Inicio Motores Fiat está cerca de dejar de producir cajas de cambio en Argentina

Fiat está cerca de dejar de producir cajas de cambio en Argentina

Los proveedores lo dan por hecho y los empleados esperan las “malas noticias”, pero Fiat por ahora sólo reconoce que implementó un plan de suspensiones rotativas de 150 operarios y abrió el retiro voluntario por la baja producción. El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, estuvo en Córdoba donde se mostró optimista al afirmar que hay indicadores que permiten argumentar a favor de un punto de inflexión en la recesión. Pero no convenció a los industriales, que no ven un horizonte cercano de salida.


Fiat Chrysler Automobile (FCA) está cerca de levantar la línea de producción de cajas de cambio de su planta de Ferreyra, donde tiene 250 operarios, según informó el diario cordobés ‘La Voz’.

El titular de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba, Eduardo Borri, le dijo a la agencia ‘Cadena 3’ que los proveedores de FCA “han sido alertados hace algunas semanas que se paralizará la actividad en la parte de cajas de transmisión” de la automotriz italiana.

“Las multinacionales toman decisiones, que lo hacen con todo derecho, pero los proveedores más pequeños están siendo afectados”, señaló.

En cuanto a la cantidad de trabajadores que podrían quedarse sin su trabajo actual, la cifra llegaría a los 700.

“Por cada empleo que hay en la terminal hay cuatro en el sector autopartistas, por lo que si hay 170 afectados en el Fiat en el largo plazo el daño sería cuatro veces mayor”, dijo.

La crisis de la industria cordobesa, en especial la metalmecánica y metalúrgica relacionada al sector automotor, es muy profunda y se complicará aún más si no hay soluciones en el cortísimo plazo.

Ese fue el mensaje central que ayer le transmitieron los industriales cordobeses al ministro de Producción Dante Sica en una reunión en la ciudad de Bell Ville.

Desde la Unión Industrial de Córdoba dijeron que el encuentro se dio en buenos términos y que quedaron en reunirse con el ministro cada mes para “ir monitoreando la industria cordobesa”.

Uno de los títulos que dejó el encuentro es que la Nación analiza reanudar los reintegros a las exportaciones de autos para buscar dar incentivos productivos a este sector.

Sobre el clima de la reunión y la crítica situación de la industria cordobesa, el titular de la Unión Industrial Argentina, Marcelo Uribarren opinó: “Fue bueno pero dejamos en claro que si las cosas no cambian rápidamente, no se puede soportar mucho más. Estamos muy preocupados porque la situación es muy delicada y la crisis es profunda, ya no se trata solo de un problema de tasa (de interés) sino de nivel de actividad”, señaló.

Sica insistió en que hay indicadores que permiten argumentar a favor de un punto de inflexión en la recesión. El Gobierno se aferra a algunos datos que reflejan que la caída en el nivel de actividad habría tocado un piso entre diciembre y enero, y que ahora se estaría en una meseta.

Sin embargo, no convence a los industriales, quienes no advierten un horizonte cercano de salida.

Según ‘La Voz’, los empresarios que participaron de la reunión creen que, por la fragilidad macroeconómica, el Gobierno prioriza el equilibrio fiscal y la estabilización cambiaria, con una política monetaria restrictiva que anula a la actividad.

VW sumó suspensiones

Ayer se supo que Volkswagen se sumó a la lista de empresas como Peugeot, Renault, Fiat, Honda, Ivecco, Toyota, Ford y General Motors que aplicaron un plan de ajuste.

Desde el lunes la automotriz suspendió a 400 trabajadores de su planta en Pacheco. Serán rotativas por 30 días. Luego de ese período, la empresa de origen alemán tomará la misma medida pero con otro grupo de 400 operarios, según informó ‘Infogremiales’.

Durante el tiempo que perduren las suspensiones solo percibirán el 75% de su salario neto, pacto que se replica en la mayoría de las terminales. Volkswagen no escapa a la crisis a pesar de que el año pasado finalizó como el primer fabricante mundial de automotores y es líder en el mercado nacional.

Durante marzo, Peugeot confirmó 1000 suspensiones en su planta de El Palomar, mientras que Honda oficializó la suspensión de cerca de 700 operarios por plazos de entre tres y cuatro semanas. Por su parte, Renault detuvo su planta en Córdoba durante la primera semana de este mes, medida que afectó a 1500 empleados.

De acuerdo con los números presentados por la asociación que nuclea a los concesionarios (Acara), la venta de autos 0km se desplomó un 42,8% en febrero frente a igual mes de 2018 y acumula una caída del 47,5% en el primer bimestre del año, afectada por la suba de precios, la caída del poder adquisitivo y las altas tasas de interés que encarecen el financiamiento.

En tanto, la producción de las terminales locales cayó en febrero un 16,4% y registra una baja interanual del 22,1% en los dos primeros meses de 2019, de acuerdo con los datos de la asociación de fabricantes (Adefa). Este año se fabricaron 47.465 unidades, frente a las 60.943 que se llevaban producidas en igual período de 2018.

Fuente: Urgente24