Inicio Empresas y Negocios La creatividad en el decoupage

La creatividad en el decoupage

Compartir
Por: Virginia Escribano, Aires de Bohemia

El decoupage es una de las técnicas de decoración más sencillas y populares. Se realiza muy rápidamente y es ideal para aquellas personas que no tienen mucha idea de pintar o dibujar. Básicamente se recortan y pegan imágenes de papel o tela sobre cualquier superficie.

Las superficies sobre las que se puede trabajar son: tela, madera, cerámica, vidrio, loza, etc. Hay que tener cuidado de no colocar imágenes de un papel demasiado fino sobre tela porque no se verán los detalles.

Es posible utilizar recortes de imágenes en papel impreso como papel de regalo, fotocopias, láminas de revistas, servilletas de papel, o si no utilizar también telas delgadas como sedas, gasas, etcétera. Como adhesivo generalmente se usa una cola específica en función de la superficie sobre la que se va a trabajar. Podrá ser cola fría, barniz, adhesivo para papel mural, cola vinílica, etc. Recuerde que sobre madera siempre lo más conveniente es la cola vinílica o de carpintero.

Al comenzar a realizar esta técnica deberás tener en cuenta unas sencillas pautas: elige las imágenes, presentalas sobre la superficie y aplica la cola, porque una vez pegadas ya no podrás cambiarlas de lugar; coloca la cola por el reverso de la figurita, pégala y luego unta una capa fina de adhesivo por encima, siempre aplicándolo del centro de la figura hacia sus bordes. Si ves que te queda alguna burbuja sobre alguna imagen, pínchala con un alfiler y unta un poquito de adhesivo nuevamente sobre ella.

Para una protección perfecta del trabajo, aplica al menos 4 capas de barniz, dejando secar muy bien entre mano y mano. Recuerda que el barniz sintético es más resistente que el barniz al agua.

Aplicar la técnica con servilletas
La técnica decoupage con servilletas consiste en aplicar papel sobre superficies, simulando que es una decoración pintada. Se puede realizar sobre madera, cartón, vidrio, latas, telas, velas, etc.

En la actualidad existe una gran cantidad de diseños y soportes sobre los que se puede emplear esta técnica. Además, por ser muy sencilla pueden realizarla con éxito aun los principiantes, ya que básicamente solo se trata de recortar y pegar.
Las servilletas

Si bien pueden utilizarse otros tipos de papeles, en esta oportunidad se explorarán las múltiples ventajas que ofrecen las servilletas. La principal es que la impresión está realizada sobre un papel muy fino, que se integra perfectamente a cualquier superficie. Además, tienen un excelente colorido y gran variedad de diseños. La medida que se consigue con mayor facilidad es la de 33cm x 33cm.

Consideraciones generales
– Tener en cuenta que de acuerdo a cada superficie varían los materiales a utilizar.
– El color de base del área en la que se hace el decoupage debe ser más claro que el de la servilleta. Es decir que si la superficie no tuviera el tono necesario se debe colorear con la pintura adecuada.
Esto es fundamental para que la servilleta no pierda la intensidad del color.
– La mayoría de los trabajos se combinan con otras técnicas como pátinas, decape, etc.
Técnica básica
– Para lograr un buen acabado, siempre se debe retirar los dos papeles sin impresión que tiene la servilleta en su parte posterior, en caso de usarla completa. Si solo se quiere una parte, se debe recortar y luego retirar los papeles para adherirla. Guardar los recortes o restos de servilletas no utilizados entre dos folios o nylon para conservarlos.
– Pegado con nylon: colocar el pegamento sobre la superficie a decorar y ubicar encima la servilleta, solo sujetándola de los extremos.
Luego, con un nylon transparente limpio, hacer una leve presión desde el centro de la servilleta hacia los extremos. Así se logrará retirar las arrugas sin tocarla con las manos, evitando que el papel se rasgue.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?