Inicio Salud y Belleza Implante mamario: recomendaciones para obtener el resultado deseado

Implante mamario: recomendaciones para obtener el resultado deseado

Compartir

Con respecto a las técnicas que existen para aumentar el tamaño de las mamas, actualmente y en general, los cirujanos están capacitados para colocar la prótesis atrás del músculo, de la glándula, por la axila, el surco o la areola. Para ello, el procedimiento más utilizado a nivel mundial es el implante de prótesis de gel cohesivo de silicona. Sin embargo, existen más de 50 tipos de prótesis como las texturadas, lisas, de perfil anatómico, alto, moderado, entre otras. Cabe aclarar que no hay una que sea mejor que otra, sino que ello tiene que ver con el tipo de mama que el paciente desea tener de acuerdo al volumen que ya posee.

¨La mama puede estar grande, pequeña, caída o tuberosa. Hay muchos modelos distintos de mamas y hay que evaluar en cada caso qué es lo que se aplica. A mi criterio, una prótesis hay que esconderla atrás del tejido existente para que el resultado sea natural y armónico¨, explica el cirujano Moyano Bradley, director de Estética Buenos Aires.

Y agrega: ¨La técnica a utilizar se define en una conversación detallada con el paciente, quien debe elegir a un profesional que maneje todas las técnicas¨. También, aclara que hay mujeres a las que se les puede dar un volumen importante mientras que a otras no porque ¨no alcanza el tejido para cubrir y es necesario realizar varios procedimientos¨.

A tener en cuenta para tomar la decisión:

• Averiguar de qué se trata y hacer una consulta con un especialista.

• Realizar un autoexamen de conciencia para averiguar qué es lo que realmente quiere el paciente, es decir, evaluar por qué lo hace, si estará contenta o no y estar convencida del motivo. ¨Es una cirugía simple que da grandes satisfacciones cuando las mujeres lo hacen en el momento y contexto adecuado. Una paciente lógica y sana que decide que estará más contenta si tiene más relleno, posiblemente le aumente la autoestima porque obtendrá un resultado fantástico¨, asegura el Dr. Moyano Bradley.

• Es muy importante que sea sincera en la charla con el profesional y que sepa a qué se está sometiendo ya que eso garantiza un buen resultado.

• También, es fundamental saber que se usen materiales de buena calidad, que las prótesis tengan las garantías necesarias, que la operación se realice en un contexto y entorno de seguridad, que haya un monitoreo cardiológico, un anestesista y que se usen materiales estériles.

• Buscar referencias del profesional elegido y que exista cierto reconocimiento al centro que se acude.

• Hay que tener en cuenta que es un procedimiento en el que la prótesis cuesta alrededor de mil dólares, por lo tanto hay que desconfiar de los lugares o avisos que prometen una cirugía por menos de esa cantidad de dinero que ni siquiera cubre el costo básico.

Con respecto a las complicaciones más frecuentes, el especialista detalla que básicamente pueden existir molestias en el postquirúrgico. ¨Hay pacientes que tienen mayor o menor tolerancia al dolor entonces se puede usar un analgésico más fuerte. También, pueden aparecer moretones, hematomas, equimosis, que se ponga morada la zona, que tarde en cicatrizar, que moleste un poco el corpiño, el vendaje o que se deba retocar alguna cicatriz¨.

En cuanto a las infecciones y encapsulamientos, el doctor explica: ¨Un encapsulamiento es una cicatriz que se hace alrededor de la prótesis la cual se pone dura y molesta. Tanto esto como las infecciones no son complicaciones graves; no obstante, pueden suceder luego de una cirugía. Antes del procedimiento, siempre se toman los recaudos necesarios con los análisis correctos a cada paciente¨.

Y añade: ¨En mi caso, una persona que no esté en condiciones médicas, no la opero. Por ejemplo, una mujer diabética mal compensada seguramente cicatrizará mal y un hipertenso descontrolado puede ser un peligro. Una cirugía es una elección, no es una operación de vida o muerte¨.

Mitos del implante mamario:

• La prótesis no se cambia cada 10 años porque no tiene vencimiento. Las actuales tienen garantía de por vida y aguantan 600 kilos de presión. No son fáciles de romper salvo que estén fallada, por eso es importante revisarlas anualmente o sea, una vez por año por lo menos.

• En general, se puede dar de mamar teniendo un implante mamario. Según estudios internacionales, 7 de cada 10 mujeres pueden amamantar normalmente.

• La sensibilidad de la mama no se ve afectada por el implante, sólo posee un alteración transitoria luego de la cirugía.

Levantamiento mamario
La caída mamaria se denomina ¨ptosis¨ y puede ser de grado uno, dos, tres o ser una pseudoptosis. Por ello, es necesario evaluar correctamente qué tipo de caída se posee y a expensas qué tejidos. ¨Puede ser una ptosis que tiene el volumen adentro y conservado pero la piel muy laxa y la mama cayó entera pero tiene volumen y hay otras que perdieron todo el volumen, el tejido y queda la piel vacía. Entonces, depende de la causa se decide si se pondrá o no un implante y si se tendrá que sacar piel, ésta última cirugía se llama mastopexia y consiste en levantar la mama y llevarla nuevamente a su lugar¨.

Cabe aclarar que el levantamiento mamario deja una cicatriz. Al respecto, el médico dice: ¨La paciente que se va a levantar la mama tiene que pensar si estará más feliz con las marquitas o con la mama caída. Depende de la cantidad de piel que se le extraiga, será la marca que le quedará. Yo les dibujo las cicatrices con un marcador indeleble para que se vean a la noche en sus casas desnudas y que observen cómo van a quedar, para que se vayan haciendo la idea¨.

Recuperación recomendada para el aumento, reducción y levantamiento mamario:

• Reposo absoluto 24hs post cirugía.

• Reinserción laboral estimada a las 48hs.

• Reposo relativo por 15 días (sin esfuerzo físico).

• Actividad física normal a los 30 días.

Fuente: Estética Buenos Aires.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?