Inicio TecnoClick Día de Internet Seguro: amenazas y cuidados para contrarrestar las mismas

Día de Internet Seguro: amenazas y cuidados para contrarrestar las mismas

Día de Internet Seguro: amenazas y cuidados para contrarrestar las mismas

Desde que Internet esta al alcance de todos, estamos expuestos a amenazas y ataques que ejecutan los cibercriminales. Aquí encontrarás la visión de distintas empresas sobre la seguridad en la red y los cuidados que hay que tomar


Bullying en pandemia: 4 de cada 10 argentinos estuvo involucrado en episodios de acoso online

Llegó el Día de Internet Seguro y Microsoft presenta los datos del Índice de Civismo Digital en Argentina*. El estudio forma parte del compromiso que la empresa tiene en promover un uso seguro y responsable de la tecnología. Durante el estudio se hicieron preguntas vinculadas a qué riesgos experimentaron las personas; con qué frecuencia; qué medidas tomaron, etc. También se midió la exposición a amenazas como:  contacto no deseado; engaños/fraudes/estafas online; sexting no deseado y trolling.

“Microsoft está profundamente comprometida con la seguridad en línea. Colaboramos con diferentes actores de la industria, gobiernos, entidades de educación y consumidores para desarrollar soluciones y promover políticas públicas efectivas que ayuden a proteger a las personas en línea. El objetivo de esta encuesta es generar conciencia sobre los riesgos que como usuarios enfrentamos en Internet, y al mismo tiempo promover herramientas que nos permitan convivir en un ambiente digital seguro. La idea es que las personas puedan protegerse y mejorar sus prácticas online. Queremos compartir lo que estamos aprendiendo para que como sociedad comprendamos que las acciones de empatía, respeto y colaboración tienen un impacto positivo y preventivo frente a conductas riesgosas en el mundo virtual”, dijo Jimena Mora, directora regional de propiedad Intelectual y seguridad digital en Microsoft.  

  • La civilidad digital mejoró tras la pandemia

Según los resultados, durante 2020 la exposición a los riesgos en línea se redujo tres puntos a nivel global, es decir, alcanzó un 67% contra el 70% del año pasado. En línea con las tendencias globales, Argentina alcanzó un Índice de 71 puntos, es decir que la civilidad online en el país mejoró 5 puntos respecto al año pasado. El 66% de los adolescentes encuestados en el país considera que la civilidad mejoró, mientras que el 75% de los adultos piensa lo mismo. Esto da cuenta que este año las conductas online mejoraron y que los adolescentes tienen una experiencia en internet más civilizada que las generaciones mayores.

Cuando se les preguntó a las personas cómo calificarían la civilidad en línea el 41% dijo que era “buena”, el 41% que era “neutral” y sólo el 18% la definió como “mala”. Los hábitos online mejoraron en 2020, de hecho el 56% de los argentinos dijo que realizó al menos una acción de las que se recomiendan para tener prácticas digitales más seguras y respetuosas: 1) actuar con empatía y respeto en todas las interacciones; 2) respetar las diferencias y evitar ataques personales; 3) Hacer una pausa y pensar antes de responderle a alguien con quien no se está de acuerdo y 4) defenderse a uno mismo y a los demás en caso de ser víctimas de acoso. Sobre estas cuatro, las dos más elegidas en el país fueron: hacer una pausa antes de responder a una persona con la que no estaban de acuerdo y tratar al otro con respeto.

En comparación con los resultados del año pasado, en Argentina las personas afirmaron haber recibido menos contacto no deseado, menos contacto sexual no deseado, menos daños en la reputación y menos bullying. En términos de civismo digital, lo que más esperan las personas para la próxima década es: más respeto (66%), más seguridad (55%), más libertad (36%), más empatía (35%) y más inclusión (34%).

El 61% espera que sean los medios de comunicación los actores que más ayuden a mejorar la civilidad digital. El 54% considera que estas mejores prácticas deben ser promovidas por las empresas dueñas de las redes sociales, el 48% por las instituciones educativas, el 38% por el gobierno y el 34% por las empresas de tecnología.

