Inicio Salud y Belleza La importancia de consultar al médico ante los primeros síntomas del infarto

La importancia de consultar al médico ante los primeros síntomas del infarto

Cuanto más temprano se realice el diagnóstico y tratamiento del infarto, mejor será la recuperación del corazón y menores las consecuencias a largo plazo

* En nuestro país se producen 109 infartos por día: Casi 5 infartos por hora
* De los 40.000 infartos que ocurren al año, sólo 12.000 reciben tratamiento apropiado en las primeras horas.
* Los pacientes demoran alrededor de 6 horas en acudir a la guardia, luego de los primeros síntomas.
* El 25% de los afectados muere en los primeros meses posteriores al infarto.

Consultar de inmediato ante los primeros síntomas:

* Dolor opresivo en el pecho que se irradia al cuello y que a veces se acompaña de sudoración
* Dolor en un brazo

La importancia de consultar ante los primeros síntomas de infarto radica en que la atención brindada durante las primeras horas permite reducir la mortalidad natural en un 90%. La inmediatez en la consulta es fundamental ya que el tratamiento que se aborde inicialmente reducirá complicaciones a corto y a largo plazo.

El objetivo principal del tratamiento del infarto en su etapa aguda es eliminar cuanto antes la obstrucción de la arteria responsable, ya sea por angioplastia o a través de drogas trombolíticas que diluyan el coágulo. Por otro lado se busca reducir al máximo la inflamación del músculo cardíaco.

La inflamación produce modificaciones a nivel celular provocando un cambio en la forma, estructura y tamaño del ventrículo; este proceso se denomina remodelamiento ventricular y posteriormente se traduce en insuficiencia cardiaca.

Sin embargo, la inflamación puede disminuirse a través de la administración de drogas como los inhibidores de la enzima convertidora, las estatinas (remedios para el colesterol), los antiagregantes como la aspirina y los betabloqueantes. Por este motivo, cuanto antes se trate menor será el remodelamiento ventricular y el daño que se produzca en el corazón.

Prevención del infarto agudo de miocardio
“Es aconsejable realizar chequeos periódicos, a partir de los 45 años, y si se tienen antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular, consultar al médico para saber cuándo realizarlos. El chequeo debe incluir un exhaustivo examen físico con medición de peso, altura y cintura abdominal, control de la tensión arterial y examen de laboratorio” indica el Dr. Alberto Alves de Lima, Director de Docencia del ICBA – Instituto Cardiovascular de Buenos Aires.

Algunas Recomendaciones:

1. No fumar. El consumo de tabaco está directamente relacionado con un aumento en el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

2. Controlar el peso y, sobre todo, la medida de la cintura abdominal. El sobrepeso es enemigo del corazón, sobre todo si los kilos de más se localizan en el área abdominal.

3. Controlar los niveles de colesterol y triglicéridos. La acumulación excesiva de lípidos en la sangre puede contribuir a obstruir las arterias, por eso es necesario reducir en nuestra dieta el consumo de grasas saturadas y analizar periódicamente los niveles de colesterol en sangre.

4. Controlar la glucemia o nivel de azúcar en la sangre, ya que valores elevados contribuyen a aumentar los riesgos cardiovasculares.

5. Evitar la hipertensión arterial. Se considera que una persona adulta tiene la tensión alta cuando la sistólica (o máxima) es igual o superior a 140 mmHg y la diastólica (o mínima) es igual o superior a 90 mmHg.

6. Mantener una dieta equilibrada

7. Practicar alguna actividad física regularmente favorece el buen funcionamiento del músculo cardiaco y contribuye a disminuir la presencia de glucemia y colesterol LDL en nuestra sangre.

8. Moderar el consumo de alcohol.