Inicio Empresas y Negocios Los millennials pasarán a un plano secundario

Los millennials pasarán a un plano secundario

La generación Z desplaza a los millennials como el nuevo gran objetivo de las marcas
Estos consumidores están marcados por el contexto que les ha tocado vivir: la crisis económica y las amenazas mundiales de terrorismo.


El comportamiento de los consumidores cambia constantemente, más en el caso de las generaciones más jóvenes. Y son precisamente los usuarios que componen este perfil de cliente los que más están llamando la atención de las marcas y las empresas en los últimos tiempos. Ello se debe a que se tratará del consumidor del futuro, por lo que estas organizaciones han de conocer no solo los hábitos de compra de los mismos, sino también sus intereses, preocupaciones y motivaciones.

En concreto, hablamos de la generación Z, el estrato de público que está configurado por el grupo demográfico nacido entre 1994 y 2010, que representa el 25,9% de la población mundial y que vienen a suceder a los millennials como perfil de usuario más deseado por parte de los vendedores. Sin embargo, el camino que se presenta a las empresas para conquistar a estos consumidores no es fácil, ya que se trata de un perfil de usuario muy marcado por el contexto histórico que le ha tocado vivir, lo que le hace diferenciarse notablemente de sus “hermanos mayores”, los millennials.

Y es que si la generación millennial está definida por su carácter hiperconectado, tendencia al uso excesivo de las nuevas tecnologías y culto a sí mismos, en el caso de la generación Z se presenta una categoría de consumidor totalmente diferente. Ello se debe, en parte, al condicionamiento que ha supuesto su fecha de nacimiento y posterior crecimiento. Así, los miembros de esta generación están marcados por la crisis económica, por un mundo amenazado por el terrorismo y han sido bombardeados con mensajes sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente.

La suma de todos estos factores hace que los integrantes de la generación Z, según un reciente estudio llevado a cabo por JWT, sean considerados como un consumidor sensible, comprometido y concienciado con el mundo en el que vive, características que condicionan su comportamiento, que busca cambiar la realidad que le ha tocado vivir.

Unos rasgos que las marcas y los anunciantes han de apuntarse, aunque la investigación de esta compañía va más allá a la hora de determinar la compleja labor que tienen las empresas en este sentido. De hecho, los integrantes de la generación Z se caracterizan por unos rasgos más importantes: su ambigüedad y contradicción.

Usuarios de múltiples canales y soportes

De hecho, de la investigación se deriva que los miembros de la generación Z están igual o más hiperconectados que los millennials. Así, este estudio encontró que el 86% de los jóvenes nacidos a partir de 1994 utilizan sus teléfonos móviles inteligentes varias veces al día a pesar de que el 79% de los encuestados reconocieron que se pierden demasiado tiempo conectados a estos dispositivos.

De igual manera, aunque la televisión sigue siendo un poderoso medio de comunicación para influir en los comportamientos de compra de estos jóvenes, el estudio revela que si bien el 69% la ven más de dos horas al día, un porcentaje mayor, el 70%, señaló que visualizaba contenido en vídeo en YouTube diariamente durante más tiempo que en la pequeña panatalla.

Unos hábitos de consumo que se trasladan al ámbito de las compras ya que según JWT si bien los miembros de la generación Z reconocen que son igual de felices comprando online en un 68% de los casos, el 67% de ellos señaló que prefiere realizar sus compras a través de tiendas físicas.

El desafío de las marcas pasa por Internet

Sin embargo, para esta compañía el desafío de las marcas con respecto a estos nuevos consumidores pasa por Internet y por ser capaces de aunar las preocupaciones de los usuarios más jóvenes con las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Así, son ya muchas las marcas que apuestan por comunicarse con los más jóvenes a través de las plataformas sociales que estos frecuentan además de las herramientas de mayor interés de estos.

Es el caso, reciente, de la campaña realizada por la empresa Taco Bell, que ya se ha animado a desarrollar una campaña a través de Periscope, la herramienta de grabación y difusión de vídeo en streaming desarrollada por Twitter. Para ello, llevó a cabo el desarrollo del lanzamiento de su nuevo producto mediante este espacio, usando una serie de noticias en las que se ofrecían a los tuiteros un regalo en el caso de que acudiesen a sus locales en una fecha concreta.

A pesar de lo reciente de la campaña esta fue un éxito y marca una nueva forma de comunicación entre las empresas y los consumidores más jóvenes. Está por ver si estas llegan a conocer en profundidad sus necesidades e intereses y son capaces de desarrollar campañas acordes con ellos.


Fuente: Puro Marketing

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?