  • Los riesgos más comunes, en sus máximos históricos

El dato preocupante es que los riesgos más comunes están en sus máximos históricos. El 38% de las personas afirmó que fue víctima de algún tipo de engaño, estafa o fraude en internet (este porcentaje se incrementó un 7% desde 2017); el 22% recibió discursos de odio (1% más que desde 2017) y el 21% fue blanco de algún tipo de discriminación (4% más que en 2017). El 46% de las fuentes de los riesgos provienen de extraños y el 64% de personas conocidas. El 12% afirmó haber vivido alguno de estos riesgos la última semana.

  • Los resultados de la pandemia

El 29% de las personas considera que las conductas online mejoraron durante la pandemia, esto se debe a que durante 2020 las personas trabajaron más conectadas ayudándose entre sí, lo que generó un mayor sentido de comunidad. Sin embargo, el 25% consideró que la civilidad en línea durante la pandemia fue peor, esto se debió principalmente al aumento de difusión de información falsa y engañosa.

  • 4 de cada 10 estuvo involucrado en un incidente de bullying

El 43% de las personas se vio involucrada en incidentes de bullying (esto significa que o hicieron o recibieron bullying) y el 21% dijo haber sido víctima de este tipo de acoso. Las tres principales medidas que toman ante esta situación fueron: bloquear al agresor; hablar con un amigo y avisar a un adulto.

Los Millennials y la Generación Z fueron quienes más acoso sufrieron. El 48% de los Millennials y el 45% de la generación Z manifestó haber recibido bullying, mientras que de la Generación X solo el 29% afirmó haber sido blanco de algún tipo de acoso y el 39% de los Baby Boomers.

Otro dato que llama la atención es que el 13% de los adultos dijo haber sufrido algún tipo de acoso mientras trabajaban de forma remota.


Día de la Internet Segura: la importancia de brindar un sitio confiable a los e-shoppers

Las tendencias hacia la digitalización en rubros como el retail crece año a año y, a partir del 2020 atravesado por la pandemia de Covid-19, se aceleraron. El comercio electrónico se impulsó y miles de personas realizan pagos y generan transacciones a través de canales cada vez más diversificados. En este contexto, es más importante que nunca contar con un sitio web seguro para que las compras se realicen sin inconvenientes y que los usuarios lo sientan así.

“A la hora de abrir una tienda online, es importante tener a la tecnología como aliada, no solo para bajar los costos de la operación y facilitar la tarea del retailer, sino también para que las transacciones se realicen de manera segura”, dijo Martín Malievac, Director de Investigación y Desarrollo de Napse, empresa líder en soluciones tecnológicas para el sector del retail. “Si bien en el último año el comercio electrónico creció enormemente y miles de personas se animaron a comprar online, debemos cuidar a esos clientes. Si tienen buenas experiencias de compra, van a volver”. 

A la hora de hacer que los consumidores y usuarios se sientan seguros, entran en juego muchos factores tecnológicos, humanos, comunicacionales y de diseño. Algunos consejos para tener en cuenta: 

  • Ser amigables con los usuarios

Un sitio web fácil de usar siempre genera más confianza que uno que no comprendemos. Aunque muchos no lo crean, la estética y la velocidad de una tienda online cumplen un rol muy importante a la hora de definir una compra. Para que la experiencia de usuario sea positiva y culmine en una conversión, es clave proveerlos de la información que necesitan y que ellos puedan navegar en el sitio, mirando y seleccionando productos, sin “perderse”. 

  • Atención al cliente

Responder consultas de forma respetuosa, amable y personalizada es otro paso fundamental para que nuestros potenciales clientes se sientan seguros a la hora de comprar. Además, es importante brindarles esta información a través del canal en el que la busquen. No alcanza con poner un teléfono de contacto en el website, lo mejor es responder en las diferentes redes sociales, a través de WhatsApp, mail, formularios de consulta, etc. 

