Inicio Bon Vivir Gastronomía La mesa navideña en el siglo XXI

La mesa navideña en el siglo XXI

Durante la última década, varios factores incidieron en cómo se modificó la composición de los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires y, sumado a algunos cambios en la forma de vida, se configuró un nuevo mapa de las costumbres gastronómicas de los porteños. Con las fiestas de fin de año se vislumbran los cambios más significativos.

Se están dejando de lado los platos abundantes y ricos en calorías, propios de estas fiestas en el hemisferio norte donde las temperaturas son muy bajas, para ser reemplazadas por platos más livianos y prácticos para su consumo: vitel thonné, pavos, pavitas y lechones (filetados o trozados) y las tablas de fiambres y quesos han aumentado su demanda. Entre los platos dulces se destacan las tartas frutales y ensaladas de frutas. Los budines, turrones y panes dulces artesanales se destacan a la hora del brindis.

Atento a estos cambios en las preferencias de su clientela, Confitería Los Molinos renueva su oferta de productos para la mesa de las fiestas. Una completa variedad de entradas, platos principales, ensaladas, picadas, postres, pan dulces y turrones artesanales; caracterizados por el sabor y la calidad Premium que llevaron a la firma a liderar las preferencias de los paladares porteños.

Variedades de arrollados, matambres y el clásico vitel thonné, se destacan entre las entradas; las cuáles pueden complementarse con varias opciones de tablas de fiambres y quesos, acompañadas de los exquisitos panificados de Los Molinos. Pavos, pavitas y lechones con múltiples presentaciones y decoraciones resaltan entre los platos principales; los cuales vienen debidamente fileteados o trozados para facilitar su consumo. También pueden encargarse varios tipos de ensaladas, siendo la tradicional Waldorf la que continúa liderando las preferencias.

A la hora de los platos dulces, además de los postres y tortas que se consumen a lo largo de todo el año, se destacan budines, turrones y panes dulces artesanales. En diversos tamaños y presentaciones (o bien fraccionado en rodajas al peso) los panes dulces junto al turrón tipo Torino resaltan en una variada oferta gastronómica que se caracteriza por la calidad de las materias primas, la búsqueda permanente de la excelencia y el sello artesanal de Confitería la tradicional confitería de Las Heras y Bilinghurst..

“Nuestros consumidores exigen productos artesanales de alta calidad y valor agregado; y nuestro mayor compromiso es cumplir siempre y si es posible superar sus expectativas. Las fiestas no son la excepción, es por ello que buscamos renovar permanentemente nuestra oferta gastronómica con productos que se adapten constantemente a las preferencias de los porteños y que además cumplan con los valores que distinguen a nuestra firma: tradición, calidad y excelencia” comentó Horacio Parrondo, Presidente de Confitería Los Molinos, Artesano en Pastelería.