Inicio Empresas y Negocios El 63% de los encuestados se siente satisfecho con la capacitación que...

El 63% de los encuestados se siente satisfecho con la capacitación que le entrega su actual empresa

Compartir

Crecer a nivel laboral implica un cambio personal y profesional, guiado por nuevos objetivos. En ese proceso coexisten esfuerzo y dedicación, capacitación, un plan de carrera, entre otros factores, aunque no en todos los casos se presenta de igual manera. En este marco, Universia (http://www.universia.net), la red de universidades presente en 23 países de Iberoamérica, y Trabajando.com (http://www.trabajando.com), una comunidad laboral formada por una amplia red de sitios asociados, decidieron conocer cómo se presenta el desarrollo profesional en Iberoamérica.

Los datos de la quinta Encuesta de Empleo se basan en un universo de 5.867 personas, cuyo 26% respondió estar trabajando actualmente. Si bien en la tercera encuesta realizada por ambos portales el 82% de la muestra había señalado que consideraría trabajar de manera independiente, en esta nueva pesquisa el 80% de los encuestados marcó estar bajo relación de dependencia.

Al momento de la capacitación, el panorama asoma dividido. Por un lado, el 49% indicó que la empresa en la que trabaja lo ha capacitado al ritmo de su crecimiento y los logros profesionales alcanzados. Por esa razón, el 23% de ese grupo se mostró satisfecho por la formación recibida. Sin embargo, más de la mitad (51%) indicó lo contrario y, por ese motivo, el 25% de ellos se muestra insatisfecho.

Otra de las cuestiones candentes en los ámbitos laborales, más precisamente en materia de recursos humanos, tiene que ver con identificar de quién es la responsabilidad de iniciar la capacitación: ¿empleado o empleador? Para la mayoría de los encuestados (55%), es mejor si la empresa lo ofrece, pero la iniciativa para obtener lo que alegóricamente se le dice “capital de trabajo” debe ser del trabajador. De cerca (33%) lo siguen aquellos que consideran que la instrucción se da naturalmente en el ejercicio de la función y no necesariamente mediante la educación formal complementaria.

Por su parte, el 12% de los encuestados indicó que es el empleador quien debe proponer la capacitación y financiarla. El bajo porcentaje se condice con aquellos que indicaron tener elaborado un plan de carrera junto a su jefe (18%), en contraste con el 82% que respondió que no tiene uno. Aunque cabe señalar un detalle: de ese 18% señalado, el 31% respondió que el plan se viene cumpliendo de manera estupenda.

Al momento de elegir entre un gran abanico de competencias, los encuestados se concentran en tres cuestiones netamente enfocadas al desarrollo profesional y personal: gestión (21%), idiomas (19%) y liderazgo (17%). ¿De qué depende que esa capacitación pueda llevarse a cabo? Para la mayoría (70%) tiene que ver con buenos desempeños, la capacitación y mantener una comunicación fluida con los superiores para que entiendan las aspiraciones.

Del estudio, realizado en 9 países (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, México, Perú, Portugal y Puerto Rico), participaron 5.867 personas. Entre los encuestados aparece una igual presencia masculina que una femenina. En cuanto a edad, el 73% reveló tener más de 27 años, seguido por un 24% de entre 21 y 26. El perfil de la mayoría de los encuestados (38%) es universitario, seguido por un 18% que indicó haber concluido un master/postgrado/doctorado.

Por último, es importante señalar que el estudio se desarrolla en conjunto entre Universia y Trabajando.com con el objetivo de conocer las impresiones de los universitarios en relación a la formación y el trabajo.

Argentina: creatividad y gestión
El 82% de los encuestados en la quinta Encuesta de Empleo que dijo tener un empleo, lo hace en relación de dependencia, y no muestra signos de disconformidad con la formación recibida: el 46% sostuvo que la empresa lo ha capacitado al ritmo de su crecimiento y logros profesionales. Inclusive, el 31% se mostró medianamente satisfecho con esa formación recibida. En tanto, el 26% dice estar insatisfecho, pero esa consideración se ve equilibrada por un 24% que se considera satisfecho.

Tal como destacó Universia en otros informes, la comunicación se muestra vital en las relaciones laborales, sean vínculos verticales u horizontales. Que el 84% no tenga un plan de carrera elaborado junto con el jefe demuestra una falencia, sobre todo teniendo en cuenta las posibilidades que se abren a partir del establecimiento de lineamientos para seguir.

En este sentido, los resultados están a la vista: la mayoría (33%) del 16% que contestó tener un plan elaborado, considera que se va cumpliendo de manera estupenda. Por su parte, aquellos que ven una dinámica lenta en la concreción, se ocupan de formarse por su cuenta (27%).

En materia de responsabilidad a la hora de gestionar el capital de trabajo, los números se asocian con las respuestas de los encuestados en el resto de Iberoamérica: el 53% considera que la iniciativa debe ser del empleado, aunque siempre es mejor si lo ofrece la empresa. Del lado contrario, el 15% apuntó que el empleador debe proponer y financiar la capacitación.

El 26% entiende que poseer buenos contactos permite conseguir mejores empleos, aunque el 70% es consciente de que los buenos desempeños, la capacitación y mantener una comunicación fluida con los jefes es el camino indicado para desarrollarse profesionalmente. Por su parte, al momento de elegir, la mayoría (21%) se muestra interesado en capacitarse en gestión; lo siguen de cerca creatividad y cambio (18%), liderazgo (17%) y trabajo en equipo (15%).

Por último, vale destacar que el perfil de los participantes quedó determinado por una mayoría femenina (57%) por sobre un 43% masculino. En lo que respecta a edad, el 76% dijo tener más de 27 años (76%) y el 22% entre 21 y 26. La mayoría (34%) ya tiene un diploma de graduado universitario bajo el brazo, seguido por un 24% de universitarios en curso.

En relación a la temática, Bertie Benegas Lynch, Director General de Universia Argentina, sostuvo: “La capacitación bien dirigida para cada perfil, naturalmente trae consigo mejores rendimientos y una posibilidad de éxito mayor en los objetivos que se establezcan”. Luego, concluyó: “Existen tres aspectos a tener en cuenta para un proceso formativo eficiente: la proactividad de quien apunte al desarrollo profesional, los recursos que pueda ofrecer el empleador, y una comunicación fluida entre ambos”.

En tanto, Pablo Molouny, Gerente General de Trabajando.com Argentina, agregó que “la importancia de la formación continua se ha vuelto una necesidad irremplazable, cada organización debería ser un circuito de aprendizaje, para resignificar y desafiar los modelos establecidos. Una opción muy atractiva, ecológica y simple es emplear el e-learning, es decir el aprendizaje por Internet. El principal beneficio que brinda este método es que el aprendizaje puede realizarse en cualquier tiempo y lugar. La enseñanza auto-administrada permite a los empleados elegir cuándo y dónde capacitarse, las nuevas generaciones quieren cada vez más manejar sus propios tiempos. Este método no viene a remplazar, sino a potenciar la enseñanza presencial”.

Por su parte, David García Berg, Gerente General de Anuntis Segundamano Argentina S.A., explicó que “tanto el progreso profesional como la capacitación van de la mano, encontrando en estos momentos todo un desafío por parte de las empresas en interpretar los condicionamientos que llevan a los profesionales a ver en la capacitación una herramienta que los ayudará en su crecimiento y, por ende, en el de la empresa”.

“El cambio de paradigma –concluyó– se basa en que los individuos son más autosuficientes y buscan ellos mismos el conocimiento. Las empresas debemos identificar a aquellas personas que creen en ello y ayudarles en ese camino.”

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?