  • Reglas claras

Los términos y condiciones de la compra deben estar registrados en la web de forma visible y clara. No muchos usuarios conocen sus derechos a la hora de comprar online, por lo que no está de más dejarlos en claro de forma explícita. Por ejemplo, si  ven que pueden cambiar el producto o devolverlo en caso de que no sea lo que esperaban, van a sentirse más seguros. 

  • Tiempos de envío y seguimiento en tiempo real

En el sector del comercio electrónico, los consumidores eligen, cada vez más, recibir los productos en la puerta de su casa. Cuando ofrecemos esta opción, debemos mostrarles plazos de entrega actualizados y realistas. Si ellos saben en tiempo real dónde se encuentra su paquete y pueden “seguirlo”, mucho mejor. “Desde Napse siempre buscamos optimizar los procesos y posibilitar la omnicanalidad en el sector. Con Omni OMS, por ejemplo, creamos una solución que facilita y automatiza estos procesos, mostrando actualizaciones en tiempo real de costos y plazos de entrega, además de simplificar mecanismos de cambio y devolución de los productos”, agregó Malievac.

  • Ofrecer múltiples opciones de pago (y que todas sean seguras)

Los medios de pago para hacer una compra se han diversificado mucho en los últimos años. Actualmente contamos con tarjetas de crédito, débito, billeteras digitales, transferencias bancarias, depósitos en efectivo y cada vez más métodos. Cada uno de nuestros potenciales clientes tiene una herramienta preferida, la que elige y le resulta cómoda. Brindar múltiples opciones, incluyendo algunas más innovadoras como links de pago, nos permite generar la mejor experiencia de compra para cada uno de ellos. 

En este sentido, herramientas como VTOL permiten nuclear todas las transacciones para poder brindar diversas alternativas de pago y contar con un procedimiento claro y ordenado que se actualiza en tiempo real. “Nuestro producto cuenta con la certificación internacional PCI-PADSS”, agregó Malievac, “de esta manera, garantizamos el cumplimiento de las normas y protocolos de seguridad de datos exigidos mundialmente”.


El 70% de los padres está teniendo “la charla” antes de lo planeado por la influencia del Internet

Avast, líder mundial en productos de seguridad ha publicado nuevos hallazgos que muestran que la mayoría de los padres se enfrentan a presiones crecientes para tener conversaciones importantes con los niños sobre el sexo y las relaciones.

Como parte de un estudio global, Avast encontró que un abrumador 70% de los padres estuvieron de acuerdo en que Internet ha acelerado las conversaciones con los niños sobre el sexo. La compañía encontró que el 88% de los padres citan la exposición involuntaria al material para adultos como una de sus mayores preocupaciones acerca del uso de Internet por parte de sus hijos. Casi 7 de cada 10 (71%) de los niños que admitieron tener malas experiencias en línea durante el encierro, dicen que estuvieron expuestos a contenido ofensivo, grosero y para adultos. 

54% de los padres a nivel global ha tenido conversaciones con sus hijos sobre el sexo cuando su hijo tenía 10 años o menos. Al mismo tiempo, sólo un tercio de los padres (33%) dijo que habían planeado tener esta conversación con sus hijos a esta edad.

La mayoría de los padres también se preocupan por que sus hijos visiten sitios web inadecuados sin su permiso (72%), que estén expuestos o participen en sexting (41%), y que accedan a contenido para adultos en línea (48%).

Sue Atkins, entrenadora y experta en crianza del Reino Unido, dijo: “Está claro que entre más tiempo se pase dentro de la casa y en línea, más está aumentando la velocidad a la que los niños están expuestos a material inapropiado y adulto. Aunque, a partir de los hallazgos de Avast, es positivo entender que los padres están teniendo conversaciones francas con sus hijos sobre el sexo y las relaciones, al mismo tiempo.

