Inicio Bon Vivir Turismo El sol y los pueblos de la Puna

El sol y los pueblos de la Puna

Se los conoce como “pueblos solares”. Podría ser, sin dudas, por ese sol que abrasa los áridos suelos de la Puna, en Jujuy y Salta. O por el culto al sol -“Inti”- que los pueblos de la región heredaron de los Incas. Sin embargo, la principal razón para que reciban este nombre es en realidad tecnológica: los llamados pueblos solares son aquellos que, en plena Puna, cuentan con paneles solares que generan energía -no contaminante- para hogares, escuelas, cocinas, baños comunales o centros vecinales. Este curioso motivo se ha transformado en un atractivo turístico que mezcla la ciencia y la tradición, el folclore y el turismo sustentable: un circuito alternativo, con el plus del atractivo ecológico, por los impactantes paisajes puneños.

Es difícil sustraerse al encanto de esta mezcla de tradicionales casas bajas de adobe y cabras que pastan como hace siglos con paneles solares de última tecnología; las escenas atraen no sólo por el contraste de épocas, sino también por lo que representa el aprovechamiento del sol en estas tierras, en las que el astro sigue siendo adorado (por ejemplo, en la Fiesta del Sol o “Inti Raymi”, en Huacalera). Al paisaje de grandes desiertos de sal, caminos que zigzaguean entre montañas multicolores y poblados ocultos entre montañas salpicadas de cardones, se suma el atractivo extra del resplandor de los paneles solares.

Para hacer este circuito en la provincia de Jujuy existen dos alternativas; una desde Abra Pampa y la otra desde La Quiaca, rozando el límite con Bolivia. Ambas parten de la ruta nacional 9 y se dirigen hacia el oeste por caminos secundarios, varios de ellos de tierra. Son unos 1.000 km entre alturas que superan los 3.500 metros sobre el nivel del mar, por lo que se recomienda utilizar un vehículo en excelente estado, preferiblemente 4 x 4.

Rumbo norte
El primer circuito posible cubre distintas localidades, en varias etapas. En la primera, de San Salvador de Jujuy a Tilcara (80 km por ruta 9), se puede visitar el taller de producción de artefactos solares del Grupo PIRCA y de la Fundación Ecoandina, para conocer los prototipos de panadería solar, cocinas solares de grandes dimensiones y parabólicas para familias.

Siguiendo hacia el norte por la misma ruta se llega a Abra Pampa, a 3.500 m de altura. Desde allí el recorrido va al oeste por la ruta provincial 7 -de tierra-, pasando por el sur de la laguna de Pozuelos, hasta Rinconada. Poco más adelante, por un paso sinuoso, se trepa a más de 4.200 metros, y luego se desciende a Casa Colorada, pueblo de ex mineros que continúan lavando oro en el río. Allí se levanta uno de los primeros baños solares construidos por la comunidad, además de una cocina solar comunitaria y cultivos con riego por goteo.

Desde Casa Colorada es muy recomendable dar un rodeo por la zona, adentrándose aún más en las montañas y pasando por poblados como Misa Rumi, donde se pueden ver proyectos como la provisión de agua potable con bombeo mediante energía solar y una planta fitoterrestre para el tratamiento biológico de aguas residuales, además de paneles solares y aerogeneradores; cocinas solares, parabólicas hogareñas y de escuelas, y colectores para el agua caliente sanitaria en el albergue escolar. También allí está la vivienda ecológica Ecohuasi, de Ecoandina, que ofrece alojamiento para grupos pequeños y sitio de trabajo para investigadores. Construida con materiales de la zona, se abastece con energía solar y eólica.

Ciénaga Grande, Paicone y Cusi Cusi son otros sitios de visita recomendada en este circuito solar, por un camino sinuoso que cruza varias veces el Río Grande. Vale la pena detenerse en las antiguas terrazas de cultivo, abandonadas por falta de riego pero que se busca rescatar con proyectos de cultivos tradicionales. En Ciénaga y Paicone hay baños solares y cultivos de hortalizas en invernaderos de diseño andino. Y en ciertas épocas se puede ver el lavado de oro artesanal en ríos y arroyos. Incluso se llegan a utilizar pequeñas bombas de agua accionadas por un panel solar.

Al regresar de Cusi Cusi a Abra Pampa se puede pasar por Orosmayo, Casa Blanca y Carahuasi, y dirigirse al sur, hacia el desierto blanco de las Salinas Grandes.

Desde La Quiaca
Otro recorrido solar parte desde La Quiaca, en el extremo norte de Jujuy. Siguiendo la ruta provincial 5 hasta Santa Catalina, continúa luego por la 55, pasando por la Quebrada de Oros, hasta Misa Rumi. En el trayecto se visitan las escuelas de San Francisco, Cabrería, San Juan y Oros, equipadas con artefactos solares y proyectos de energía solar en distintas etapas de desarrollo. Hay cocinas de distintos tipos, colectores para el agua caliente sanitaria e invernaderos andinos. Se utilizan también paneles solares en la generación de energía eléctrica para comunicación telefónica y de radio, alumbrado público y de casas particulares, y uso de televisores y computadoras en escuelas.


Fuente: Clarín

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?