Inicio Empresas y Negocios Las claves de un líder exitoso

Las claves de un líder exitoso

Por: Dr. Daniel H. Casais

En una reunión con gerentes de una empresa me consultaron acerca de las características de un líder exitoso.

Por lo pronto, un líder es un guía que muestra el camino que conduce a otros hacia una meta en común y a partir de esto se deviene que el líder no es el jefe del grupo sino el que se pone encima de sus hombros la responsabilidad de llevar adelante el proyecto.

¿Pero, si conoce a un ejecutivo exitoso o lee acerca del él qué es lo que realmente se ve?

En realidad solo se está viendo a un hombre o mujer común pero que pone su energía en cosas distintas a las otras personas.

De hecho, la gran mayoría de las empresas exitosas en el mundo han logrado su crecimiento y esplendor de la mano de gente sencilla y más común de lo que se cree. ¿Entonces, cuál es el secreto de su éxito?

El método científico, entre otras cosas, se basa en la repetición de los eventos, dado que a partir de allí se los puede estudiar, establecer las normas que los regulan y en definitiva la posible predicción del accionar futuro.

Desde este punto de vista, si se analiza la vida de estas personalidades, es bastante sencillo determinar un “común denominador” que se repite y así se lograr ver las características que embeben a todos por igual.

Definamos 20 de de las más salientes:

– Son soñadores. Sueñan un futuro y creen que es posible materializarlo. Piense que las otrora fantasías de muchos son las realidades actuales que solemos usar y disfrutar. Sueñan y no les asusta ni mella su espíritu el hacerlo.

– Están enamorados. El amor hacia su proyecto invade su mente y espíritu dejando de lado a la mayoría de las cuestiones típicas en otras personas. Viven un amor apasionado y agonista dado que éste exige todo del líder.

– Son obsesivos. En parte por ese amor, son obsesivos y obsecuentes en cuanto a que ponen toda su atención y acción en pos de alcanzar su objetivo.

– Son seguros. El amor que tienen por su proyecto más la obsesión que los invade los llena de seguridad interior hacia todo lo que tenga que ver con éste sin mostrar rasgo de dudada ni titubeos.

– Son reflexivos. El ser soñadores no los convierte en “tontos”; saben que a fin de lograr sus objetivos su mejor aliado es su capacidad para razonar y reflexionar. Piensan el cómo hacerlo aún cuando la realidad circundante pueda estar señalándole que no es posible lograrlo.

– Saben escuchar. Tienen la disposición de escuchar a sus clientes, empleados y el mercado en general. Tienen en claro que son ellos los que indican cuales son las necesidades no satisfechas y en razón de ello dedica su atención a la “escucha”.

– Son perceptivos. Logran separarse de la literalidad de palabras y hechos y logran percibir los verdaderos mensajes y requerimientos.

– Invierten en su gente. Saben que la concreción de sus proyectos depende –en la mayoría de los casos- de su gente, por ende, invierten recursos en la selección, capacitación, conducción y bienestar de estos.

– Son pasionales y saben transmitir su sentir a los otros. Su amor por el proyecto excede sus propios límites y tienen la capacidad innata de transmitir dicho sentimiento a cualquiera que los escuche generando adeptos por el solo contagio de esa pasión.

– Son exigentes. Como enamorados y obsesivos que son con el proyecto, son exigentes en cuanto a los tiempos y metas teniendo un pequeño umbral de tolerancia en lo referente a la desviación entre lo planeado y lo logrado.

– Trabajan en equipo. Tienen en claro que la sinergia positiva que produce un equipo supera en mucho la simple sumatoria del número de personas que componen su organización. A partir de allí, aprenden y se disponen a formar equipos de trabajo donde se maximice la innovación y se compensen las diferencias en base al compromiso y el conocimiento compartido.

– Son proclives al cambio. En contraposición a la mayoría, son permeables al cambio e incluso lo promueven aún a costa de los riesgos que estos puedan implicar.

– Son perseverantes y excesivamente trabajadores. La obsesión los lleva a que su jornada de trabajo se extienda muy por encima del horario de la mayoría de las personas e incluso, de su grupo de colaboradores. El descanso parece no tener mucha cabida a la hora de materializar el sueño deseado. Son casi adictos al trabajo.

– Saben que tras un No, está el Sí. Tienen muy claro que los No van a ser sus compañeros de ruta. La sociedad entera, en incluso su familia directa, les dirá No a casi todo lo que proponga y en casi todos los días de su vida. Pero esto lejos estará de limitar su actuar, ellos saben que hay un Si y no aceptan renunciar a su búsqueda por lo que otros les digan.

– Saben manejar su tiempo. Tienen un orden de prioridades muy bien definido y aplican su tiempo en razón de éste no permitiendo que actividades de menor cuantía los aleje de su actividad principal.

– Son curiosos. Tienen una natural tendencia a investigar y a entender los por qué de todo aquello que resulta objeto de su atención.

– Son permeables al aprendizaje. Desean, buscan y están dispuestos a aprender nuevas formas de actuar, conducir o trabajar con tal que esto les permita llegar más fácilmente a su objetivo.

– Son proactivos. No necesitan otro impulso o motivación que el fuego interior que tienen y que los lleva a actuar hacia su objetivo sin detenimiento ni limitación.

– Intervienen en los conflictos. No rehúyen de los mismos ya que temen que estos puedan destruir su sueño. Intervienen hasta asegurarse que sus efectos no serán riesgosos para el proyecto.

– Inspira confianza y da el ejemplo. Tienden a inspirar confianza en todo aquel que se vincula con él y parte de ella nace en que suelen ser ejemplo en la tarea que llevan a cabo.

Seguramente hay algunas más, no obstante, estas son de tan valía que es bueno tenerlas en cuenta.

No dudo que Ud. se siente identificado en muchas de las mencionadas pero quizás deba ajustar otras para alcanzar ese todo que lo haga imbatible frente a la adversidad.

No resulta fácil luchar en el mercado competitivo actual, pero tampoco lo fue en el antaño cuando el solo pensar distinto podía ser pagado con la muerte.

Ud. puede ser un líder exitoso, no dude e intente copiar la receta de los que ya han demostrado que puede hacerse y si tiene dudas o necesita una ayuda no deje de consultarme a www.dcasais@dhcconsultores.com y le responderé a la brevedad.


Fuente: Infocomercial.com
¿Querés enterarte al instante en tu smartphone?
Seguinos en nuestro canal de Telegram: https://t.me/todoenunclick

También podes seguirnos en:

Twitter: @todoenunclick
Instagram: @todoenunclik
Facebook: https://www.facebook.com/todoenunclick/

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?