“Al abordar las conversaciones con los niños, es importante comenzar por entender lo que ya saben. Dé a sus hijos los hechos y corrija cualquier desinformación que hayan encontrado allí y luego, si un niño está expuesto a contenido para adultos en línea y esto plantea preguntas, es realmente útil que los padres estén preparados y relajados cuando tienen estas conversaciones importantes con sus hijos, y sobre todo que se sientan seguros de responder a sus preguntas honesta y abiertamente”.

Peter Turner, Director Comercial de Avast, dijo: “Como padre, me preocupo por el tipo de contenido que los niños pueden encontrar inadvertidamente mientras usan Internet. Soluciones tecnológicas de Avast y otras empresas pueden ayudar a los padres, pero esto es sólo la mitad de la solución. ¡Los padres necesitan tener “la charla” y hablar con sus hijos sobre qué son las relaciones! La buena noticia es, y lo sabemos por nuestra investigación, que los padres están teniendo conversaciones abiertas y positivas con sus hijos en un momento en que todos estamos pasando mucho más tiempo en línea”.

A pesar de estas preocupaciones y presiones para tener conversaciones sobre el sexo y las relaciones antes de lo planeado, la compañía ha encontrado que los padres de todo el país están tomando la debida diligencia para asegurar que sus hijos se mantengan seguros y protegidos, y para educarlos sobre lo que es – y lo que no es – apropiado que vean y hagan en línea.

El 50% de los padres ha tenido conversaciones con sus hijos sobre lo que se clasifica como buen y mal comportamiento en línea. El 44% de los padres trabaja con sus hijos para acordar qué es seguro hacer en línea, por ejemplo, sitios web para visitar, aplicaciones que pueden usar.

Más allá de tener conversaciones francas y abiertas con sus hijos, los padres también están tomando medidas adicionales para proteger a sus hijos. El 34% de los padres se asegura de establecer controles parentales en todos los dispositivos que utilizan, el 38% de los padres realiza un seguimiento regular del historial de búsqueda de sus hijos y el 28% solo permite el uso en línea en áreas comunes del hogar, como la cocina o la sala de estar.

Algunos consejos para los padres que enfrentan “la charla” con sus hijos:

Hablar con los niños sobre el sexo y las relaciones es una conversación de por vida. Hacerlo de a poco en lugar de tener “la charla” le quita presión y ayuda a su hijo a procesar sus valores e información con el tiempo. Tener conversaciones regulares también envía el mensaje de que estos temas son lo suficientemente importantes como para seguir trayéndolos a la conversación y que son una parte normal de la vida.

Crear un espacio seguro para la conversación. Es importante que su hijo se sienta cómodo y con confianza de venir a usted para obtener información confiable y honesta. Por lo tanto, sea sincero, relajado y confiado.

Explique las cosas a un nivel que su hijo pueda entender y asegúrese de que su hijo tenga los hechos. 

No saque conclusiones sobre por qué preguntan lo que están preguntando. Puedes decirles: “Dime, ¿qué es lo que ya sabes sobre el tema?”

Mantenga sus respuestas cortas y simples, y después de dar una respuesta, mantenga la conversación abierta. Puedes decir: “¿Qué otras preguntas tienes?”

Compruebe su comprensión y pregunte: “¿Eso responde a tu pregunta?”


Día de Internet Segura: predicciones 2021

Como todos los segundos martes de febrero desde hace 18 años, este 9 se conmemora el Día de Internet Segura. Este hito fue concebido por la Unión Europea para concientizar sobre la necesidad de proveer servicios y utilizar la red de un modo más fiable.

En Internet, generamos información por miles de exabytes cada año -cada exabyte equivale a mil millones de gigabytes. Ubicaciones geográficas, contactos, datos personales, credenciales, transacciones económicas, datos privados… buena parte de la vida cotidiana sucede en relación con una gran nube de datos y perfiles de comportamiento que deja al usuario expuesto ante los delincuentes cibernéticos.

