Inicio Salud y Belleza En electromedicina, la producción por la escalera y las importaciones por el...

En electromedicina, la producción por la escalera y las importaciones por el ascensor

La producción argentina en el sector Electromedicina creció, entre 2007 y 2009, un 61.25%, según lo revela un informe de la Consultora Claves Información Competitiva. Sin embargo, en el mismo período las importaciones de tecnología médica crecieron un 580%. De este modo, la proporción 70 / 30 del giro del negocio (en pesos) a favor de la producción local en 2007, se transformó en 20! 09 en un 37 / 63 a favor de las importaciones.

En este rubro están contempladas tecnologías de alta, media y baja complejidad, que van desde equipos de resonancia magnética y tomografía computada, endoscopios, laparoscopios, rayos x, ultrasonido, respiradores e incubadoras, hasta desfibriladores, electrocardiógrafos, nebulizadores y vaporizadores.

A pesar de la contundencia de las cifras expresadas, en un análisis pormenorizado se advierte que en Baja y Media Complejidad existe un mercado doméstico firme y en crecimiento, y con similar performance exportadora, mientras que en Alta Complejidad el carácter esencialmente foráneo de la producción (empresas multinacionales, desde países desarrollados), el alto valor unitario de los productos y una concentrada demanda, hacen de las importaciones el flanco más inestable del sector.

En cuanto al origen de los productos, éste se encuentra claramente concentrado en cuatro países (63,89% del va! lor): Estados Unidos, Alemania, China y Japón. El principal provee d or (EEUU) representa el 26,6% y el segundo (Alemania), el 13,69% -con un notable incremento en la participación entre 2008 y 2009, del 40%-

Entre los principales importadores encontramos (en orden alfabético) a Fresenius SA (diálisis) Griensu SA (Toshiba), Medix ICSA, Philips Argentina SA, Siemens SA y Tecnoimagen SA (Sono Site, ecógrafos color), pero se trata de un sector sumamente atomizado en el que ninguna de las empresas cuenta con una participación superior al 6%.

En relación a las exportaciones (en pesos), el crecimiento del 82.64% experimentado entre 2007/2008 no logró sostenerse, y se estima para el periodo 2008/2009 una caída del orden del 12%. Cabe destacar que el principal destino de estas exportaciones es Venezuela, que absorbe el 45.53% de los productos de electromedicina comercializados por nuestro país en el exterior. Le siguen como compradores, en orden de importancia, Estados Unidos (con el 8%), Brasil (6.8%)! y México (4.2%).

Los principales exportadores son (en orden alfabético): Crovil SA, Invap SE y Philips Argentina (medicina nuclear), Medix ICSA (incubadoras), San Up SA (nebulizadores) y Tecme SA (respiradores). Estas seis empresas concentran el 61% de las exportaciones del sector.

El sector de electromedicina está compuesto por 221 empresas relevadas por ANMAT, dedicadas a fabricación, importación y/o ambas; a las que se agregan unas 300 empresas de pequeña dimensión, dedicadas a la comercialización de productos locales e importados (no importadores), locación de equipos y servicios de reparación y mantenimiento.

En cuanto a la titularidad del capital, salvo en algunos casos de corporaciones multinacionales (Carl Zeiss, Fresenius, General Electric, Johnson & Johnson, Philips, Siemens, que operan como importadoras), las empresas son Pymes, en general de tipo familiar, con mayor o menor grado de desarrollo, pero siempre dedica! das a la media o baja complejidad. Por el contrario, las corporaci ones se dedican principalmente a la importación de productos de alta complejidad, por lo que se adjudican las mayores cuotas del mercado interno.

Perspectivas
Para 2010, se espera una tasa de crecimiento del 10% en el giro del negocio, pero que podría superar el 20% en el más optimista de los escenarios.

La perspectiva para el segmento de Alta Complejidad en el corto / mediano plazo es de buena a muy buena. En este caso debería darse la estabilidad en los tipos de cambio involucrados en las operaciones de importación de equipos.

En el mercado de Media / Baja Complejidad los valores unitarios son medios/bajos, y existe una alta atomización de productores locales, comercializadores, importadores y clientes, por lo que su marcha es más estable y previsible.

El sesgo exportador logrado en este segmento sólo ha cedido posiciones ante situaciones de recesión global, aunque en forma poco notoria. Se en! cuentra pronto a satisfacer la creciente demanda del exterior, que se venía manifestando hasta el presente año y que muy probablemente se reactive a partir de principios / mediados de 2010. En cuanto a los clientes locales (y como profunda diferencia con el segmento de Alta Complejidad), encontramos al sistema de salud en su conjunto (Hospitales Públicos, Sanatorios de Obras Sociales, Clínicas Privadas de cualquier envergadura, Servicios de Emergencias Médicas), Clínicas y establecimientos dedicados a la estética, rehabilitación kinesiológica, entre otros; además del desarrollado mercado familiar / ambulatorio (nebulizadores, vaporizadores). Ante esta multiplicidad de demandantes locales, y el posicionamiento en el mercado externo, la industria de Productos de Electromedicina de Media y Baja Complejidad tiene asegurados parámetros más previsibles que el segmento principal de la actividad, así como el mantenimiento de altos índices de rentabilidad en el mediano plazo! y óptimas perspectivas para el largo plazo.

Principales cinco tendencias estratégicas del sector
1- En media y baja complejidad, será fundamental el posicionamiento ante el mercado externo, una vez producidas las primeras señales de reactivación de la economía global
2- En el mismo segmento se puede prever una inversión importante en I+D, al menos en el corto / mediano plazo, con el objeto de captar y fidelizar nichos de mercado
3- En cuanto a la publicidad del sector, comenzará a hacerse más masiva la relativa a productos de estética y productos de baja complejidad de uso hogareño
4- La interrelación entre importación y alta complejidad (prácticamente total) se mantiene, aunque se incrementan los servicios de origen local en cantidad y calidad
5- De no producirse grandes desfazajes cambiarios, se incrementarán las importaciones de alta complejidad, en función de la obsolescencia de la planta local y nuevas prestaciones de los equipos de última generación, que aceleran la obsolescencia mencionada.