Inicio Logística Lufthansa será la primera aerolínea en utilizar combustibles biológicos

Lufthansa será la primera aerolínea en utilizar combustibles biológicos

Compartir

A partir del mes de abril de 2011, Lufthansa operará, durante seis meses, los vuelos regulares en la ruta entre Hamburgo y Fráncfort con un Airbus A321. Previa aprobación, se utilizará en una turbina, una mezcla de combustible con 50 % de kerosén bio-sintético. El objetivo de esto es un experimento prolongado que permita analizar los efectos de los combustibles biológicos sobre el mantenimiento y el tiempo de vida útil de las turbinas.

Durante los seis meses de prueba, se evitará la emisión de 1.500 toneladas de CO2. Esto fue anunciado por Wolfgang Mayrhuber, presidente del Directorio de Deutsche Lufthansa AG, en Berlín. “De este modo, Lufthansa será la primera aerolínea del mundo en utilizar combustible biológico en sus operaciones de vuelo, dentro del marco de un experimento prolongado. Esto es la consecuencia de una probada estrategia de sustentabilidad, planificada y puesta en práctica con éxito por Lufthansa desde hace años“, dijo Mayrhuber.

El proyecto presentado por Lufthansa llamado “burnFAIR”, respecto a la prueba de combustibles biológicos, es un buen ejemplo de un principio integral de investigación para lograr las metas de protección climática. Este proyecto es parte del plan global “FAIR“ (Future Aircraft Research), dentro del cual, además de la compatibilidad de combustibles biológicos, también se analizan otros temas, por ejemplo nuevos conceptos de propulsión y aviones, y otros combustibles como el gas líquido (LNG). El plan global FAIR es apoyado por el Gobierno Federal de Alemania a través de LUFO, con un total de 5 millones de euros; de éstos, 2,5 millones de euros están destinados al proyecto “burnFAIR” desarrollado por Lufthansa.

Actualmente, Lufthansa está preparando intensamente esta práctica. Además del proyecto de investigación en sí mismo, durante los preparativos también resultó un desafío conseguir la suficiente cantidad de combustible biológico y la compleja logística que ello implicaba. Así, el avión será reabastecido con combustible exclusivamente en Hamburgo. Además, para esta prueba se deben modificar numerosos procesos internos, debido a que Lufthansa, por lo general, no utiliza siempre un mismo avión en una misma ruta, sino que los aviones operan siguiendo una cadena, con numerosos destinos.

El costo total para Lufthansa de la ejecución de este proyecto se estima en alrededor de 6,6 millones de euros. “Sabemos que debemos enfrentar el tema de los combustibles biológicos en forma cuidadosa. Vemos la posibilidad que ofrece este tipo de combustibles, y tomamos en serio las discusiones acerca de las materias primas empleadas. Pero en primera instancia, queremos adquirir experiencia en el manejo de los combustibles biológicos durante la práctica diaria. Estamos haciendo el trabajo de pioneros. Hasta ahora, nunca una aerolínea ha operado un avión con combustible biológico durante un período prolongado“, dijo Mayrhuber,

La utlización de kerosén bio-sintético es uno de los elementos de la estrategia de cuatro pilares para la reducción de las emisiones totales en el tráfico aéreo. Sólo con una combinación de las medidas más diversas, tales como la permanente renovación de las flotas, medidas operacionales como el lavado de las turbinas o la utilización de materiales más ligeros, y una infraestructura mejorada, se podrán a futuro alcanzar las metas ambicionadas de protección del medio ambiente. En relación a estos temas también hay proyectos de auspicio dentro del marco del Programa de Investigación de la Navegación Aérea. Sobre la base de nuevas tecnologías, Lufthansa logró incrementar su eficiencia en cuanto al consumo de combustible en más de 30 % desde el año 1991. Hoy, el consumo promedio por pasajero por cada 100 km asciende a 4,3 litros de kerosén.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?