Inicio Tecno iPad 2: herramienta multifunción

iPad 2: herramienta multifunción

A casi 5 meses de haber salido a la venta, el iPad2 sigue dando que hablar, pues los consumidores se han volcado definitivamente a esta nueva tecnología. Un informe de Gartner Inc. Asegura que las media tablet se aproximan a un fuerte crecimiento, con una proyección global de ventas a consumidor final de 54,8 millones de unidades en 2011, un 181 por ciento por arriba de 2010, y sobrepasando los 208 millones de unidades en 2014.

Sin embargo, muchos desprevenidos luego de comprarlo se preguntan para qué lo pueden utilizar.
En esa duda radica probablemente el principal error que hubo en muchas evaluaciones del producto: es que creyeron que era un producto de juguete. Quienes tenemos suficiente edad, nos acordamos que en 1984 con la Mac pasó lo mismo. Cuando Steve Jobs la introdujo, muchos dijeron: “no, pero es un juguete, porque no tiene esto, no tiene lo otro”. Hoy nadie lo considera así.

El iPad es un producto que tiene un uso totalmente general, enfocado hacia cualquier tipo de persona, incluso es notable la cantidad de uso de personas mayores que son usuarios. Hay diferentes públicos, como el del iPod Touch, que es casi exclusivamente de jóvenes, al público del iPhone, que es mixto (bastantes jóvenes y adultos).

Ahora bien, el iPad2 es un producto netamente para adultos, porque si bien parece tener las mismas prestaciones, hay diferencias. Tiene una pantalla mucho más grande, permite usar los 10 dedos, se pueden visualizar las cosas, amplificar las letras al tamaño que sea y esto ayuda mucho a la gente que, por ejemplo, tiene problemas de vista o necesidades de acceder a sistemas más complejos o de utilizar funciones más exigentes.

Un tema importante es que Apple las cosas avanzadas las hace para el iPad y no para los otros productos más pequeños, porque no son prácticos para hacerlo. El iPad tiene más de 60.000 aplicaciones específicas, además de las más de trescientas mil que hay para el iPhone y el iPod Touch que se pueden usar también, ya que se ven en tamaño duplicado.

Así, en el iPad se puede jugar, trabajar, investigar temas de ciencia, estudiar, escuchar música, hacer arte, fotografía. Casi no hay rubro en el cual no haya montones de aplicaciones y, además, sean una maravilla. Por ejemplo, los periodistas pueden grabar audio y ahora también video. Pueden ir a una entrevista y mientras la grabás en video podés ir escribiendo. Siguen las posibilidades: para dar clases, para tomarlas, para hacer presentaciones, disertaciones. También para cosas normales que se hacen en la vida, tiene de todo. Por ejemplo, información para planificar viajes como mapas, tráfico, cálculos con mapas, arquitectura, diseño, cálculo de superficies de la tierra.

También el iPad puede almacenar y dejar leer libros digitales de distintos tipos y formatos. Si abro un libro en formato PDF y ésta tiene una gran calidad de fotografía, puedo ampliarla, visualizarla (en general los lectores de e-book no lo tienen). Con otro tipo de formatos tengo más ventajas: puedo tomar un sector del libro, marcarlo y decirle que me lo resalte. Y no solo me lo resaltó, sino que me lo agregó a una lista de marcadores, con la que puedo ir y volver al mismo lugar. Otra cosa que puedo hacer es cambiar el tamaño, el tipo de letra y más.

Una herramienta fantástica es la “búsqueda de referencias”, es decir, marco Las mil y una noches, entonces me busca en el libro. Y si aprieto un botón y lo busca en Google, entonces me trae todas las referencias de lo que seleccioné. También tiene la opción de buscarlo en Wikipedia, conteniendo así material enciclopédico. Como si esto fuera poco, también tiene un dispositivo para escuchar el libro que estás leyendo. No solo lo lee, también es posible regular el idioma y la velocidad. Se puede tener el sistema en español y leer algo en inglés o en francés.
¿Todavía hay dudas de para qué se puede usar el iPad2?