Inicio Empresas y Negocios La construcción, contra las cuerdas: suben los precios, faltan insumos clave y...

La construcción, contra las cuerdas: suben los precios, faltan insumos clave y se frenan proyectos inmobiliarios

La primera voz de alarma corrió por cuenta de un funcionario nacional. A lo largo de la semana pasada Diego Bossio, director ejecutivo de ANSES, no dudó en recurrir principalmente a las redes sociales para expresar su preocupación por el aumento de los precios de insumos para la la construcción.

“No existen razones para un incremento, ya que no los ha habido en los insumos, en el combustible, la logística, ni en los salarios”, se lo escuchó decir.

“Los insumos del cemento, de las piedras, de la arena, de los ladrillos, de la carpintería, son todos nacionales. Cualquier movimiento de precios que se de en la construcción es más especulativo que real”, agregó.

Incluso, la propia Presidenta, durante el discurso que dio en cadena nacional, se refirió al tema: “El cemento no tiene un sólo insumo que tenga costo dólar”, disparó.

Pero lo cierto es que, más allá de los argumentos oficiales, los empresarios del sector parcieron no prestarle demasiada atención al Ejecutivo: en los últimos días tuvo lugar una disparada de los precios de hasta el 30%.

Además, según pudo constatar iProfesional, al impacto inflacionario se sumó el “estoqueo” de insumos, materiales y accesorios para la construcción.

“De grifería tenemos poco y nada hasta nuevo aviso. En accesorios de agua también hay faltantes. Hasta mitad de febrero no va a haber resposición”, aseguraron a este medio desde un importante local de Floresta.

En tanto, desde un comercio ubicado sobre avenida Juan B. Justo el panorama era similar: “En grifería hay muy poco. Lo mismo pasa con insumos como varillas de hierro o chapas. De algunos productos no estamos teniendo precio”, reconoció el responsable de ventas.

Frente a este problema, constructores y desarrolladores comenzaron a alertar por maniobras especulativas.

“Los corralones están escondiendo la mercadería viendo qué pasa con el dólar y la inflación. Eso es pura especulación”, comentó a iProfesional un empresario cercano a la Cámara Argentina de la Construcción, en estricto off the record.

“También sabemos de casos en los que los fabricantes frenan las entregas para hacer una diferencia. De a poco se está armando una espiral de aumentos que paralizará a la actividad. En el Gobierno están muy preocupados, porque esto también complica el avance del plan Procrear, que es una de las grandes apuestas de la actual administración”, añadió.

Empresarios cercanos a la Cámara de la Construcción no ocultan su preocupación y aseguran que ya se están viendo proyectos que se paralizan por este combo que conjuga disparada de precios y falta de materiales.

“Se está en un momento de distorsiones: hay corralones que venden y otros que no. Muchos puntos comerciales no están entregando insumos”, comentó a iProfesional José Rozados, CEO de Reporte Inmobiliario.

“Cada vez más desarrolladores nos vienen alertando que la situación es complicada. Algunos que necesitan materiales se enfrentan con precios que están excediendo por lejos los presupuestos ya cerrados. También se registran faltantes que no permiten concluir obras, como calderas o cocinas. Si esto no se acomoda rápido, habrá un parate muy importante en la construcción en general”, agregó.

Subas de hasta el 30%
Según trascendió, en el mercado minorista hubo aumentos del 25% al 30% en una sola semana en diferentes materiales.

En un corralón de barrio, la bolsa de cemento Loma Negra de 50 kilos cuesta aproximadamente $70, mientras que el metro cúbico de arena ya está en el orden de los 480 pesos.

De acuerdo a distintos especialistas, en varios locales no hay stock de varillas de hierro, vigas “T” y chapas de zinc. Además, no se indican los precios de los productos.

En las grandes cadenas, como Easy y Sodimac, no hay problema en cuanto a los faltantes, pero todos los productos de construcción aumentaron un 30% desde el jueves pasado.

“Durante el fin de semana se compra en un sólo pago, no hay financiamiento con tarjeta en cuotas sin interés”, afirmó un experto, siempre en off the record.

El plan Procrea, bajo la mira
El impacto de la devaluación en los precios es tal que el mismo Bossio lanzó el martes de la última semana una línea gratuita para que los beneficiarios del Procrear denuncien aumentos de precios.

Bossio apuntó, en particular, a los corralones. En la página de Facebook oficial Procrear Bicentenario -donde los beneficiarios suelen intercambiar experiencias-, se repitieron durante los últimos días quejas por incrementos de precios o faltantes.

Incluso, hubo casos en los que el corralón entregaba insumos pero con precio abierto.

Todo esto derivó en que el funcionario termine reuniéndose con un grupo de intendentes del Conurbano nucleados en la Federación Argentina de Municipios (FAM) para monitorear los precios de la construcción.

El año pasado, el monto máximo otorgado por un crédito para la construcción pasó de 350.000 a 400.000 pesos por la inflación.

Al parecer, y según indicaron a iProfesional fuentes del ámbito de la construcción, el Gobierno podría volver a modificar ese tope para otorgar nuevos préstamos, pero eso no modificará la situación de quienes tienen proyectos en curso.

Paralelamente, la administración kirchnerista trabaja contrarreloj en la confección de un listado de precios “cuidados” para productos de corralón.

Se trata de una nómina con valores acordados entre los distintos eslabones de las cadenas de valor y el Estado.

Con esta medida, la primera de este tipo para el sector de la construcción, el Gobierno busca proteger el poder de compra de los beneficiados con el programa de créditos que se financia con fondos de la Anses.

Construir, más caro
La escalada de precios que viene impactando en los materiales, como es de suponer, no pasa desapercibida para buena parte de las autoridades de la Cámara Argentina de la Construcción.

“Los insumos son todos producidos acá, porque Argentina tiene todo. Aunque es cierto que algunos son monopólicos u oligopólicos, como el acero y el aluminio”, declaró al respecto Diego Buraco, secretario de la cámara.

El aluminio lo provee Aluar, la empresa con sede en Puerto Madryn, que acaba de renegociar el contrato de gas con Pan American Energy.

El problema que ya se plantea es cuándo se van a definir los costos de la construcción y que pasará mientras tanto.

Aunque las compras están pesificadas, tienen una actualización medida por el Indec y la cámara no podrá dejar al margen el valor de los insumos.

Alejandro Ginevra, de la desarrolladora inmobiliaria GNV, empresario que acaba de comprarle al Sindicato de Camioneros el hotel Reviens en Pinamar, advirtió sobre lo que se viene.

“Las constructoras demoran la entrega porque tienen los contratos actualizados por el índice de la Cámara de la Construcción, y con esta devaluación especulan con que seguirán subiendo los precios”, comentó en diálogo con la prensa. .

“La perspectiva de un alza de precios les termina compensando incluso las multas previstas por demoras en las obras”, completó.


Fuente: iProfesional

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?