Inicio Empresas y Negocios La generación “Y” frente al mundo del empleo

La generación “Y” frente al mundo del empleo

Por: Lic. Gabriela Españon

La incorporación de los jóvenes “Y” al mundo laboral, es una realidad que golpea a diario nuestras puertas y estructuras de recursos humanos. La generación de los más jóvenes, esta haciendo su irrupción en las empresas.

Según la enciclopedia libre Wikipedia, la generación “Y” es la sucesora de la generación “X”. Se refiere a personas nacidas desde principios de los ochenta hasta el año 2000. También se la conoce como la “iGeneration”. Tal vez esta generación, es la que ha marcado la unión mundial en cuanto a la economía, quizás sea también la que desbordó el consumismo haciendo evolucionar a muchos sectores.

El Dr. Julio A. Fonseca, responsable del Centro para el Desarrollo Personal en la Universidad del Sagrado Corazón, definió algunas de sus características:

* Cuestionan todo.
* No leen.
* Sus destrezas de escritura son pésimas.
* Consideran que los ideales no son importantes.
* Son más individualistas.
* Se preocupan por el dinero.

En otras palabras, la generación “Y” no pide autorización, se limita a informar. Los miembros de la generación “X” se pondrían un traje para concurrir a una entrevista, pero los pertenecientes a la “Y” no y, hasta podrían demandar a una empresa si se enteran que perdieron un trabajo por su apariencia.

Se deberá pensar que hacer ante esto, más aún si la fuerza laboral del presente próximo corresponde a dicho grupo generacional. Será necesario entonces cambiar algunos paradigmas en lugar de estigmatizarlos… habrá que comenzar a comprenderlos.

Primero debemos entender y aceptar, ellos manejan un poder que la mayoría de nosotros no logramos dominar del todo. Manejan el poder que les otorga el continuo acceso a la información y el conocimiento; el acceso a las tecnologías les confiere un grado de manejo de recursos informativos de manera natural. Así, quienes pertenecemos a otra generación quedamos virtualmente relegados. En la sociedad del conocimiento, según Alvin Toffler, nos descuentan ventaja desde la misma cuna. Un joven “Y” de 14 años maneja un grado de información, que difícilmente hubiese manejado un joven “X” a los 30.

Pero… ¿qué pretenden estos nuevos empleados de su próximo empleador?

Algunas de las pautas a tener presentes son:

1. Trabajar en un ambiente laboral informal y libre de rígidos verticalismos.

2. Una flexibilidad horaria, que les permita generar un balance entre la vida laboral y la personal. Nunca un joven “Y” someterá su libertad personal a las demandas corporativas.

3. Un sistema de trabajo basado en objetivos, y no en el cumplimiento de un estricto horario de trabajo.

3. Sistemas de trato profesional, abandonando el sistema de jerarquías que consideran vetusto.

5. Compensaciones efectivas, pues como no planifican su vida a largo plazo, prefieren el reconocimiento cierto y no la promesa de un futuro promisorio.

Como dijimos, uno de los elementos fundamentales de la nueva generación es que presta gran importancia al tiempo que consagra a la jornada de trabajo. Valora considerablemente el tipo de tareas que le aporten motivación, divertimento y recursos formativos. Además, es muy sensible con las cuestiones de responsabilidad social y ambiental, siendo ello un fuerte condicionante al momento de tomar un empleo.

Los jóvenes “Y” rompen muchos de los moldes a los que nos acostumbramos; su inclusión al mundo laboral a puesto en jaque numerosos paradigmas. Por ello, se hace necesario comenzar a pensar en dar respuestas a sus necesidades, lo cual no es fácil de lograr.

Es tiempo que los cuadros gerenciales piensen, analicen y actúen en el nuevo escenario.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?