Inicio Bon Vivir Vinos y Bodegas Extra Toso, primer champagne “de pupitre” del país

Extra Toso, primer champagne “de pupitre” del país

¿El champagne va a la escuela? El pupitre al que hace referencia el título es parte del proceso artesanal de elaboración que se conoce como Método Champenoise, en honor a la región de Francia donde nacieron los champagnes, y que desde más de cinco siglos produce sus vinos de esta forma.

En nuestro país, la bodega Pascual Toso fue la primera en desarrollar este método (en 1922), con el objeto de crear un espumante Premium, el Extra Toso. Para ello, la bodega buscó el asesoramiento de enólogos franceses e importó el equipamiento para aplicar el Método Champenoise, incluyendo los pupitres que se utilizan para el “remuage” (removido) y “dégorgeage” (degüelle).

El proceso de elaboración se inicia con un vino base que es madurado durante seis meses a un año. De aquí se obtiene la “cuvée”, o cortes de vinos base. Otro año y medio más de maduración en botella permite que el espumante vaya adquiriendo toda su complejidad (se lo va agitando cada dos meses para amalgamar aromas y sabores), para luego colocar las botellas boca abajo en los pupitres durante tres meses más (ver foto), donde se procede al “remuage”: cada botella debe ser girada diariamente para que el sedimento se acumule junto al tapón de la botella y no se deposite en las paredes.

Finalmente, el “dégorgeage” consiste en eliminar estos sedimentos manualmente. Para ello, se congelan los cuellos de las botellas, que luego se invierten para que el tapón de hielo salga expulsado con todos los sedimentos.

La próxima vez que tomes un champagne de pupitre, ya conocés todos los secretos que encierra la botella.