Inicio Novedades En Argentina mueren 40.000 personas por año

En Argentina mueren 40.000 personas por año

El 31 de mayo se celebra en todo el mundo el “Día Mundial sin Tabaco”. Esta fecha fue instituida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objeto de resaltar los riesgos para la salud asociados al tabaco y promover políticas eficaces para disminuir el consumo.

El consumo de tabaco es la principal causa prevenible de defunción y actualmente, mata 1 de cada 10 adultos en el mundo. En Argentina mueren más de 40.000 personas por año y debido a las consecuencias del tabaquismo incluyendo, entre otras, enfermedades cardiovasculares, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y cáncer de pulmón, se generan gastos de $21 mil millones de pesos.

Es necesario tomar las medidas necesarias para disminuir el consumo y para reducir la mortalidad relacionada al tabaco especialmente en los países de ingresos bajos y medianos.

Una de las medidas más eficaces para reducir el consumo es el aumento del precio del tabaco por este motivo se decidió que las metas específicas de la campaña 2014 son:

• Que los gobiernos aumenten los impuestos sobre el tabaco hasta niveles que reduzcan el consumo.

• Que las personas y las organizaciones de la sociedad civil alienten a sus gobiernos a aumentar los impuestos sobre el tabaco hasta niveles que reduzcan el consumo.

Argentina sancionó en el año 2011 la Ley de Control de Tabaco, que regula muchos aspectos del tabaco pero no incluye en su texto la regulación de los impuestos -como está recomendado en el Convenio Marco de Control al Tabaco de la OMS- el cual no ha sido aún ratificado en nuestro país.

El precio de los cigarrillos en Argentina es el más bajo de toda la región. De esta manera se favorece el consumo, el inicio temprano y se atenta contra el abandono.

La Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) apoya la iniciativa de la OMS ya que considera que es fundamental tomar las medidas necesarias para disminuir el consumo de tabaco y de esta manera reducir la morbilidad y mortalidad relacionadas al tabaquismo.