Inicio Logística Management Logístico: Pensando “Lean”

Management Logístico: Pensando “Lean”

El experto estadounidense desarrolló los conceptos principales de Lean Six Sigma ante cerca de los 400 empresarios y ejecutivos que participaron de uno de los eventos más importantes de Sudamérica.

Analizar los desafíos en Almacenamiento y Transporte. Con esa premisa comenzó el Seminario Internacional de Management Logístico, que contó con la presencia del Associate Professor of Supply Chain Management del Gatton College of Business and Economics de la Universidad de Kentucky, Thomas Goldsby, y del Profesor a tiempo completo de la Universidad de San Andrés en Buenos Aires, Argentina, y miembro del equipo de investigación The Global Supply Chain Forum, del Fisher College of Business, en The Ohio State University, Sebastián García-Dastugue. Organizado por Énfasis Logística, la jornada reunió a casi 400 asistentes, en su mayoría, empresarios y altos ejecutivos del sector logístico (tanto dadores de carga como operadores).

Durante el encuentro, Goldsby analizó algunas nociones básicas de Lean Six Sigma y enumeró diversos consejos a tener en cuenta al momento de planificar la implementación de este modelo. De acuerdo con el catedrático, Lean Six Sigma se relaciona con la metodología y la aplicación de herramientas básicas en la reducción de costos y la mejora continua de los procesos operativos.

“Este es un viaje. Lo que estamos buscando el algo inalcanzable: la perfección”, sostuvo el orador, con lo que explicó uno de los puntos salientes de este paradigma: si bien lo se busca es alcanzar un desarrollo óptimo de la empresa mientras se reducen costos y se aplican diversas alternativas de mejora continua, el objetivo último no se centra en un 100 por ciento de efectividad, sino en la mejora gradual y sostenida de los procesos involucrados.

¿Qué se necesita para implementar Lean Six Sigma?
De acuerdo con Goldsby, es fundamental contar con “un intenso deseo y motivación, la necesidad económica que sostiene la motivación, un mapa con las direcciones correctas, herramientas, provisiones y capacidad para utilizarlas”. “A ello se suma el trabajo en equipo y, quizás, un poco de suerte: estar en el lugar indicado, en el momento indicado”, agregó.

“Lean Six Sigma tiene que ver con hacer bien las cosas correctas. ¿Cuáles son estas cosas? ¿Qué necesita el cliente y cuanto esta dispuesto a pagar”, explicó el profesor, al tiempo que remarcó dos conceptos fundacionales de este modelo: estabilidad y estandarización. De todas maneras, estas no son las únicas ventajas que necesita una empresa. “Debemos tener procesos estables y fáciles de predecir. Para ello, la capacidad es la clave”, adujo.

En la tarde, y luego de un juego realizado con algunos participantes –en los cuales se simulaba el abastecimiento durante 6 semanas en una cadena de valor- el Profesor a tiempo completo de la Universidad de San Andrés en Buenos Aires, Argentina, y miembro del equipo de investigación The Global Supply Chain Forum, del Fisher College of Business, en The Ohio State University, Sebastián García-Dastugue, puntualizó algunas de las conclusiones del encuentro.

“Debemos ser capaces de precisar las condiciones de ciertos procesos al momento de tomar una decisión en la implementación de Lean Six Sigma”, preciso García-Dastugue.

“Debemos ser proactivos. Es bueno ser proactivo!”, exclamó. “Lo que tenemos que saber es que hacer, reaccionar antes”, concluyó.