“El 2020 fue un año disruptivo, la pandemia en la que todavía estamos inmersos cambió nuestros hábitos: internet dejó de ser navegación en búsqueda de información, ahora es el acceso a todo, desde nuestro trabajo, salud, hasta un medio para proveernos alimentos.
La permeabilidad inmediata se debió a la multiplicación de posibles víctimas, a la cadencia en el uso de la tecnología y los nuevos métodos sin pruebas ni seguridad así como al efecto globalizador del año 2020 respecto a la vulnerabilidad. Las organizaciones 
salieron de sus fronteras seguras en masa, por necesidad, permitiendo como efecto colateral que cada usuario de dichas organizaciones, sin discriminación, se viera expuesto como blanco de ataques,explicó Emanuel Hermosilla, Responsable de Cuentas Estratégicas en Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay en F5 LATAM.

El reporte de Phishing y Fraude recientemente publicado por F5 Labs, el departamento de investigaciones de amenazas informáticas de F5, reveló que el phishing (suplantación de identidad) aumentó en un 220% durante ese período. Además, divulgaron que en Latinoamérica se registraron millones de ataques durante el segundo semestre de 2020, en su mayoría desde IP’s con origen en Estados Unidos, China, Rusia, Brasil y, también, Argentina.

No sólo es una cuestión de cuidar la información, a pesar de que durante el último año a escala mundial se robaron 3 billones de credenciales personales. Existen otras problemáticas que generan gran preocupación en la comunidad: el ciberbullying, el grooming y el sexting que sufren más específicamente niños y adolescentes.

F5 Labs dio, también, a conocer un informe con predicciones en materia de ciberseguridad para 2021, entre ellas se destacan:

– la generación de desconfianza en el correo electrónico: “Si continúan las tendencias actuales, la suplantación de identidad comprometerá la confianza de los usuarios en el correo electrónico hasta el punto de que esencialmente hará que el correo electrónico sea inútil”, describe el artículo, y agrega, “cada vez es más difícil distinguir los correos electrónicos de phishing de los genuinos, no porque los phishing parezcan correos electrónicos reales, sino porque los correos electrónicos verdaderos se parecen cada vez más a phishing”.

– el aumento en la utilización de redes sociales y las aplicaciones de chat alternativas ofrecerá nuevas oportunidades para las campañas de malware.

– los atacantes comenzarán a secuestrar hogares inteligentes. “Ya se está realizando en las cerraduras digitales de los automóviles. Es ingenuo pensar que las vulnerabilidades de la automatización del hogar no tendrán el mismo destino. El ransomware paga, y ésta es sólo otra oportunidad para ganar dinero rápidamente tomando el control de algo importante para los usuarios finales”, argumenta el informe.

– la manipulación de datos no autorizados se volverá más común. “Los datos se han vuelto centrales para las empresas modernas. Divide hechos de opiniones y potencia la toma de decisiones. Desafortunadamente, esto también significa que se puede manipular dichos datos para desencadenar nuestros sesgos y juicios en la nube, ya sea que refieran a elecciones, temas de actualidad o calificaciones en una plataforma de comercio electrónico. Una manipulación como esta puede conducir a decisiones perjudiciales, tanto en los negocios como en la vida diaria”, afirma.

Dado lo vivido en 2020, y con la certeza de que mucho se mantendrá durante 2021, se inició un proceso de concientización desde las organizaciones (gubernamentales y privadas), y hasta en el propio hogar, sobre la necesidad de una internet segura, que cuide la privacidad de los datos. “Muchas decisiones de nuestra vida sobre educación, medicina, turismo, trabajo, etc. son tomadas en internet en base a un entorno de confianza. La innovación tecnológica es una exigencia y las organizaciones -desde las más pequeñas a las más grandes- que no inviertan mínimamente un 10% en nuevas tecnologías, desaparecerán. La adopción de un concepto de todo seguro, generará naturalmente una red más segura, así como también, una nueva generación de posibles atacantes, innovadores en las metodologías para vulnerar esa seguridad”, concluye Hermosilla.


