Inicio Tecno ERP: ni vertical ni horizontal

ERP: ni vertical ni horizontal

Por: Blas Briceño, presidente de Finnegans

Si usted está en búsqueda de una plataforma integral de gestión para su empresa, puede encontrar dos tipos de soluciones: software especializado para su propia industria o ERPs horizontales con modelos de implementación que se aproximen a sus propios negocios.

Cada alternativa tiene sus propios beneficios, pero también sus desventajas: las soluciones horizontales a menudo tienen mejor cobertura tecnológica y de backoffice administrativo, pero no resuelven con facilidad el centro del negocio, cuando es especializado; las soluciones verticales a menudo brindan una cobertura del proceso crítico sofisticada y a la medida, pero no suelen tener robustez de desarrollo y prestaciones generales amplias.

Por eso, a la hora de definir qué tipo de solución implementar en una empresa hay que tener en cuenta qué tipo de industria y cuáles son las especificaciones del sector.

Veamos por ejemplo el caso del agro. Un ciclo muy específico y que hace cualquier empresa del sector es “la planificación”. El tema que es que, a diferencia de otras industrias, en el caso del agro, el precio no lo define el productor, sino el mercado internacional.

Pero, además, existen variantes que no se pueden conocer de antemano como el clima, por ejemplo. Eso exige una permanente revisión del sistema que va modificando la planificación original. Esto es algo que un software de gestión para el sector debe contemplar. Se debe hacer una planificación original que elija cuales son las mejores estrategias de lo que se va a plantar; de si se va a producir carne o se van a producir cereales, soja o maíz; si lo que se va a buscar es la preservación del suelo o una intensificación de la producción de un determinado año. En definitiva, eso es un planeamiento que está ligado a la gestión de información de la empresa.

Hay que extraer información de mercado, y sumar la de los propios procesos productivos y en ese primer trabajo uno tiene que tener la posibilidad de compararse con las medias de la región para establecer un plan. Y también hay que saber que ese plan se puede desarmar antes de poner la primera semilla de soja en el campo: porque bajó el precio, subió el precio, no llovió, llovió, etc.

Revisar los planes en el contexto de lo que ya fue realizado hasta ese instante es algo que si uno no tiene un software específico, resulta muy difícil de hacer. Ahí hay un beneficio notable en tener un buen software especializado en llevar cuentas de los datos de la realidad de esa industria específica y proyectarlos en función de la situación climática y de mercado vigente.

Dejando el campo de lado, podemos afirmar que a la hora de decidir qué elegir, es importante sopesar las distintas alternativas en el contexto de la empresa: si el core requiere la máxima atención en la automatización de sus procesos, y se requieren tiempos de implementación cortos, conviene ponderar mejor a las soluciones verticales; si se necesitan soluciones de backoffice más sofisticadas (tesorería, contabilidad, cuentas a cobrar y pagar), probablemente las soluciones horizontales tengan mejores herramientas.

También hay intersecciones y uniones disponibles en el mercado. Intersecciones: soluciones para industrias verticales con capacidades de software horizontal. Uniones: software horizontal que incluyen facilidades para ser integrados a módulos verticales específicos de otros fabricantes.

Creemos por eso que favorecer la creación de soluciones que integren lo mejor de las propuestas horizontales con lo mejor de las verticales, lo que hemos denominado “la intersección funcional”, es siempre la más efectiva respuesta a las necesidades de esos mercados. Es lo que proponemos desde Finnegans para empresas industriales, de agronegocios, comercializadoras, constructoras y otras

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?