Inicio Tecno La herencia de Bill Gates tras dejar su cargo en Microsoft

La herencia de Bill Gates tras dejar su cargo en Microsoft

Accesibilidad total al contenido, desde un ordenador de sobremesa, pasando por la televisión del salón, hasta los pequeños dispositivos móviles que se llevan en el bolsillo, o incluso desde el salpicadero del coche.

Ésa es la nueva realidad tecnológica que dejará Bill Gates cuando en julio abandone las actividades ejecutivas en Microsoft, tras tres décadas al frente de la compañía.

Se trata, en definitiva, de dar al consumidor lo que quiere, donde quiere y como quiere de forma instantánea y simple.

Gates, de 52 años, se despidió esta semana de la feria de tecnología de consumo en Las Vegas mirando al futuro.

El fundador del gigante informático, considerado como el hombre más rico del mundo por la revista Forbes y uno de los 100 personajes más influyentes del siglo XX, deja la compañía para dedicarse de lleno a la filantropía a través de la fundación que preside junto a su esposa, Melinda. Lleva preparando el terreno desde el verano de 2006, para que la transición se produzca con suavidad.

Cuando Bill Gates se dirigió por primera vez a este aforo en 1994, empezaba a cobrar forma su nuevo sistema operativo Windows 95.

Como explica el propio fundador de Microsoft, “unos pocos años después se entraría en la primera década digital”. Durante esa fase las conexiones a banda ancha pasaron de la nada a 250 millones de usuarios en todo el mundo. Y los teléfonos móviles alcanzaron una cuota de penetración del 40%. La música, fotos y vídeos digitales empezaron a fluir por la red gracias a la nueva tecnología.

La primera piedra
Bill Gates fundó Microsoft en 1975 de la mano de su amigo Paul Allen. Entonces apostó por que los ordenadores formarían más pronto que tarde parte de la rutina diaria en hogares y empresas. Ahora, casi un cuarto de siglo después, dice que “la primera década digital fue un éxito” y que en pocos años la gente podrá interactuar de una manera más fácil gracias a la tecnología.

“Todo estará conectado”, remachó. El problema es que Gates y Microsoft no han sido muy efectivos en los últimos años a la hora de materializar su visión como otros de sus rivales, y atraer a los consumidores.

Gates ha sido el principal responsable del desarrollo de la estrategia de productos en Microsoft desde su fundación hasta 2006.

Y también el artífice y defensor de su aplastante dominio en el mercado de los programas informáticos a través de su sistema operativo Windows, el navegador en red Explorer, el reproductor digital MediaPlayer o el paquete de programas Office.

Las prácticas comerciales de la compañía enfrentaron directamente a Gates con las autoridades reguladoras de la competencia en EE UU y Europa.

Microsoft es el mayor fabricante del mundo de programas informáticos. Pero está experimentando una caída en la popularidad de su producto estrella, el Windows. Por eso ahora quiere desarrollar nuevos productos informáticos que permitan al consumidor interactuar con productos tecnológicos de una manera más sencilla y automática. Y es que hoy la guerra por la supremacía en el sector tecnológico está centrada en el acceso al contenido.

Apple lanzó la primera piedra con su tienda electrónica iTunes, que alimenta de vídeos y música sus ordenadores Mac y su popular reproductor digital iPod.

Su teléfono interactivo iPhone llevó este mundo virtual a una nueva dimensión que hasta ahora no habían logrado Nokia o Samsung, hasta el punto de que la compañía de la manzana podría estar planteándose crear su propia etiqueta discográfica. Pero este salto podría restringirle el acceso a la fuente que le dio el éxito.

Microsoft responde ahora al embiste de su eterna rival forjando un acuerdo con la compañía de medios NBC Universal, que meses atrás rompió con iTunes, para poner en marcha su portal con vistas a los Juegos Olímpicos de 2008 en Pekín.

Y otro con el fabricante de automóviles Ford Motor para desarrollar un nuevo sistema de reconocimiento de voz que permita al conductor hacer llamadas o buscar música sin soltar las manos del volante ni dejar de prestar atención a la carretera. Pero Apple no es la única fuerza a la que se enfrenta Microsoft y que acabará por transformar a la compañía.