Safer Internet Day: Consejos a tener en cuenta al momento de realizar una compra en línea

Desde el inicio de la pandemia en 2020, las compras a través de Internet han registrado un aumento significativo y constante, no sólo en artículos de primera necesidad sino también en productos de oficina, cuidado personal y del hogar,  y entretenimiento.

En la medida que aumentaron las ventas online, desafortunadamente también se incrementó la cantidad de ciberdelincuentes que aprovechan la oportunidad para realizar estafas.

Hay demasiados riesgos en este esquema, principalmente porque se sumaron muchas personas que no son conscientes de los peligros y posibles ataques a los que se exponen al optar por la compra en línea, los que se realizan a través de la información de la tarjeta de crédito robada y utilizada ilegalmente.

El Phishing es el tipo de fraude por Internet más conocido, ocurre sin la necesidad de que el plástico esté físicamente y consiste en la copia de los datos de la tarjeta de crédito que luego se utilizan para cargar compras no realizadas por el titular.  

Esta técnica de ataque es muy redituable para los hackers, porque funciona muy bien con los nuevos e inexpertos usuarios, fáciles de atraer y engañar. 

A través del robo de información del medio de pago se puede exponer información sensible del comprador, como números de cuenta, número de tarjeta de crédito, código de verificación, claves, entre otros, para luego ser utilizados de manera fraudulenta en compras, falsificación de identidad, etc.

Esta modalidad se basa en redirigir la página web de pago del sitio de e-commerce a una página de captura de datos. Usualmente estos destinos fraudulentos no poseen el candado de seguridad que podemos observar en los navegadores al estar en un sitio seguro, pero lo más complicado para los usuarios novatos es darse cuenta que le han robaron sus datos, ya que esta página está programada de tal forma que finaliza la compra en el sitio original, por lo que el usuario recibe la confirmación de compra y el producto sin problema, asumiendo que todo el proceso se realizó de forma correcta y sin peligro alguno.

También se han detectado ataques donde se suplanta la página anterior a la de pagos con la indicación de contactar a un número de teléfono vía Whatsapp para recibir ayuda. 

El usuario confía en ese mensaje y solicita la ayuda ofrecida. Desde ese punto el usuario es dirigido a un sitio web donde le roban los datos, o hasta inclusive le solicitan los datos de la tarjeta para efectuar la compra vía Whatsapp.

Con esos datos, los estafadores poco a poco van adquiriendo productos vía Internet para probar hasta qué monto pueden gastar sin que el usuario tome conocimiento o no exceda el límite de compra de la tarjeta de crédito.

Dado que las amenazas cibernéticas están en constante evolución y para poder concientizar al usuario y prevenir estas estafas, en el marco del Día Internacional del Internet Seguro, los especialistas de WatchGuard Technologies recomiendan tener en cuenta ciertos aspectos para realizar una compra segura en línea:

  1. Acceder a través de la dirección URL del sitio de e-commerce directamente en el navegador. No dejarse tentar de entrar a través de enlaces de correos sospechosos.

  2. Tomarse el tiempo para asegurarse que el sitio es el correcto, que sea catalogado como un sitio seguro.

  3. Verificar la identidad de la tienda en el certificado digital, es decir, que el sitio de e-commerce que estamos utilizando sea un sitio de pagos conocido y seguro, esto último siempre y cuando la página de e-commerce informe que utiliza ese servicio, (a través de la imagen del candado de color verde confirmamos la seguridad).

  4. Tener instalada en la computadora un antivirus con módulos de protección de acceso a la web, ya que muchos sitios falsos tienen el cifrado HTTPS. De este modo alertará al comprador al intentar ingresar a un sitio falso, bloqueando el acceso.

  5. No enviar foto de la tarjeta de crédito, ni los datos completos en la misma vía.

  6. Asegurarse de que la tienda tenga un sistema de cifrado al momento de pagar, de este modo, la información ingresada al sitio no será visible a terceros.

  7. Desconfiar de quien pueda solicitar mis datos fuera de un sistema cerrado y seguro. Si el proceso de pago posee alguna falla o error en el momento de efectuar el mismo, desistir la compra inmediatamente y reiniciar el navegador para poder eliminar cualquier tipo de datos en el caché.

