Inicio Empresas y Negocios Fintech y sus beneficios para las personas

Fintech y sus beneficios para las personas

Fintech y sus beneficios para las personas

El concepto de Fintech hace referencia a aquellas empresas que utilizan como base las nuevas tecnologías para brindar distintos servicios financieros, el término surgió de la fusión de las palabras en inglés “financial” y “technology”

Su nacimiento se ubica en los años 90 cuando los bancos de la época comenzaron a adaptar la tecnología a sus procesos internos, actualmente su desarrollo se ha extendido por toda la cadena de servicio hasta alcanzar a los usuarios .

Como consecuencia del crecimiento de las Fintech, se han generado cambios en la forma en que las personas se relacionan con sus finanzas, brindándoles atención cada vez más personalizada y nuevas herramientas que facilitan su administración, pero que al mismo tiempo les han abierto la puerta a nuevos servicios que hasta hace unos años se consideraban exclusivos para los dueños de grandes fortunas.

En la actualidad, incluso aquellas personas que por distintas razones no podían tener acceso a una cuenta bancaria, se les ha permitido acercarse a distintos productos, con una mayor flexibilidad de condiciones, no solo físicas sino también en cuanto a los trámites que requieren.

Las Fintech pueden ser muy variadas y ofrecer distintos servicios enfocados a distintos mercados, pero dentro de las características que comparten es que suelen hacer uso de otras tecnologías como la automatización de sus procesos, la inteligencia artificial, blockchain y big data.

Pues el uso en conjunto de estas tecnologías permite desarrollar predicciones bastante precisas en cuanto al comportamiento de cada cliente y en consecuencia poder mejorar su seguridad, al facilitar la identificación de actividades inusuales en su comportamiento. Dentro de los principales ejemplos de Fintech encontramos los siguientes:

  • Criptomonedas; se trata de un tipo de divisa el cual no tiene un formato físico, es decir sólo existen dentro de un entorno virtual como un conjunto de datos. La más popular es Bitcoin la cual a su vez fue la primera en circulación y surgió en 2009. Este tipo de divisa cuenta con un cifrado de seguridad muy fuerte a través de blockchain, el cual evita que los archivos que la componen puedan ser copiados o modificados sin la autorización correspondiente. Las criptomonedas no son controladas por ninguna institución por lo que su valor responde a los movimientos de la oferta y demanda, esto hace que su precio sea mucho más voluble que una divisa tradicional, pudiendo tener subidas y bajadas extremas y repentinas.
  • Aplicaciones móviles; las nuevas aplicaciones móviles no solo nos permiten ver el estado de nuestras cuentas, sino que también podemos hacer transferencias, en muchos casos inmediatas sin importar la institución de origen y destino, controlar las inversiones e incluso nos ofrecen nuevas formas de pago con las que ya no es necesario ni siquiera tener una tarjeta a mano.
  • Neo Bancos; ofrecen los mismos servicios que un banco normal, pero únicamente de forma virtual, es decir no cuentan con una oficina física y suelen brindar atención los 365 días del año y las 24 horas del día mediante el uso de automatización robótica, la cual permite responder de forma rápida las consultas más comunes de sus usuarios. Además de esto también suelen ofrecer a sus usuarios mejores condiciones y menos requisitos que la banca tradicional.
  • Crowdfunding; son plataformas mediante las cuales las personas pueden obtener financiación por parte de otros usuarios, este método ha permitido a pequeñas empresas obtener financiamiento para proyectos muy variados, para los cuales un banco tradicional no lo haría. Otra ventaja es que existen distintos tipos de recompensas para los inversionistas pues estos pueden recibir acciones en el proyecto, intereses por el préstamo, una parte de los beneficios, o incluso que se maneje como una donación sin esperar nada a cambio.

El éxito de las fintech se debe en gran parte a que ha permitido que pequeñas empresas entren en el mismo mercado que compañías multinacionales. Un número considerable de las nuevas fintech pertenece a start ups, esto quiere decir que se trata de empresas que han surgido de forma reciente y que desarrolla ideas innovadoras, una característica fundamental, la cual les permite crecer de forma rápida con apoyo de la tecnología. La tecnología continuará evolucionando lo que plantea un panorama estable para el desarrollo de estas herramientas y sin duda la expansión de las redes móviles 5G serán cruciales para su siguiente generación.

Artículo anteriorEl metaverso, ¿la nueva fiebre del oro?
Artículo siguienteEntre los influencers también hay brecha de género