Inicio Salud y Belleza GE Healthcare: 50 años invirtiendo en el diagnóstico y prevención del cáncer

GE Healthcare: 50 años invirtiendo en el diagnóstico y prevención del cáncer

Como parte de su compromiso con la salud de las comunidades, en 2011, GE Healthcare inició una ambiciosa campaña mundial, denominada healthymagination, enfocada en la prevención del cáncer. En este sentido, GE destinó US$ 1.000 millones para ser invertidos en el transcurso de 5 años, en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías orientadas al diagnóstico temprano.

A partir de este compromiso, en 2012, fueron invertidos US$ 335 millones para ampliar las capacidades de diagnóstico por imagen molecular, desarrollar tecnologías para la fabricación de biofármacos y realizar estudios relacionados con el cáncer. Asimismo, para el 2020, GE Healthcare se fijó el objetivo de asistir a 10 millones de pacientes alrededor del mundo.

Según datos arrojados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2012, se perdieron 8.2 millones de vidas a causa del cáncer y este número sigue creciendo, siendo el cáncer de seno uno de los más preocupantes. Por esta razón, en 2013, GE Healthcare patrocinó el estudio global: Prevención, Detección Precoz y Gasto Económico del Cáncer de Mama, donde se destaca la necesidad de aumentar la concienciación de la población en lo que concierne a esta enfermedad y los métodos de diagnóstico que implica.

Asimismo, el estudio toca temas como la resistencia que se presenta por parte de las personas al momento de practicarse exámenes médicos preventivos haciendo énfasis en los esfuerzos de GE Healthcare, que trabaja en conjunto con gobiernos y ministerios de salud, para aumentar el acceso a los exámenes a través de las tecnologías desarrolladas por la empresa en búsqueda del bienestar de las comunidades.

Este estudio logró, entre otras cosas, conclusiones interesantes sobre el impacto del cáncer de mama en la vida de las mujeres que lo padecen. En 2008, alrededor del mundo se perdieron 15 millones de años de “vida saludable”, por las mujeres que murieron a temprana edad o quedaron incapacitadas por los efectos de esta enfermedad. En Argentina este tipo de cáncer demuestra mayor incidencia, con una tasa de 71 casos por cada 100.000, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional del Cáncer (INC).

La prevención salva vidas
En las últimas 5 décadas, la tasa de incidencia de cáncer de mama ha aumentado en los países en vía de desarrollo y, a medida que más mujeres viven con la enfermedad, la calidad de vida de las pacientes se torna un asunto crucial.

El tratamiento de cáncer de seno, al igual que otros tipos de cáncer, acarrea altos costos; pero estos se reducen cuando se toman medidas preventivas y se controla a tiempo. Se estima que alrededor de US$ 33.3 millones son destinados anualmente al tratamiento de esta enfermedad a nivel global, pero mejorando los hábitos de vida y detectando la enfermedad a tiempo, se reduciría el monto a US$25 millones anuales.

En este sentido y debido a su compromiso por brindar un mejor acceso a la salud es que GE Healthcare lleva 50 años invirtiendo recursos para desarrollar un amplio e innovador portafolio de productos, servicios y soluciones dedicados a la prevención, diagnóstico, tratamiento y monitoreo de los distintos tipos de cáncer; todos desarrollados bajo estrictos parámetros de calidad, innovación, tecnología y seguridad.

Desde 1965, GE Healthcare ha estado presente en el desarrollo de nuevas alternativas para el cuidado de la salud, desde que creó la primera variación para usar rayos X en exámenes de mamografía, hasta el día de hoy que desarrolla equipos para obtener imágenes moleculares precisas.

En Argentina, GE Healthcare ha estado presente desde 1992 enfocado en servir a las comunidades promoviendo el bienestar de sus miembros y mejorando la calidad de vida de los argentinos a través de los equipos médicos provistos a diferentes centros médicos en el país.

La precisión de un examen es la mejor manera de prevenir el cáncer
Ante mayor precisión de la imagen, el examen será más certero y contribuirá a salvar más vidas. Es en este sentido es que GE Healthcare ha trabajado en la mejora de sus equipos, adicionándole opciones para mejorar el diagnóstico temprano.

Se ha comprobado que la mamografía es un método efectivo para diagnosticar el cáncer y, acompañado de buenos hábitos como hacer deporte, mantener una dieta balanceada, no ingerir alcohol y no fumar, se pueden reducir los riesgos de padecimiento de esta enfermedad. Está claro que el dispositivo de mamografía es el equipo más conocido y es el más indicado para detectar anomalías relacionas al cáncer de mama; pero no siempre es suficiente para proporcionar a la paciente un diagnóstico conciso. Por esta razón, en muchos casos, se requiere un examen adicional, que generalmente se realiza con otro tipo de tecnología.

GE Healthcare a través del proceso de mejora en su portafolio de productos y soluciones cuyo objetivo es brindar más beneficios a los futuros usuarios, ha desarrollado una tecnología específica, llamada SenoBright, que ofrece un complemento a los exámenes a través del uso de contrastes. Con este método, los médicos podrán obtener más información sobre las imágenes obtenidas, ya que el contraste muestra en relieve áreas los patrones que pueden indicar la presencia de lesiones y/o anomalías. Además, con SenoBright es posible realizar exámenes adicionales de manera inmediata utilizando el mismo sistema de mamografía, con el mismo equipo, y en el mismo día haciendo que la paciente tenga los resultados de forma más rápida.