Inicio Empresas y Negocios Móviles, millennials y calidad de contenidos marcarán el futuro de las tendencias...

Móviles, millennials y calidad de contenidos marcarán el futuro de las tendencias del marketing

Por: Teresa Álvarez Martín-Nieto

Los próximos años se definirán tanto por la importancia de los dispositivos móviles como por el rol activo de los consumidores, entre otros


Las empresas utilizan estrategias de marketing para poder llegar con eficacia a los consumidores, una actitud que explica su preocupación en torno al futuro de esta disciplina y su interés por conocer cuáles serán las tendencias más importantes que marcarán sus presupuestos e inversiones. Así, preguntarse en torno a cuál será la próxima gran campaña publicitaria, de la mano de quién vendrá esta o cuáles serán las apuestas del comercio minorista quedan totalmente justificadas ante el panorama que define a las empresas hoy en día. Un futuro prácticamente inmediato y tendencias en marketing que Forbes, de la mano de Daniel Newman, se aventuran a predecir a través de diez destacadas claves.

Importancia de los dispositivos móviles

Ya sean teléfonos móviles inteligentes o tabletas, el marketing del futuro pasa por los dispositivos móviles. Un interés que se justifica en la atención que a ellos prestan los usuarios, pues estos cada vez utilizan más estos aparatos, en pos de otros objetos tecnológicos más tradicionales, como los portátiles o los ordenadores personales, y que este experto recomienda que se base en el fomento de las relaciones personalizadas con los clientes, de modo que puedan aprovechar el poder de esta clase de aparatos.

La transparencia como indicador de la relación con el cliente

En la actualidad los clientes buscan un mayor compromiso por parte de las marcas, actitud que va a continuar durante los próximos ejercicios, con clientes cada vez más exigentes con las empresas y los anunciantes, especialmente en lo relativo en la transparencia. En este sentido, los consumidores buscarán marcas genuinas, que infundan valor real a sus productos y servicios, por lo que estas serán recompensadas.

Continuidad del interés por los buenos contenidos

El marketing de contenidos continuará llevando la batuta en lo que respecta a las tácticas que marquen la agenda de las empresas, desarrollando nuevas formas y llevando al ostracismo a otras formas de marketing más tradicionales. Asimismo, los contenidos se definirán a partir de la velocidad con la que una marca pueda crear contenido, un ritmo que marcará su carrera hacia el éxito.

Contenidos generados por los usuarios

En paralelo, se producirá un auge en lo que respecta al poder de los contenidos generados por los usuarios, lo que supondrá que las marcas cedan el control de la comercialización de sus propios productos y servicios a los clientes. Lo harán a partir de sus comentarios en línea, en blogs y el uso de las redes sociales, lo que generará que las marcas tengan la necesidad de crear un impacto positivo en las mentes de los consumidores. Un contenido de creación paralela que se convertirá en una tendencia popular.

Las redes sociales continuarán su expansión y mantendrán su importancia

El universo social supondrá una parte representativa de la inversión en marketing general. Ello se debe a que el impacto de estas plataformas sobre los usuarios continuará en ascenso, lo que producirá un éxodo de marcas hacia estos entornos, aumentando sus esfuerzos de marketing en las redes sociales como nunca antes lo habían hecho.

Las marcas tendrán su propio público

Las marcas cultivarán su propia comunidad de usuarios, por lo que tendrán conversaciones directas con los clientes, generando defensores y partidarios de ellas. Una comunidad de clientes potenciales que dictará el futuro del marketing y del branding, pues las respuestas y los sentimientos de los clientes hacia las marcas dictarán sus posteriores campañas de marketing y publicidad.

El poder de los millennials

Las marcas cambiarán su postura con respecto a los consumidores millennials, entendiendo que estos usuarios no son un segmento de mercado compuesto por consumidores jóvenes sino un conjunto de potenciales clientes que han dado paso a una generación muy importante para ellas, por lo que sus estrategias e intereses pasarán por cooptarlos de la manera más sutil y perenne posible.

Empresas de productos, no de servicios

Las buenas marcas, subraya Forbes, se comportarán como empresas de productos, no como empresas de servicios. Ello se debe a que mientras estas últimas tienen como objetivo crear clientes felices, las empresas de productos buscan la innovación. En este sentido, las marcas del futuro pasan por mantener la satisfacción y la retención de los clientes, pero no solo eso. De este modo, las empresas innovarán de manera eficiente para crear valor para sus clientes y con ello, generar una relación con ellos duradera y que se extienda en el largo plazo.

Apuesta por la personalización

El Big Data será una tendencia importante en los próximos años dentro del marketing. Sin embargo, los datos a los que accedan las empresas pasan por la personalización si estas quieren que lo que obtienen sea efectivo. Así, se recompensará a aquellos vendedores que se centren en la construcción de relaciones, mientras que las marcas que funcionen como intrusas en los datos de los usuarios serán excluidas por estos.

Interés por las métricas precisas

El futuro del marketing online pasará por decir adiós a las métricas que lo único que hacen es medir el falso éxito de las marcas, como los Me gusta, acciones o retuits obtenidos por estas. Por el contrario, surgirán nuevas herramientas analíticas, que ayuden a los comerciantes a medir el éxito de sus campañas en términos cuantitativos y cualitativos, mejorando sus índices de ROI y alcanzando los objetivos que estas se proponen.


Fuente: Puro Marketing

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?