  8. Prestar atención a la cuenta del vendedor, especialmente si tiene fecha de reciente creación.

  9. Desconfiar del precio del producto si es extremadamente más barato como también si quieren comercializar por fuera del canal acordado. En este sentido, si se presentan problemas, el comprador no tiene garantía de compra.

  10. Ante la menor duda trate de contactarse con algún conocido de confianza que pueda asesorar y revisar el proceso de compra antes de confirmar el mismo.

  11. Evitar tener una clave con datos obvios, como fecha de nacimiento, número de teléfono, edades de los hijos, etc.

  12. Implementar el uso de múltiples factores de autenticación al utilizar una plataforma de pagos. Elegir la solución que me ofrezca más factores de autenticación, habilitar no sólo la contraseña sino también el envío de un SMS o el Scan de un código QR desde algún teléfono específico y de ser posible habilitar la mayor cantidad de factores de autenticación en simultáneo.

Para más información puede visitar https://www.watchguard.com/es/wgrd-solutions/remote-worker-security


Ocho consejos para disfrutar de Internet de manera segura 

Buenos Aires, Argentina – Con motivo de la celebración hoy del Día de Internet Segura en todo el mundo  bajo el lema “Una Internet mejor comienza contigo: más conectados, más seguros”, ESET, compañía líder  en detección proactiva de amenazas, recopiló unos consejos que ayudarán a los usuarios a mantener la  vida online a salvo de los ciberdelincuentes.  

En este sentido, ESET publicó su Informe de Amenazas que repasa lo que fue el escenario de las amenazas  informáticas durante la última parte del 2020. Nuevamente el COVID-19 fue utilizado como señuelo en  ataques de phishing, se vio un aumento en las estafas que utilizaron el tema de las vacunas como señuelo,  una tendencia que se espera que continúe en 2021. En relación al phishing o sitios web fraudulentos, Perú  y México, junto a Rusia, Japón y Estados Unidos fueron los países en los que se registró la mayor  cantidad de bloqueos de sitios web maliciosos durante 2020. Por otro lado, al ser el teletrabajo la nueva  normalidad en muchos sectores, el reporte revela que los ataques al RDP (Protocolo de Escritorio Remoto)  crecieron 768% entre el primer y el último cuatrimestre de 2020. Una de las razones más importantes para prestar atención a la seguridad del RDP es el ransomware (una amenaza que secuestra y ahora  también roba la información del usuario para luego pedir un rescate para recuperarla), que representa un  gran riesgo tanto para el sector público como el privado. 

Al estar haciendo uso de Internet más que nunca, navegar de manera segura es fundamental para  mantener la privacidad y los datos personales a salvo de terceros no deseados. ESET comparte los  siguientes consejos para disfrutar de Internet de manera segura: 

Antivirus avanzado y actualizado: es lo primero que debe instalar cualquier usuario en todos sus  dispositivos para ganar en seguridad mientras navega. Es importante actualizar el antivirus periódicamente, ya que si no se actualiza pierde eficacia. En el mercado hay antivirus que se actualizan  sin afectar al rendimiento de los dispositivos.  

VPN para reforzar la seguridad: si bien es cierto que este tipo de conexión privada se asocia más a las  empresas, especialmente con el aumento del teletrabajo en los últimos meses, cada vez es más  popular entre los usuarios particulares gracias a sus múltiples usos y sus muchas ventajas. Una  conexión VPN permite crear una red segura entre dispositivos conectados entre sí a través de  internet. En la conexión VPN, la información viaja cifrada, así que es un complemento perfecto al antivirus para que las conexiones no sean espiadas por ciberdelincuentes. 

