Inicio Salud y Belleza Los mitos de la depilación definitiva

Los mitos de la depilación definitiva

Compartir
Por: Dr. Martin Prio cirujano plastico (Matrícula: 68658), Libera Estética

La Depilación láser es un tratamiento estético relativamente nuevo, que se realiza para lograr la desaparición completa y definitiva del vello en cualquier parte del cuerpo.

Aunque ofrece una solución duradera de forma indolora, eficaz y sencilla, con su surgimiento nacieron una cantidad de mitos. Para despejar dudas, creemos conveniente aclarar algunos aspectos acerca los tratamientos disponibles hoy día, su aplicación y resultados.

Desde que nació esta metodología los tratamientos fueron evolucionando, y ya han surgido posibilidades como el sistema Super Hair Renoval (SHR) o el Sistema Soprano: métodos láser de última generación que ofrece varias ventajas respecto a los anteriores. Por ejemplo, permite depilar a personas de piel muy oscura, tanto como a quienes son muy sensibles.

El SHR actúa solo si el pelo y el folículo están pigmentados de melanina, ya que estos captan la energía del láser por afinidad con la melanina y la conducen hasta la raíz del vello – foliculo piloso-. Así, esta queda anulada por acción del calor, pero la piel no resulta afectada.

Este nuevo tratamiento láser, al ser menos agresivo, permite trabajar en todo tipo de pieles, a cualquier edad y en cualquier época del año (incluso cuando la piel está bronceada).

Otro de los mitos respecto a la depilación definitiva está relacionado con los vellos rubios, ya que con los tratamientos de antaño éstos eran mucho más difíciles de erradicar. Cabe señalar que al tener baja concentración de melanina el tratamiento tarda un poco más, pero con las opciones modernas el resultado es igualmente efectivo. Sin embargo, esto no es así con los vellos blancos, ya que al carecer totalmente de melanina no es posible eliminarlos con este sistema.

Respecto al posible dolor al realizar el tratamiento, la molestia es mínima, si bien puede ser un poco mayor en aquellas zonas que tienen mayor cantidad de terminaciones nerviosas. Es decir que las áreas del cuerpo que son naturalmente más sensibles, están expuestas a sentir una mayor molestia al ser depiladas definitivamente.

Como contraindicaciones, ya hemos hablado del embarazo y la piel tostada, pero hay que señalar que quienes utilizan determinados antibióticos para el acné no deben realizar el tratamiento, ya que corren el riesgo de que la piel les quede manchada.
Finalmente, respecto a la duración del tratamiento, podemos mencionar que depende del ciclo de crecimiento del vello, porque actúa cuando éste se encuentra en crecimiento.

Recomendamos realizarlo una vez cada mes y medio hasta eliminar al menos el 80 por ciento del vello. Luego de esto, alcanza con concurrir al centro estético una vez por año, para llevar a cabo un mantenimiento.

La depilación láser se puede comenzar en cualquier época del año. Si bien la mayor demanda tiene lugar en el verano, con vistas a las vacaciones, es conveniente comenzar varios meses antes para tener tiempo de realizar varias sesiones, y lograr un resultado óptimo.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?