Inicio Empresas y Negocios La Evaluación del Clima Organizacional: una brújula que indica hacia dónde encaminarnos

La Evaluación del Clima Organizacional: una brújula que indica hacia dónde encaminarnos

Compartir
Por: María Laura Trol y María José Quintana

¿Que es la evaluación del clima Organizacional? ¿Cómo se lleva a cabo un proceso de Evaluación del Clima Laboral? ¿El Clima Organizacional es una de las causas del buen desempeño en los empleados?

Pareciera que existe un acuerdo en la comunidad de RRHH sobre la necesidad de evaluar el clima corporativo, ahora, las razones para hacerlo son muy diversas y creemos que tienen que ver con el modo en que cultura y clima se articulan en cada organización.

El clima es una de tantas variables organizacionales y consiste en una serie finita y modelada de elementos, que se manifiestan en comportamientos colectivos. Impacta directamente en el comportamiento de quienes trabajan en una organización y por lo tanto cumple funciones que contribuyen al éxito de las organizaciones. El clima es una característica de la organización que la gente, sin importar donde trabaje, experimenta todos los días.

Una de las preocupaciones más frecuentes cuando se empieza en encarar un proceso de este tipo es como generar un dispositivo que permita garantizar la confidencialidad de las personas encuestadas con el fin de que todos contribuyan a dar su opinión. Es por ello que la mayoría de las veces se recurre a consultores externos para encarar dicho proyecto. Actualmente existe una amplia variedad de propuestas ofrecidas. Desde la División Soluciones en RR.HH. evaluamos que de acuerdo a los objetivos de la organización, poseen un alto valor aquellas encuestas diseñadas a medida, con el objetivo de relevar aquello que la organización considera esencial. En BDO pensamos que la mejor encuesta es aquella que explora las dimensiones más sensibles de la cultura de una organización. En este sentido, en algunas organizaciones el liderazgo signará la cultura, mientras que otras estarán marcadas por la forma particular de fijar los objetivos de la organización. La articulación de la evaluación de clima con los ejes que definen a la cultura corporativa es la clave para una valoración efectiva, y para la elaboración de un plan de acción apropiado.

Al preguntarnos por el clima, en verdad estamos evaluando cuán efectiva es la organización al movilizar sus recursos humanos. El clima es el punto focal de un complejo conjunto de fuerzas en una organización que inciden sobre quienes trabajan en ella. Conocer las variables del clima permite a los administradores aprovechar esas fuerzas para el logro de las metas organizacionales. Imaginemos ¿cuan poderosa puede ser esta herramienta si se encuentra dirigida a evaluar lo que necesitamos realmente testear como organización y si le estamos dando respuesta a lo que nuestros empleados están alertando? En este sentido resulta útil pensar en la Encuesta de Clima como una “brújula”, un instrumento que sirve de orientación, en donde la aguja indica cuál es el norte hacia el cual la organización debe dirigirse.

El clima organizacional es una de las causas de satisfacción y desempeño más importantes. La estructura de la organización y los procedimientos y procesos cotidianos influyen y determinan el clima que, a su vez, afecta el desempeño y la satisfacción de los empleados. El clima actúa sobre las actitudes, expectativas y estados de emoción que son determinantes directos del comportamiento, y del desempeño.

Cuando hablamos de “clima”, estamos refiriéndonos al ambiente interno de la organización, tal como lo perciben sus miembros; se trata de una configuración particular de las variables situacionales, que posee una connotación de continuidad menor a la cultura. Está conformado por la naturaleza de las redes de comunicación, los sistemas de recompensa, el estilo de liderazgo, las técnicas para la fijación de objetivos y otros factores. Un clima organizacional sano debería sostener la integración de los objetivos organizacionales y personales, una estructura flexible, con una red de autoridad, control y comunicaciones y estilos adecuados de liderazgo según las situaciones de trabajo planteadas.

Ahora bien, hemos trasmitido como debemos pensar la herramienta, que deseamos relevar y cual es la manera más adecuada de hacerlo de acuerdo a las características de la organización, pero este es solo el comienzo. Será fundamental realizar un análisis acabado de lo relevado, y como organización asumir la responsabilidad que implica contar con una gran cantidad de información que se debe gestionar. A partir de este momento existe una gran responsabilidad y es escuchar y entender a quienes han respondido, y a través de esta brújula identificar cual es el norte y trazar un plan de acción para dar respuesta a dichas necesidades, teniendo en cuenta los objetivos del negocio y el contexto en el cual la empresa se desarrolla.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?