Compras online seguras: a la hora de comprar hay que tener en cuenta si la web a la que se accede  es de confianza o si ya se ha comprado allí antes. Ver los comentarios de otros compradores en esa  web o en redes sociales es muy útil para saber el nivel de confianza que se puede tener. También es interesante comprobar si esa página web está adscrita a algún tipo de certificado de calidad. Las web  de compras tienen que ser HTTPS y, dentro de lo posible, que nombre de la empresa este junto al  candado verde del certificado, aunque estos certificados solo garantizan que la conexión con esa web  se realiza de forma cifrada, no que la web sea segura. Finalmente, podemos revisar la información  que proporciona: quiénes son, dónde tienen domicilio fiscal, qué datos recopilan de los usuarios y con  qué fin, formas de pago que permiten o la política de envío y devolución.  

Juegos en línea: no proporcionar ningún tipo de información personal y asegurarse de que los  nombres de usuario y las contraseñas son diferentes en los distintos juegos y plataformas de juego es  fundamental. Por otro lado, también se debe añadir un doble factor de autenticación, y, por supuesto,  jugar o descargar juegos solamente desde sitios oficiales.  

Webcam: para ayudar a reducir el riesgo de que la webcam pueda ser hackeada, hay que analizar el  sistema en busca de malware con regularidad y comprobar que el ajuste predeterminado de la  webcam sea la opción de apagado. Se puede configurar la solución de seguridad para que avise  cuando una aplicación esté intentando acceder a la webcam y para otorgar o denegar el permiso. Y,  por supuesto, cuando no se esté utilizando, tapar la misma.  

Webs fraudulentas: el primer paso es leer todos los permisos que se otorgan, ya que muy a menudo  se acepta sin saber o leer las condiciones. En segundo lugar, hay que tener especial cuidado e  investigar en caso de que se vaya a realizar alguna compra en sitios donde nunca se ha comprado  antes, ya que los fraudes en compras online están a la orden del día. En tercer lugar, hay que  comprobar la información legal de la empresa, como el domicilio social, condiciones de venta,  devolución o reclamos, entre otros, así como asegurarse de que tiene certificado de calidad e incluso  observar el aspecto de la tienda online. Por último, pero no menos importante para las compras online  hacer las compras con tarjetas de crédito y evitar poner los datos de la tarjeta de débito en internet. 

Descargas piratas: cuando se descarga información, del tipo que sea, en una web pirata o páginas de  descarga hay riesgo de dejar entrar en los dispositivos una gran cantidad de virus, troyanos o gusanos,  que pueden dañarlos, acceder a información privada, recibir publicidad no deseada, entre muchas  otras consecuencias. Evitar la descarga de software pirata o que no provenga de repositorios o sitios  oficiales 

Redes wifi: conectarse a una red wifi pública puede ser una idea atractiva, pero antes de utilizarla es  importante seguir algunos consejos: 

▪ Tener instalado un antivirus avanzado independientemente de si se accede con una  computadora, una tablet o un móvil.  

▪ Tener activado el doble factor de autenticación para evitar accesos no deseados a las cuentas  del usuario tras un robo o filtración de credenciales. 

▪ Tener actualizados todos los programas instalados. 

▪ Realizar la conexión a través de una VPN. 

▪ Evitar realizar compras online, acceder a home banking o realizar operaciones con  información sensible desde redes wifi públicas.

▪ Configurar correctamente las opciones de conectividad del dispositivo, especialmente para  evitar que se conecte automáticamente a las redes wifis abiertas. 

“Internet ocupa un lugar muy importante en nuestras vidas. Ya lo hacía antes de la pandemia, pero desde  marzo su presencia ha ganado terreno especialmente para realizar actividades que hasta ese momento se  hacían presencialmente. Por este motivo y más que nunca, navegar de manera segura es fundamental  para mantener la privacidad y los datos personales a salvo de terceros no deseados. Actualizar los  sistemas, contar con una solución de seguridad instalada, prestar atención antes de dar clic en enlaces  sospechosos son algunas de las recomendaciones básicas. Tener en cuenta los riesgos es fundamental para  protegernos correctamente y así disfrutar de Internet de manera segura.”, comenta Camilo Gutiérrez  Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.  s/