Inicio Novedades Los problemas más frecuentes de la visión

Los problemas más frecuentes de la visión

Casi todas las personas sufren de un problema visual en algún momento de su vida. Puede que aparezca sensación de ojos cansados, secos, enrojecidos o irritados.

Hay determinados síntomas que advierten la necesidad de una consulta inmediata a un profesional de la salud visual.

Algunos de ellos pueden ser:

* Visión borrosa
* Visión nocturna deficiente
* “Moscas flotantes” visuales
* Problemas de lectura
* Estrés visual, fatiga ocular
* Dificultad para enfocar objetos a larga distancia
* Dificultad para enfocar objetos a corta distancia
* Deficiencias en la agudeza visual (visión aguda, clara), incluso a plena luz del día
* Aumento en la frecuencia o intensidad de dolores de cabeza

Estos indicadores refuerzan la necesidad de someterse a exámenes visuales regulares, siendo la mejor garantía contra el desarrollo de problemas en los ojos y facilitando la comprensión de enfermedades de la vista que puedan surgir con el paso del tiempo.
Los problemas de la vista más frecuentes son:

Irritación leve de los ojos
Puede ser causada por varios factores: pudiera incluir arena, suciedad u otro cuerpo extraño en la superficie de los ojos.
Lávese las manos y luego enjuáguese los ojos con agua tibia durante 15 minutos como máximo. Si el objeto continúa dentro del ojo, busque de inmediato ayuda médica profesional.

Conjuntivitis
La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, que es la membrana transparente que recubre la parte blanca del ojo y la parte interna de los párpados. Es un trastorno bastante frecuente que por lo general no presenta ningún peligro a largo plazo en la visión. Consulte a su médico porque seguramente necesitará gotas oftálmicas antibióticas o algún ungüento de venta con receta para realizar el tratamiento específico.

Síndrome de ojo seco
El ardor, la picazón y la irritación de los ojos, lo que a veces se conoce como “síndrome de ojo seco”, es uno de los problemas más frecuentes tratados por los especialistas de la visión. A menudo es ocasionado por la calidad de las lágrimas que lubrican los ojos. A medida que envejecemos, nuestro organismo produce menos aceite para sellar la capa acuosa de los ojos. La resequedad puede verse afectada por los climas cálidos y áridos, el uso de aire acondicionado, determinados medicamentos y sustancias irritantes como el humo del cigarrillo. El oftalmólogo puede recetar “lágrimas artificiales” u otras gotas oftálmicas para aliviar el problema.

Pequeñas manchas y puntos
A las pequeñas manchitas que se mueven dentro del campo visual se la llama mancha, nube o “mosca volante” y son una pequeña masa de gelatina o de células en la materia vítrea (que es el fluido transparente de aspecto gelatinoso que se encuentra en el interior del ojo). Las causas principales de estas manchas son el envejecimiento, la lesión ocular y el encogimiento de la materia vítrea. Si nota un aumento repentino en la cantidad de manchas, consulte a su profesional de la salud visual.

Cataratas
Cuando escuchamos la palabra “cataratas” solemos pensar en una película sobre los ojos, que provoca visión doble o borrosa. Pero las cataratas no se forman sobre los ojos, sino en su interior.
Nublan el cristalino del ojo y de esta manera dificultan la visión. En un ojo normal, el cristalino es casi transparente y puede cambiar de forma para enfocarse en objetos a diferentes distancias. Cuando el cristalino pierde su flexibilidad y se vuelve “opaco”, estamos en presencia de cataratas.
La formación de cataratas está relacionada con la prolongada exposición a luz ultravioleta (UV). Muchas personas mayores desarrollan cataratas pero pueden recibir tratamiento con una intervención quirúrgica segura y sencilla realizada por un especialista de la visión.
Las personas que tienen cataratas dicen que ven como a través del agua. De hecho, la palabra “catarata” tiene esa connotación.

Proteger y cuidar la visión es una tarea cotidiana que garantiza la calidad de vida hoy y en el futuro. Transitions® Optical, reafirma su compromiso con la salud visual de la población, creando conciencia de la necesidad de proteger los ojos y de realizar exámenes oculares regulares.