Inicio Empresas y Negocios Los cupones de descuentos se suman a la fiesta de las promos

Los cupones de descuentos se suman a la fiesta de las promos

En medio del boom de promociones, ofertas y pagos en cuotas que utilizan bancos y cadenas comerciales para apuntalar las ventas, en pocos días desembarcará en el país una nueva modalidad para captar a los consumidores: los cupones de descuentos por Internet. En rigor, el sistema comenzó a funcionar hace pocos días con la llegada de Groupon, una empresa de capitales norteamericanos, pero fuentes del mercado estiman que antes de fin de año habrá al menos siete empresas que saldrán a disputarle el negocio.

Según pudo averiguar iEco, Cupónica, Oferta Simple, No te la pierdas y Cuponstar también están a punto de abrir oficinas en estos días, y a éstos luego se sumarán otros jugadores de nivel internacional. El sistema, que viene creciendo en los EE.UU., funciona así: la empresa negocia con los comercios la publicación y el marketing en Internet (sitios, redes sociales, mail, buscadores, etc …) de una oferta de productos o servicios que incluyen fuertes descuentos. Después, los usuarios interesados pueden comprar cupones para aprovechar las distintas ofertas.
En lo que resta del año, Groupon y Cupónica, por ejemplo, proyectan facturar US$1,5 millones, pero es un inicio: una vez difundido el sistema, las empresas sostienen que la cifra podría ser 10 veces mayor.

Tras expandirse a nivel internacional, Groupon llegó a la Argentina, a la que consideran una de las plazas fuertes de Latinoamérica y principal destino de los US$10 millones previstos para invertir en la región. “Sabemos bien que es muy importante llegar primeros. Tenemos la política de abrir una ciudad por semana”, dice Federico Malek, uno de los responsables argentinos de la marca. Precisamente Malek, junto con sus socios, estaban por lanzar una plataforma de cupones de descuentos en el país, pero la empresa norteamericana finalmente terminó comprando el proyecto.

Groupon ya tiene filiales en Buenos Aires, Rosario, Córdoba y, en pocos días, en Mendoza, Salta, La Plata y Mar del Plata. En cada una de estas ciudades tienen vendedores para adherir comercios al sistema. “Esto crece exponencialmente. Publicamos a un local de Sushi de Palermo, que vendió 1.100 cupones. De inmediato nos llovieron pedidos de locales de Sushi que querían estar”, cuenta Malek.
A sólo un mes de su lanzamiento, aseguran que cerraron más de 7.000 transacciones y tener 100.000 usuarios registrados que, estiman, no bajarán del millón antes de fin de año. “Pensamos facturar US$1,5 millones, pero para 2011 es imposible estimar por la forma de que venimos creciendo. Podríamos hablar de entre 10 y US$20 millones”, arriesga Malek.

La batalla de los clones

Maximiliano Guerra, que nada tiene que ver con el ballet pero sí como emprendedor, decidió meterse en esta danza de los cupones al frente de Cupónica, otro de los sistemas (en este caso de capitales argentinos) que debutará en cuestión de días en la Argentina y luego en Chile, Perú y México. Guerra admite que “Groupon es el que demostró que en este tema hay un negocio muy importante y eso llevó a que surjan imitadores, pero luego el modelo mutará, se especializará y aparecerán nuevas variantes”.

Sobre los pronósticos de facturación que se barajan, Guerra jura que “estos números son reales ya que nuestro promedio de venta (valor de cupón) está en los $50 y aspiramos a vender unas 400 ofertas diarias de acá a cuatro meses, sólo en Buenos Aires”. La facturación del 2011 también es una enigma para Cupónica, pero Guerra cree, haciendo honor a su apellido, que el año que viene “se va a librar la madre de todas las batallas”.

Todos los responsables de estos sistemas coinciden en que son indicados para pymes y comercios que vendan servicios. Malek explica las razones: “En los servicios, los costos variables se pueden licuar al asegurarse escala y prorratearla en el tiempo ya que el cupón es válido previa solicitud de turno, con lo cual la demanda se puede acomodar”. No sorprende, entonces, que el 50% de lo que publica Groupon (y el resto de los sistemas que compiten en ese mercado) sea para mujeres (belleza, estética, salud, relajación, entre otras cosas); el 30%, gastronomía; y el 20% restante, para distintas actividades recreativas. En los Estados Unidos, incluso, se llegan a ofrecer hasta tratamientos médicos.

Las pymes en la mira

“Estos modelos trabajan orientados a estos servicios porque son negocios que tienen un 70% de capacidad ociosa, con gastos fijos que no cambian demasiado, entonces les resulta fácil llenar esos espacios”, completa Guerra, y agrega: “El 80% de la economía la mueven las pymes. Los negocios locales y estos sistemas son altamente adecuados para ellas, porque además no pueden calificar para entrar en los descuentos y promociones que impulsan tanto los bancos como las tarjetas de crédito”.


Fuente: Ieco Clarín

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?