Inicio Novedades Más de 3.500.000 bonaerenses sufren de hipertensión y la mitad no lo...

Más de 3.500.000 bonaerenses sufren de hipertensión y la mitad no lo sabe

El ministerio de Salud puso en marcha un Programa contra la Hipertensión. Incluye un acuerdo con los sindicatos de panaderos para reducir la sal del pan y de gastronómicos para eliminar saleros de restaurantes. Además se producirán medicamentos gratuitos.

Se estima que unos 3.700.000 residentes de la provincia de Buenos Aires padecen de hipertensión, primera causa de accidentes cerebrovasculares y uno de los principales factores de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares, las que constituyen la primera causa de muerte a nivel mundial.

Frente a este diagnóstico de situación, el ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires puso en marcha esta tarde, en el Salón Dorado de la Gobernación, el Programa Provincial de Hipertensión Arterial para prevenir y asistir a los afectados por esta condición de riesgo.

En el lanzamiento, el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, firmó dos convenios: uno con la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA), para reducir en un 40 por ciento el nivel de sodio en el pan que se comercializa en la Provincia, y otro con la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) para eliminar los saleros de las mesas de los restaurantes.

“El consumo excesivo de sal en la población es una de las razones de la hipertensión”, explicó Collia y agregó que, “en promedio, cada argentino consume 13 gramos de sal por día cuando según la OMS se deberían consumir menos de 5. Si en la Provincia pudiéramos bajar 3 gramos el consumo diario evitaríamos unas 2 mil muertes al año, sobre todo, por accidentes cerebrovasculares”.

“Para bajar el consumo se recomendará a los panaderos reducir a 750 gramos la sal por cada bolsa de 50 kilos de harina, es decir 100 gramos menos de lo que se agregaba normalmente”, explicó Rubén Salvio titular de la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA).

Por otra parte, para evitar el agregado de sal excesiva, se acordó con la UTHGRA eliminar los saleros de las mesas de restaurantes, a fin de que sólo se adicione sal a las comidas cuando el cliente lo solicite, siempre después de haber probado el plato.

El ministro enfatizó que a la reducción del consumo de sal para morigerar el impacto de esta enfermedad, es necesario sumar otros hábitos saludables, como la cesación tabáquica, el aumento de frutas y verduras en la dieta y la práctica de actividades físicas regulares.

CONSULTORIO ON LINE Y MEDICAMENTOS

El nuevo Programa de Hipertensión prevé la puesta en marcha de un Consultorio On Line, al que se accederá mediante la página web del ministerio de Salud provincial (www.ms.gba.gov.ar) y la producción pública de medicamentos antihipertensivos.

En concreto, el laboratorio de Salud Pública “Tomás Perón”, dependiente de la cartera sanitaria provincial, ya comenzó a producir enalapril, atenolol e hidroclorotiazida, medicamentos esenciales en el tratamiento de la hipertensión arterial.

Estas drogas serán distribuidas en los establecimientos sanitarios municipales y provinciales para 1.400.000 hipertensos que se asisten en el sector público de la salud.

“Otra de las acciones del nuevo programa consiste en diagnosticar a los que no saben que tienen hipertensión arterial, porque se estima que en esta condición se encuentran la mitad de los pacientes”, explicó Ricardo López Santi, director de Patologías Prevalentes del ministerio de Salud, quien explicó que esta proporción es tan relevante porque, en buena parte de los casos, esta enfermedad no ofrece síntomas hasta que las manifestaciones resultan graves.

Los especialistas explicaron que la hipertensión arterial no es una enfermedad con una única causa y una línea de tratamiento simple y único. Por el contrario, es una condición de riesgo muchas veces silenciosa, que no da síntomas antes de causar un importante daño.

En Argentina, según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo afecta a más del 30 por ciento de la población adulta. Además de ser la primera causa de ACV es capaz de dañar el aparato cardiovascular incrementando el riesgo de infartos y de aterosclerosis, como así también de minar la función vital de los riñones.

A su vez, sus causas son múltiples y están íntimamente relacionadas con la salud cardiovascular y renal, el estilo de vida y la predisposición genética.

Del lanzamiento del Programa Provincial de Hipertensión Arterial participaron Rodolfo La Greca por la Fundación Cardiológica Argentina; José Esteban Costa Gil por la Fundación Bioquímica Argentina; Irene Ennis por la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial; Felipe Inserra por la Fundación Argentina de Nefrología y Jorge Collia por el Consejo de Salud Provincial (Cosapro).

También fueron de la partida Rubén Salvio por la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA); Argentino Geneiro por la Unión de trabajadores del turismo, hoteleros y gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), Juan Carlos Ortega, por la Asociación Argentina de Atención Primaria de la Salud, además de los representantes de la ONG Red Solidaria quienes colaborarán en las acciones de prevención comunitaria.

RECOMENDACIONES BÁSICAS CONTRA LA HIPERTENSIÓN

– No fumar

– Comer sin sal o con sales que contengan bajo contenido de sodio

– Mantener el peso adecuado

– Realizar actividad física (al menos 30 minutos por día)

– Tener especial cuidado en la medicación que se consume, ya que corticoides o anti-inflamatorios pueden incrementar la presión arterial

– No abandonar los tratamientos indicados sin consulta previa al médico