Inicio Eventos y Lanzamientos Lanzamientos Depilación perfecta

Depilación perfecta

Llegó recientemente al país, y es el último desarrollo en tecnología láser para lograr una depilación realmente definitiva, su nombre Light Sheer™. Es un tratamiento que asegura confort al paciente y promete, en tres sesiones, eliminar definitivamente el vello en prácticamente cualquier parte del cuerpo. Además, goza del privilegio de ser el único sistema capaz de aplicarse en pieles oscuras y bronceadas.

¿Cómo actúa? produce un potente haz de luz de determinada frecuencia que se emite sobre la zona a tratar durante una fracción de segundo pasando a través de la piel hasta llegar al folículo piloso, donde el pigmento que lo rodea absorbe su energía. El intenso calor destruye el folículo en tanto que la piel queda protegida contra posibles quemaduras producidas por el calor mediante un exclusivo sistema de refrigeración de la epidermis llamado ChillTip™ o punta fría.

Abre un horizonte de esperanza ya que su tecnología permite tratar todo tipo de pieles; incluso los fototipos 5 y 6 de Fitzpatrick que son pieles oscuras y bronceadas. Hasta el momento esta práctica no era viable para las mujeres con pieles oscuras o bronceadas: cuando concurrían a la consulta médica, los especialistas se negaban a realizarles un tratamiento ya que, si bien el vello podía eliminarse, se corría el riesgo de pigmentar o generar maculas blanquecinas en la piel.

Los resultados son sorprendentes: aplicado en la etapa anagena de crecimiento activo del pelo, momento en que éste, al encontrarse en contacto con el bulbo, es capaz de conducir la luz láser hacia el folículo del vello y las células que lo rodean y destruir ambos con demostrada efectividad, en una aplicación se puede eliminar el 70% de los vellos. “Una vez que se terminan las aplicaciones que corresponden – dos o tres – ese pelo, si fue bien destruido, no va a crecer nunca más”, explica la Dra. Irene Bermejo, médica dermatóloga miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología. Además, al ser un método no invasivo, se evita el ingreso de gérmenes en la piel y la misma queda absolutamente protegida de cualquier agresión o traumatismo causado por otros sistemas como la cera o las depiladoras eléctricas.