarial mejoraron ligeramente en los últimos dos años, cerca de la mitad de los trabajadores continúa manifestando su disconformidad con respecto al nivel de sus remuneraciones, según una encuesta sobre satisfacción en el trabajo y en la vida cotidiana que llevó adelante el sitio www.elsalario.com.ar, que gestiona el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano.

A partir de una muestra de más de 20.000 casos recopilados entre 2007 y 2009, el estudio -que incluyó las más diversas actividades y cubrió todo el país- se llevó a cabo con el fin de determinar el grado de satisfacción de los empleados frente a su empleo, su remuneración y su vida cotidiana.

Al respecto, el director del CENE, Víctor Beker, señaló que el 25% de las personas consultadas se mostró profundamente insatisfecho con su salario mientras que un 24% se declaró insatisfecho. En suma, el nivel de disconformismo salarial llega al 49% de los encuestados, un nivel elevado aunque menor al 54% registrado en el relevamiento realizado en el periodo 2006-2007 sobre satisfacción laboral.

Y tal como se puede ver en el gráfico a continuación, sólo un 5% de los sondeados se expresó altamente satisfecho, y un 16% se manifestó satisfecho. El 30% restante se mostró indiferente respecto al nivel de ingresos que percibe.

Con respecto a las actividades laborales que los encuestados practican, en el 19% de los casos la respuesta fue que se siente muy satisfecho con su trabajo mientras que el 24% se declaró apenas satisfecho.

Por el contrario, el 12% afirmó estar profundamente insatisfecho y el 14% se expresó insatisfecho; finalmente, el 31% de los encuestados se mostró indiferente.

”En comparación con los resultados obtenidos en el informe anterior, se observa un ligero incremento del nivel de satisfacción laboral frente a lo que se expresaba entre 2006 y 2007”, destacaron desde el CENE.

Finalmente, cuando se interrogó acerca del grado de satisfacción frente a la vida en general, el número de respuestas positivas fue muy superior al que registraron las dos preguntas anteriores y también respecto al informe anterior.

”El 84% de los casos se mostró satisfecho, un 6,8% se expresó insatisfecho y un 9,2% se declaró indiferente, lo que implica una suba de 4 puntos porcentuales del grado de satisfacción general. En cuanto a las respuestas extremas, apenas un 1,4% de los encuestados se declaró fuertemente insatisfecho, y un 6% se ubicó en el polo opuesto”, concluyó Beker.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?