14.000 millones de beneficio
El buscador electrónico Google, el portal de vídeos YouTube o la comunidad virtual MySpace están creando una nueva realidad paralela que está obligando al engendro de Bill Gates a mirar más allá de los productos informáticos. Por no dejar de mencionar el éxito de la última consola de videojuegos de Nintendo.

Por eso Gates se va de la compañía forjando un acuerdo con Walt Disney y CBS para llevar sus vídeos a su consola Xbox 360 y convertirla en un gran centro mediático. Los estudios MGM también pondrán a disposición películas en alta definición de su filmoteca, como Rocky o Terminator, según el diario español El País.

Esta amalgama de acuerdos le ayudará además a hacer frente a rivales tradicionales en el negocio de los programas informáticos, como Adobe. Y lo que también sigue muy de cerca el mercado son las ventas del nuevo sistema operativo para ordenadores personales, Windows Vista, una pieza clave del crecimiento de la compañía en el pasado.

El año pasado se pusieron a la venta unos 100 millones de copias. Además, acaba de anunciar la adquisición de la firma noruega Fast Search & Transfer por 1.200 millones.

Microsoft también está registrando algunos progresos en el ámbito de los reproductores multimedia con el Zune. Pero muchos creen que a este dispositivo electrónicole será muy difícil competir con el popular iPod. Para recortar el terreno perdido, Bill Gates anunció la introducción de Zune Social, una comunidad online para usuarios de su reproductor a través de que pueden compartir la experiencia de la música y conectar de forma automática al Zune Market para descargar canciones.

Bill Gates dejó claro, sin embargo, que Microsoft no tiene intención de lanzar un producto que compita con el iPhone Apple, según reveló en una entrevista. Y explicó que la estrategia del gigante informático en el mercado de los teléfonos inteligentes se concentrará en desarrollar el programa Windows Mobile para dispositivos inalámbricos. Para ello, está estrechando la colaboración con fabricantes de móviles como Samsung y Motorola. “Esta variedad nos aporta más que si tuviéramos nuestro propio teléfono móvil”, remachó.

Con el Windows 95 ya en el mercado, Microsoft logró unos ingresos de 9.050 millones de dólares y unos beneficios de 2.200 millones, lo que representa un incremento del 51% respecto al año anterior. El crecimiento de la compañía ha sido continuado, aunque en 2001 y 2002 registró importantes caídas en el beneficio.

Hoy la compañía de Redmond (Washington) tiene una facturación de 51.120 millones de dólares, que de acuerdo con los resultados a cierre de 2007 le aportaron un beneficio neto de 14.070 millones.

Estrategia del rival
La compañía cuenta en la actualidad con 78.565 empleados en 105 países, de los que 47.645 se encuentran en EE UU. Sin embargo, su rendimiento bursátil no está siendo tan espectacular si se compara con la andadura en el parqué de sus rivales Apple o Google.

Los títulos de Microsoft se pagan en Wall Street a unos 35 dólares, más de 20 dólares por debajo de lo que se pagaban antes que estallara la burbuja de los valores tecnológicos en 2000. En el mismo periodo, las acciones de la compañía de la manzana se han disparado más de un 2.300%, según El País.

La visión de Bill Gates de conectar al mundo entero siempre impresionó a los participantes de la feria tecnológica de Las Vegas y mucho se han inspirado en sus ideas para desarrollar nuevos productos. Su última intervención como ejecutivo de Microsoft sugiere que la compañía está abocada al cambio.

El problema, como señalan los analistas, es que las raíces de sus estrategias siguen aferradas a líneas de producto muy dispares, mientras sus rivales están sabiendo adaptar las ideas de Microsoft a las necesidades del consumidor a escala global.

Gates se ha dirigido en 11 ocasiones a esta feria tecnológica. Dice que no sabe cómo será su último día como ejecutivo de Microsoft, aunque reconoce que será extraño. En el futuro será Robbie Bach, actual presidente de la división de Entretenimiento y Dispositivos de Microsoft, el que se dirija a esta feria tecnológica para exponer las ideas de sus creadores. Bach está detrás del desarrollo de la videoconsola Xbox 360 y del reproductor digital Zune.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?