Inicio Bon Vivir Gastronomía La cercanía del verano redefine el mapa de las heladerías premium

La cercanía del verano redefine el mapa de las heladerías premium

La guerra de las heladerías premium, que suele alcanzar su pico en los días de calor, llega esta temporada con algunas víctimas.

Según publica el diario Clarín, Persicco, por ejemplo, abandonó su segundo local más rentable (ubicado en Belgrano, en Vuelta de Obligado y Juramento, que los vecinos del barrio suelen llamar “La Redonda”) que fue ocupado por Freddo. Esa misma cadena también tomó la sucursal que Persicco dejó en Nordelta.

Munchi’s, la cadena de María del Carmen Sundblad (la esposa del empresario Gregorio “Goyo” Pérez Companc) acotó bastante su alcance. Hace tres años (cuando el kilo de helado estaba a $36 y no de $63 a $67, como ahora) llegó a contar con 24 sucursales, consigna el matutino.

El verano la encontrará con una decena de puntos de venta menos y perspectivas de seguir achicándose: redujo el espacio que ocupa en el Unicenter Shopping y sus competidores creen que abandonará Pinamar antes del verano.

El líder es Freddo, del fondo Pegasus, con 50 locales en el país y una facturación superior a los $160 millones (incluyendo los 14 puntos de venta que posee en el exterior).

Como número uno de la categoría, suele fijar el precio de referencia. Está en el rango que va de $63 a $70, no es uniforme y va cambiando de acuerdo con el barrio, o la modalidad de venta (puede diferir entre despacho en mostrador y delivery).

“Freddo tomó nuestros locales, ellos pudieron pagar un alquiler que para nosotros no era viable”, explican en Pérsicco para defender los dos locales que cedieron. A Pérsicco le quedaron cinco: en Salguero (Palermo), que es el de mayor venta, Caballito, Reconquista, La Imprenta (Belgrano) y Pilar.

“Hay otras 5 próximas aperturas en carpeta”, dicen en la empresa comandada por Pablo Aversa y Juan Martín Guarraccino. Sus competidores descreen de esas promesas. “El año pasado usaban el mismo argumento y terminaron cerrando en igual proporción a lo que abrieron”, observa un colega heladero que desconfía en ellos.

Tal como publica el matutino, la dinastía de los helados premium fue inventada por las familias Guarraccino y Aversa, con Freddo, que después fue cambiando de manos entre fondos de inversión y bancos (ahora es de Pegasus, el mismo dueño de Farmacity y Musimundo).

En tanto, Aversa lleva las riendas de Persicco, su hermano Luis es el dueño de Un Altra Volta, que llegó a ocho locales (todos en el corredor norte de la ciudad de Buenos Aires, el conurbano y Pilar).

Chungo, que se basó en Belgrano, Nuñez y alrededores, viene pidiendo pista y tendrá 19 sucursales en diciembre.

De acuerdo al diario mencionado, la compañía trabaja con un sistema de franquicias, lo que facilita su expansión. “Los primeros indicadores muestran que será un buen verano”, destaca Pablo García, gerente de Operaciones de Chungo.

El helado argentino -considerado uno de los más ricos del mundo hasta por los italianos, que se atribuyen la primacía- superó los u$s16 el kilo que valía en la convertibilidad. Con costos en ascenso, hay bastiones que son casi inexpugnables.

La zona de Quilmes y Avellaneda es dominada por El Piave, que también talla fuerte en la costa Atlántica. Del otro lado del sur, en Lomas de Zamora, La Veneciana es la referencia, con proyección hacia Puerto Madero.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?