Inicio Salud y Belleza ¿Ibuprofeno o paracetamol?

¿Ibuprofeno o paracetamol?

El domingo apareció en The Guardian donde Luisa Dillner cuenta que el popular antiinflamatorio Ibuprofeno, podría no ser totalmente seguro. El ibuprofeno es una de las drogas no esteroides y antiinflamatorias (NSAID según siglas inglesas) más populares desde hace 50 años.

Esas drogas reducen la inflamación bloqueando las enzimas COS-1 y COX-2 necesarias para generar prostaglandinas, los químicos que dan una respuesta a las lesiones o enfermedades que provocan dolor, hinchazón o fiebre. Pero las prostaglandinas también protegen la capa que recubre el estómago reduciendo la producción de ácido y aumentando el moco, por lo cual el bloqueo puede provocar sangrado o úlceras en el estómago, especialmente en personas mayores.

Esto, dice The Guardian, se sabe desde hace años, pero más recientemente se ha relacionado a algunos NSAID con el aumento en el riesgo de ataque cardíaco (altas dosis conducen a un infarto fatal por cada 1.000 personas al año que usan las drogas) ACV y daño en el intestino delgado. El doctor Alessio Fasano, director del Centro para Investigación Celíaca en el hospital general de Massachusetts, cree que podrían, en personas predispuestas genéticamente, aumentar también el riesgo de sufrir enfermedad celíaca. Al hacer permeable el intestino delgado esas drogas permiten el acceso del gluten al torrente sanguíneo e instalan una respuesta autoinmune. ¡Será hora de recurrir en cambio al paracetamol?, se pregunta Dillner.

La solución

Todas las drogas tienen efectos secundarios sy mucha gente puede tomar ibuprofeno con plena seguridad. Cuando trabajan las NSAID, reducen el dolor a la mitad. El paracetamol no es tan efectivo y también tiene sus propios riesgos, porque en dosis mayores a las recomendadas puede dañar el hígado. Lo que hay que hacer, siempre, es consultar con el farmacéutico o con el médico antes de comenzar a tomar NSAID. Habría que evitar esas drogas si se padece asma, se ha tenido un infarto, ACV, úlcera estomacal o enfermedad renal o si usted está tomando anticoagulantes.

Para los deportistas que pretenden rendir siempre un poquito más tomando ibuprofeno, podsría no resultar aconsejable. Un estudio entre personas que corrieron las 100 millas en Estados Unidos descubrió que los que habían tomado ibuprofeno tenían mayores niveles de marcadores químicos de daño muscular, ninguna reducción en los dolores después de la carrera y tampoco corrieron más rápido. Otro estudio descubrió aumentos en la permeabilidad del intestino delgado en ciclistas que tomaron NSAID antes de realizar el ejercicio. Los autores concluyen que no es gratuito para los atletas tomar NSAID.

De manera que quien los necesite para calmar el dodlor y no tiene una razón médica para no tomarlos, los beneficios van a ser mayores a los riesgos. Sólo n hay que tomarlos antes de una sesión de gimnasia.