Inicio Salud y Belleza Lastimaduras en el pezón durante la lactancia: prevención y tratamiento

Lastimaduras en el pezón durante la lactancia: prevención y tratamiento

Compartir

La leche materna posee todos los beneficios y nutrientes que el bebé necesita en los primeros meses de vida. Se aconseja que la primera mamada sea un momento íntimo y familiar que ocurra entre la primera media hora y las dos horas de vida. En general, la mayor parte de los problemas en la lactancia se presentan durante los primeros 15 días cuando los pezones se agrietan. La línea de Lactancia Bushi (www.bushi.com.ar) es reconocida por su eficacia en el cuidado de la piel sensible, y por brindar una sensación de alivio, curando las grietas del pezón en cuatro días. Bushi contiene crema de caléndula que elimina las molestias producidas por las grietas en el pezón o por la inflamación producida luego de amamantar, y como es atóxica e hipoalergénica no es necesario limpiar el pezón.

Para evitar las grietas y dolencias el bebé tiene que estar bien colocado, con la boca abierta tomando el pezón y gran parte de la aureola, con los labios evertidos, es decir hacia fuera. Las lastimaduras se producen generalmente en la base del pezón o en la punta. Si la madre siente dolor, tiene que detener la mamada y ubicar bien al niño. Cuando el dolor se produce al comienzo se debe a que el bebé mama cuando los conductillos están vacíos. En estos casos se aconseja masajear su pecho desde la base, en la zona del tórax, para que estos se llenen (o extraerse un chorro de leche) antes de colocar al bebé al pecho.

Si el dolor se produce durante todo el amamantamiento se recomiendo la correcta postura de madre e hijo tomando toda la areola en la boca, en eje con la cabeza y tronco, con variación de las posiciones de amamantamiento y evitar que se produzca el vacío al retirar el bebé del pecho. La mama no debe doler durante la mamada, pero en caso de sentir dolor será necesario tratarla porque puede llevar a complicaciones como grietas, inhibición del reflejo de eyección, retención láctea, mastitis, con el consiguiente riesgo de abandonar la lactancia.

Las grietas pueden ubicarse en la base ó en la punta del pezón. Las de la base son las más comunes, porque esta zona es la que sufre mayor compresión cuando el bebé mama siempre en la misma posición. En caso de producirse las lastimaduras se aconseja aplicar crema de caléndula y airear al pezón, ya sea manteniéndolos al aire o con escudos que evitan el roce y la humedad, que puede generar hongos.

Muchas veces, las lastimaduras suelen sangrar. En estos casos se recomienda utilizar la mama sana y tratar la otra con crema de caléndula y utilizar con escudos para evitar el roce.

Bushi se presenta en:

Crema de Caléndula Bushi: previene la aparición de grietas en el pezón realizando los ejercicios para formar los pezones, sugeridos por el médico obstetra. La aplicación de la Crema de Caléndula Bushi en pezones y aréolas después de amamantar evita la aparición de grietas del pezón y en caso que se encuentren agrietados, sensibles o irritados, Crema de Caléndula Bushi cura en 4 días estas lesiones y elimina las molestias brindando sensación de alivio y frescura instantánea.

* Pomo x 50 g.
* Pomo x 100 g.

Pezoneras siliconadas Bushi: que permiten amamantar sin dificultad cuando los pezones se encuentran agrietados, sensibles, lastimados o irritados. A su vez contribuyen a que los pezones planos o umbilicados (hacia adentro) se conviertan en pezones salientes (protráctiles) durante la succión del bebé. Se adaptan a todo tipo de pecho y están elaboradas con siliconas de alta calidad, brindando seguridad al bebé y a su mamá.

Escudos Bushi que forman y airean el pezón.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?