Inicio Motores La demanda de baterías creció un 50% en la cuarentena

La demanda de baterías creció un 50% en la cuarentena

baterías

Las restricciones a la circulación, las bajas temperaturas y la puesta en marcha del auto después de meses de permanecer estacionado y sin uso, elevaron las ventas de este repuesto.


La cuarentena disparó la demanda de baterías para vehículos: desde marzo, las ventas crecieron un 50% en Acubat, empresa especializada en la venta de este repuesto, con 25 años de trayectoria en el mercado nacional y seis sucursales (cinco en la Ciudad de Buenos Aires y otra en la Provincia).

El fenómeno se explica dadas las restricciones para circular, sobre todo, al comienzo del aislamiento obligatorio, cuando había una menor disponibilidad de opciones de transporte público para desplazarse. En consecuencia, muchos habitantes se volcaran al uso del vehículo propio.

Asimismo, con el correr de las semanas y la extensión de la cuarentena, los autos permanecieron inmovilizados más de lo esperado. Con la progresiva flexibilización del confinamiento, la gente puso en marcha su auto en el último tiempo y la demanda de baterías creció.

Sucede que, después de siete meses de estar estacionado y sin darle uso al auto, la batería, que tiene una vida útil de entre dos y tres años, se desgasta y necesita un recambio. “Si es relativamente nueva, con una carga lenta podrá recuperarse al 100%, mientras que la que se encontraba al final de su vida útil antes de la cuarentena no lo hará”, explica Luz Valbuena, responsable de Marketing de Acubat.

Además, usualmente, todos los años durante el invierno aumenta la demanda. “Al auto le cuesta más arrancar con las bajas temperaturas. Por eso, tuvimos un suba de pedidos en los meses más fríos”, agrega Valbuena.

Para las próximas semanas, Acubat espera un aumento de ventas aún mayor, en tanto continúe la flexibilización de la cuarentena y de cara a la temporada de verano. “A medida que se habiliten más aperturas y cedan las restricciones, los usuarios empezarán a usar con mayor frecuencia sus autos, que, en esta coyuntura, se presenta como un medio de transporte más seguro que otros donde viajan más cantidad de pasajeros”, anticipa la ejecutiva de Marketing.

“Teniendo en cuenta el delicado contexto, estimamos que muchos clientes optarán por vacacionar en sitios cercanos, a donde se puede llegar con el vehículo propio. Sin duda, estos destinos serán los más elegidos y nosotros los preparáremos para que viajen tranquilos y seguros”, concluye.

Por eso, Acubat recomienda la compra presencial para este tipo de repuestos. “Es elemental acercarse a un local, ya que un experto en baterías le ofrecerá al cliente el asesoramiento necesario de acuerdo al vehículo en cuestión y su uso”, aconseja Valbuena. Acubat también cuenta con asesoramiento vía telefónica e instalación a domicilio a cargo de un especialista, además de una app donde se pueden realizar distintos tipos de consultas y acceder a diversos servicios.