Inicio Empresas y Negocios Llegan a su fin los días del petróleo barato

Llegan a su fin los días del petróleo barato

Los analistas de Goldman prevén ya un déficit en la oferta en la 2da. mitad del año. De hecho, destacan que “el mercado del petróleo ha pasado de rozar la saturación en las reservas a encontrarse en déficit antes de lo esperado”. El petróleo, tanto en su clase Brent como en la West Texas amplían sus máximos anuales con el déficit de oferta que augura Goldman Sachs, que acaba de retirar sus perspectivas ‘bajistas’ acerca del precio del crudo al vaticinar el final de un periodo de casi 2 años de continuo superávit de oferta.

El oro negro que en 2016 puede cambiar su tendencia de los 2 años anteriores.

El déficit de reservas en el mercado del petróleo ha llegado antes de lo previsto, dicen los analistas de Goldman Sachs, lo que -si es correcta la apreciación- supone un cambio de rumbo tras meses de continuo superavit en la oferta.

El precio del petróleo vive hoy (lunes 16/05) una nueva jornada de alzas, con el barril de Brent, el de referencia en Europa, en los US$ 48,80, mientras que el Texas se coloca en los US$ 47,14 .

Deberá recordarse que el excedente de oferta llevó a los analistas de Goldman Sachs, a finales de año pasado, a convertirse en una de las firmas más bajistas sobre el precio del crudo. En sus previsiones no descartaron incluso un desplome hasta el entorno de los US$ 20.

En enero, el barril de Brent cayó a mínimos de US$ 27,1. No obstante, desde entonces ha acelerado su remontada.

Con fecha 15/05, analistas de Goldman, Damien Courvalin y Jeffrey Currie, apuntan a que, probablemente, el mercado entre en déficit este mismo mes de mayo a causa del constante aumento de la demanda y el descenso de la producción. Una disminución de la producción de crudo imprevista e impulsada por interrupciones de suministro inesperados así como una demanda sostenida, informó Bloomberg.

“El mercado de petróleo ha pasado de prácticamente saturar los inventarios de crudo al déficit mucho más rápido de lo que habíamos previsto”, dice Goldman, y apunta a que la clave de este cambio en los fundamentales la ha determinado tanto una demanda más fuerte como una importante caída de la oferta del mercado global.

El 17/04, una gran mayoría de las potencias petrolíferas se reunió en Doha (Catar) para acordar, sin éxito, una congelación de la producción. Pese al fracaso, los numerosos imprevistos terminaron por lograr lo que la política no pudo.

Entre los efectos inesperados, Goldman Sachs cita

  • al devastador incendio forestal en Canadá, que le obligó hace unos días a paralizar parte de su producción de crudo, así como
  • los ataques a oleoductos de Nigeria o los problemas de suministro en Libia, que provocarán un déficit en la oferta en la 2da. mitad de este año.
  • USA, cuya producción cae un 8,4% respecto a los máximos alcanzados en 2015 debido a la oleada de bancarrotas en el sector como motivo de los altos costes del ‘fracking’ o ‘shale’.
  • China, que a consecuencia de su desaceleración económica no está consumiendo a los niveles esperados y se encuentra con los inventarios repletos provocando un descenso en la producción de sus proveedores.
  • Venezuela, sumida en una profunda crisis económica por la que genera 188.000 barriles diarios menos.

El fin del periodo de superávit de oferta permitirá que los precios del barril tipo West Texas, de referencia en USA, aceleren su remontada, desde los US$ 45 que estimaba en marzo a los US$ 50 el barril para la 2da. parte de 2016. Eso sí, la firma estima que este repunte de los precios provocará un nuevo cambio al inicio de 2017: favorecerá un nuevo avance de la producción, lo que traerá de nuevo el excedente a principios del próximo año.

Goldman Sachs ha recortado su pronóstico del precio del crudo en el 1er. trimestre 2017 a US$ 45 el barril desde los US$ 55 anteriores, pero ve un alza hasta los US$ 60 para fines de 2017.


Fuente: Urgente24

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?