Inicio Bon Vivir Gastronomía El sabor de llegar al último rincón del mundo

El sabor de llegar al último rincón del mundo

El excepcional sitio geográfico y sus incontables historias hacen de esta ciudad un lugar con innegable magia que se percibe ni bien se llega aquí. Es que las blancas cumbres se funden en las laderas con el intenso rojo de los bosques de lengas y les dan al abigarrado emplazamiento de la ciudad, con sus casas de coloridos techos, un marco excepcional, que se funde con el siempre mítico Canal de Beagle.

Y además de lugares y atractivos increíbles, Ushuaia tiene para ofrecer una amplia y oferta gastronómica, que puede empezar en la calle San Martín, principal arteria que recorre la ciudad a lo largo y en la que hay un sinnúmero de negocios que se unen a restaurantes, confiterías y casas de té.

Ahí, en una esquina, está Tante Sara, uno de los sitios elegidos para disfrutar de un rico café o almuerzo rápido en un cálido clima que aporta la madera del lugar. También, Laguna Negra, moderno y elegante local con excelentes productos que se suman a la producción de sus chocolates artesanales. Dos buenos lugares para resguardarse del frío y planificar, de paso, los paseos que brinda Ushuaia, donde las tentadoras delicias gastronómicas de la ciudad del confín del mundo son parte del programa que se va a disfrutar.

Con el protagonismo de la centolla, exquisito crustáceo que reina en la región, el mar que rodea la isla ofrece otros imperdibles productos, como el salmón y los mejillones, que en esas latitudes tienen un tamaño sorprendente. También el cordero fueguino está presente en todas las cartas de los mejores hoteles y restaurantes del lugar, que en la primera semana de agosto celebrará su reconocido Festival Gastronómico Ushuaia a Fuego Lento.

Dentro del tradicional hotel Albatros, que acaba de cumplir sus 40 años con una puesta a punto a todo confort, Ezequiel y Analía Fernández instalaron su restaurante Gustino, con un clima de gran armonía y amplias vistas al muelle turístico y el canal. El lugar brinda buena cocina junto a una completísima bodega de las mejores etiquetas del país.

Otros destacados hoteles como Las Hayas, en lo alto del cerro Martial; el elegante Los Cauquenes, sobre la costa del Beagle, y la cálida hostería Tierra de Leyendas cuentan con recomendables cocinas donde degustar los mejores sabores fueguinos.

Para los paladares gourmet que gustan de recorrer lugares están Tía Elvira, tradicional restaurante de Oscar Siegel frente al puerto que brinda una carta con gran variedad de pesca de la zona, y dos lugares que combinan bellas vistas panorámicas con buena gastronomía: María Lola, que en una vieja casona reciclada ofrece moderna cocina fusión con los mejores productos de la región, y Chez Manu, en el cerro Martial, donde el francés Emannuelle Herbin -su chef-propietario- ofrece una interesante carta en un salón en el que resaltan peceras con centollas vivas.

Otro lugar con mucho encanto es Ramos Generales, en una vieja casona frente a la costa ambientada como un antiguo almacén, con riquísimos sándwiches de centolla y salmón en variedad de panes caseros, además de una excelente bodega.

Estancia Harberton
Fuera de la ciudad, a 85 kilómetros, se encuentra la Estancia Harberton, establecimiento rural fundado por el reverendo Thomas Bridges a fines del siglo XIX. Bridges fue el primer hombre blanco que arribó a Tierra del Fuego en 1842 con la misión de evangelizar a los aborígenes, y en 1886 fue recompensado por el gobierno nacional con unas tierras para que se afincara en la región. Así nació Harberton, estancia fueguina en la que se levantaron las primeras edificaciones de la isla que aún se conservan.

El viaje hasta ahí vale la pena. La ruta se interna por bellos paisajes de montañas y bosques hasta avistar los techos rojos de las construcciones que conforman el establecimiento, dispersos por la costa del impactante Canal de Beagle, hasta llegar a la entrada de la histórica estancia que recibe a visitantes para recorrerla.

Actualmente residen Thomas Goodar, descendiente de Bridges, y su mujer, Natalie Prosser, reconocida historiadora y naturalista. Ambos llevan adelante el establecimiento que brinda visitas a su museo Acatushun, donde se ven interesantes elementos indígenas y fósiles. Tiene también un restaurante y salón de té donde degustar repostería casera. Para los que quieran disfrutar de una estada en el lugar, la estancia cuenta con un edificio acondicionado para recibir hasta 11 huéspedes en sus cuatro habitaciones.

Por la misma ruta hay un desvío que lleva a Puerto Almanza, pintoresca aldea de pescadores artesanales donde es posible ver de cerca la pesca de centollas y mejillones. En la bahía, que tiene un pequeño caserío frente a Puerto Williams, Chile, descansan las lanchas que salen a la búsqueda de los productos. Preguntar por Norma Vargas, experimentada pescadora del lugar que les contará detalles de la pesca de mejillones que se hace con la colaboración de buzos de la Marina, que con escafandra y todo se sumergen en las heladas aguas de la zona.

Cómo llegar
En avión, por Aerolíneas Argentinas y LADE. Tarifa ida y vuelta, $ 750

Dónde dormir
* Estancia Harberton , (02901) 42-2742, o www.estanciasdesantacruz.com
* Hotel Albatros, www.albatroshotel.com.ar
* Los Cauquenes, www.loscauquenesushuaia.com.ar
* Las Hayas, www.lashayashotel.com
* Tierra de Leyendas www.tierradeleyendas.com.ar

Precio promedio de estos hoteles, desde $ 300 en habitación doble

Dónde comer
* Tía Elvira , (02901) 42-4725
* María Lola , (02901) 42-1185.
* Ramos Generales , avenida Maipú 749

Informes
Infuetur:
en Ushuaia, Maipú 505, (02901) 42-1423; en Buenos Aires, Esmeralda 783, 4328-7040, o en la Web www.tierradelfuego.org.ar


Fuente: La Nación

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?