Inicio Logística Debaten cómo combatir la piratería del asfalto

Debaten cómo combatir la piratería del asfalto

Compartir

La Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG) decidió abordar la problemática del delito en la distribución en su 6º desayuno de actualización y capacitación del año, realizado el 6 de setiembre en Buenos Aires. Para ello, convocó a los abogados Víctor Varone y Gabriel Iezzi, y a Samuel Markov, director de Assets Risk Management, quienes expusieron sobre las ventajas de las empresas que aplican políticas de gestión del riesgo.

La Mesa Interempresarial de Piratería del Asfalto se constituyó como referente de la lucha del sector logístico contra el robo de camiones, mercadería y los múltiples perjuicios que esta modalidad delictiva acarrea. En este sentido, Gabriel Iezzi comentó: “Antes, todos los integrantes de la cadena logística actuaban en forma independiente sobre esta problemática: la cámara de satelitales, las de dadores de carga y transportistas, las empresas, las compañías de seguridad física y las de seguros, cada uno por su lado. A requerimiento de estas empresas, juntamos a todos los integrantes de la cadena logística y coordinamos las acciones. En el listado de las empresas que concurren a las reuniones se encuentra toda la cadena logística, incluyendo las aseguradoras”.

En cuanto a la interacción entre la mesa y el Estado, Iezzi expresó: “El 80 por ciento de los robos se produce en Capital y la provincia de Buenos Aires. Por eso, nos planteamos la creación de la Mesa Federal, compuesta por varias instituciones: Policía, Gendarmería, AFIP, Prefectura, Superintendencia de Seguros, Aduana, Consejo de Seguridad y Dirección General de Migraciones, entre otros”.

Los piratas del asfalto en la Argentina son bandas muy organizadas, en base a estructuras celulares, de acuerdo con los especialistas. “La gran mayoría de los robos se planifica sobre la base de mucha información. Un dato se paga hasta 20 mil pesos y si es bueno mucho más. En todas las bandas organizadas, la información es muy importante, y entre ellas se compran y venden los datos. Las bandas cuentas con roles específicos y determinados: los choferes, los gatilleros, los tecnológicos, los contables y los reducidores. Tienen todo muy planeado, desde la mercadería a robar, el lugar del atraco, el lugar de guarda y los puntos de venta”, sostuvo Iezzi.

También agregó que están hablando con el Ministerio de Salud con relación al robo de medicamentos y la ley de trazabilidad: “Estamos solicitando la instalación de fiscalías especializadas en Capital Federal y las zonas Sur y Oeste del Gran Buenos Aires, así como la creación de un departamento especializado en piratería del asfalto en la Policía Federal Argentina. De hecho, este año, el delito es menor en las jurisdicciones de Zárate y San Martín, coincidiendo con la jurisdicción de las fiscalías temáticas. Por el contrario, las zonas con mayor índice delictivo son Lomas de Zamora y La Matanza”.

A su turno, Víctor Varone mencionó algunos números representativos de este flagelo: “Entre las 6 de la mañana y las 12 del mediodía se lleva a cabo el 64 por ciento de los casos. El día de mayor incidencia de robos es el jueves. El 65 por ciento de los hechos se produce en el Gran Buenos Aires, el 24 por ciento en la ciudad de Buenos Aires y el 11 por ciento en el interior”.

Si bien destacó que “el 50 por ciento de los robos de camiones se da en la zona Oeste, el 33 por ciento en el Sur y el 17 por ciento en la zona Norte, aseguró que “en los últimos años se federalizó el delito y el robo de camiones cargados con mercaderías se instaló en otras partes del país y dejó de concentrarse en el área metropolitana”. En cuanto al tipo de mercadería, el 25 por ciento de los delitos corresponde a sustracción de electrodoméstico, un 17 por ciento a medicamentos y un 16 por ciento a comestibles.

Por último, Samuel Markov, especialista en gestión de riesgos, describió a esta disciplina como “la manera sistémica de asegurar la protección de los recursos y los resultados de los negocios y las operaciones, frente a las pérdidas, de modo que los objetivos, la visión y la misión de las compañías puedan ser alcanzados”.

Al respecto, añadió que “la gestión de riesgos exige mirar más allá de lo previsible. Es necesario identificar los problemas para diseñar las soluciones. Por el contrario, la falta de empatía en la gestión de los riesgos deriva en contratación anárquica y hace ineficiente el uso de los recursos. En cambio, la integración de los actores de la cadena de valor permite ampliar la comprensión, promover el abordaje común y articular acciones, además de enfocar holísticamente todas las fuentes de pérdida, generando un uso eficiente y equilibrado de los recursos disponibles”.

Markov definió a la matriz de riesgo como una herramienta para la identificación y evaluación de riesgos. “Presenta de manera gráfica el impacto y la probabilidad de ocurrencia de riesgos. La estructura de las matrices de riesgo está compuesta por preguntas preestablecidas, respuestas cerradas, ponderadores, scoring y exposición a riesgo”. Para graficar los emergentes de las auditorias de riesgos realizadas señaló: “En dadores de carga, pocas hacen monitoreo activo. En cuanto a las flotas, muy pocas cuentan con programas de seguridad vehicular”, completa.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?