Inicio Empresas y Negocios Los bancos ya perciben el faltante de pesos y sube la tensión...

Los bancos ya perciben el faltante de pesos y sube la tensión sobre las tasas

Emergió como otra señal de alerta que los bancos seguirán de cerca, al menos, a lo largo de marzo: en las mesas de dinero de entidades públicas y privadas empezó a notarse en los últimos días una falta de liquidez de corto plazo que ya puso presión al costo del dinero que ellos mismos se prestan entre sí; que podría agravarse y generar aún mayores tensiones hacia fin de mes y que los obligaría, si persiste, a encarecer los costos de los créditos a empresas y particulares.

La tasa de interés de líneas interbancarias (el llamado “call money”) volvió a dar un salto de cinco puntos porcentuales el último viernes, desde el 19% al 24% anual. Y aparece ahora como un nuevo indicador de que, después de la fuerte absorción de pesos que realizó el Banco Central para quitarles fuerza al dólar y a los precios, la liquidez del sistema financiero atraviesa su momento más difícil.

La sequía de efectivo se percibe ya en el bajísimo nivel de “pases” que tienen los bancos con el Central (una porción de dinero que colocan a cambio de títulos o certificados de depósitos que rinden entre un 9% y un 9,5% anual).

El stock se ubicaba normalmente el año pasado -con alguna volatilidad- por encima de los $ 10.000 millones para los bancos públicos y de los $ 5.000 millones para los privados. Pero el último dato oficial reveló que, el 7 de marzo pasado, esa cantidad de dinero se redujo a apenas $ 770 millones y $ 216 millones, respectivamente.

Las tasas altas que hoy promueve Juan Carlos Fábrega dejan a los bancos más incentivos a colocar su dinero en los títulos de deuda que licita todas las semanas, que rinde entre un 28% y un 30% anual, antes que en operaciones de pase con el organismo, o en financiamiento que, a estos costos, encontraría poca aceptación en empresas y particulares.

Entre los principales bancos que prestan al consumo registraban ya una caída del 35% en los préstamos personales y del 50% en los prendarios. “El golpe de la inflación y el encarecimiento del dinero desalientan buena parte de la demanda. Por un lado te sacan sueldo y por otro te piden más intereses”, comentaron desde un banco público.

Es el cambio de paradigma que se dio en el sistema financiero tras el desembarco de Juan Carlos Fábrega. Y que muestra a las entidades, ahora, haciendo buenos negocios sin necesidad de salir a prestar o dar nuevos servicios.

Podrán dar cuenta de esto los balances del primer trimestre del año que los bancos difundirán en abril: la ganancia que obtuvieron en enero sólo por la diferencia cambiaria de sus activos les alcanzará para no lamentarse demasiado por un fondeo que en el mismo período empezó a encarecerse fuertemente y un crédito que se mantiene estancando desde diciembre.

Se trata de un beneficio que obtuvieron después de haber incrementado su posición en moneda extranjera, llamativamente, en los últimos días de octubre; y que debieron vender por obligación, finalmente, ante una normativa que se dictó tres meses después.

En este lapso, la cantidad de dólares propios que los bancos tienen depositados en el Central creció de u$s 8.700 millones a casi u$s 11.000 millones. Fueron alrededor de u$s 2.200 millones que adquirieron a un tipo de cambio de entre $ 6 y $ 7 y que debieron vender, finalmente, a $ 8, con una ganancia que podría superar los $ 3.000 millones para todo el sistema.

Fuentes oficiales confirmaron a Ambito que la normativa que limitó a los bancos la posición en moneda extranjera había sido elaborada en el tercer trimestre de 2013 por Mercedes Marcó del Pont. Pero abortada ante el pedido del entonces secretario de Comercio Guillermo Moreno para lograr que las divisas liquidadas por las entidades fueran volcadas sobre el BAADE, un bono energético que había lanzando en el marco del blanqueo de capitales para fortalecer las reservas del Central.

Desde entonces, los ejecutivos entendieron que la medida era inminente. Y que el mejor destino para sus pesos era, entonces, la especulación.


Fuente: iProfesional

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?